Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Emparejados

Imanol y Tatono Arregui: un legado forjado con sangre verde

Los hermanos Arregui comparten una vida en el equipo de Irutzun, el Xota

Imanol Arregui es el entrenador de Osasuna Magna Xota. Tatono ocupa el cargo de presidente.
Imanol Arregui es el entrenador de Osasuna Magna Xota. Tatono ocupa el cargo de presidente.
  • Lucía Valero
Actualizada 08/03/2021 a las 06:00

Ellos son el alma del Osasuna Magna Xota. Imanol Arregui Sarasa y José Antonio (Tatono) Arregui Sarasa llevan en las venas al equipo de fútbol sala de su tierra. Ambos hermanos tienen diferentes funciones dentro del club pero los dos se complementan temporada tras temporada desde hace más de 20 años. Imanol tomó las riendas del conjunto de Irurtzun en 2001 y desde entonces no ha dejado ni un cursode entrenar. Entre ese tiempo, el club navarro ha tenido muchos puntos de inflexión como el título de subcampeón de liga en la temporada 2009/10. Tatono fue uno de los principales fundadores del Xota en 1978. Ha pasado como jugador, entrenador y desde hace 31 años como presidente.

Llevan más de 20 años compartiendo el fútbol sala en el Xota. ¿Cómo lo gestionan?
Tatono Arregui: Como estamos en diferentes funciones es muy fácil. Convivir con Imanol en el Xota no es complicado, él ha jugado y ha hecho de todo en el club y para nosotros es como nuestra prolongación en bueno. Él genera unanimidad entre nuestros sponsors, los aficionados y la junta directiva. Una vez sabemos lo que vamos a tener le decimos: ‘Imanol esto es lo que hay’. Lo mejor de este club ha pasado con él al frente y estamos muy orgullosos.
Imanol Arregui: Al final Tatono representa todo lo que es el club. Es el único imprescindible, los demás somos prescindibles. Él es el escudo y llevar el tema deportivo así es muy fácil. Procuro ir por debajo y amoldarnos a lo que tenemos. La junta directiva y la afición son muy inteligentes y saben cada año en qué terreno nos movemos. Nos dejan trabajar y es gente de deporte, que entiende.

Con estos roles, ¿ha cambiado su relación como hermanos?
Imanol: Creo que no, al final desde que era pequeño a él le ha tocado hacer de papá de todos. La relación siempre ha sido buena, no ha cambiado.
Tatono: Es mi hermano pequeño y por encima de hermano tenemos una relación de amistad. A mí me puede decir lo que sea porque lo voy a coger bien y al revés lo mismo.

¿Cómo es Tatono en el rol de presidente?
Imanol: Es mucho más que un presidente, es el que maneja el club. La mayoría de sponsors están aquí por él, más por lo personal que por lo profesional. Cuando le conocen les engancha y es una persona capaz de vender polvorones en el desierto. Tiene su orden desordenado, pero al final termina consiguiendo lo que busca. A veces peca de querer hacer todo, pero hay muchas cosas que solo las puede hacer él.

¿Cómo es Imanol en el rol de entrenador?
Tatono: Yo tengo el título de técnico nacional y una vez fui a un curso suyo, me di cuenta que me lo habían dado en la tómbola. Eso me tranquilizó mucho. Él es trabajador y exigente. A veces demasiado, es un enfermo y tiene que frenar un poco porque se entrega en cuerpo y alma. Es un profesional como la copa de un pino. Estamos muy orgullosos de que siga con nosotros. Esta falta de objetividad se debe a lo que hemos visto todos estos años con su profesionalidad, entrega y dedicación. No necesitamos que le den un premio para saber lo que tenemos.

¿Cómo entró el fútbol sala en sus vidas?
Tatono: Imanol nos veía de pequeño cuando éramos la cuadrilla original. Nos animaba mucho. Su comienzo fue algo muy natural, él empezó con el fútbol pero a los 15 comenzó en el Xota. No nos imaginábamos que todo iba a derivar en esto. Es una de las cosas bonitas, en este entramado ha participado gente que, gracias a todos ellos, ha sido posible.
Imanol: Siempre he jugado a fútbol sala, pero llegaba una edad en la que no había campeonatos y tenía que ir al fútbol. Fiché por Osasuna y estuve un par de años. A partir de los 16 estuve en el Xota pasando todos los periplos hasta el ascenso. Fue el culmen de todo. Ahora somos uno de los tres o cuatro equipos más longevos de Primera División, es un orgullo para un pueblo tan pequeño como el nuestro. Siempre es bonito intentar mantener que haya alguien de Irurtzun en el primer equipo, es un poco lo que da sentido esto.

¿Cómo era esa generación que lanzó al Xota?
Tatono: A los 15 años empezamos la cuadrilla originaria, nos quitaron el campo fútbol y empezamos a jugar a futbito. Luego fue todo rodado, aquello que se originó hace 43 años y ha derivado en todo esto. Ahora quedamos unos pocos.
Imanol: Pasaron muchas cuadrillas pero no ascendieron hasta que llegó la mía (ríe). Mi cuadrilla era la generación buena. Jota, Visu, Gabi, Javi, Pedro, Miguel...
Tatono: Era una buena hornada, me acuerdo una vez que jugué con ellos cuando eran pequeños.
Imanol: En el primer campeonato de Irurtzun, que en aquel entonces era impresionante, lo ganamos con 13-15 años. Cuando ascendimos en 1998, de ese equipo estábamos tres.

¿En casa también hablan de fútbol sala?
Imanol: Cuando nos juntamos con la familia se ha dado el caso en muchas navidades que había un papel fuera que ponía ‘prohibido hablar de fútbol sala’. Pero al final siempre en algún momento terminamos hablando de eso.
Tatono: Hago el esfuerzo pero con el que más estoy es con Imanol. Todos llevamos tensión pero soy más de escuchar al profesional, tiene que ser él, a no ser que haya pasado algo y tengamos que tomar decisiones. Prefiero quedar con él y hablar de otros temas. Aunque ya le leo entre líneas (se miran). Él sabe que tiene todo nuestro respeto profesional, nunca nos metemos en historias que no nos compete. Cuando tienes un líder tienes que confiar en él. Imanol es nuestro líder.

¿Cómo es tener las riendas de un club durante tantos años y en Primera División?
Tatono: Muy duro porque siempre estás intentando cuadrar todo. Te gustaría tener más recursos para tu entrenador. Sin olvidar nunca nuestras raíces con la labor de base para ir sacando chavales de aquí. Estas modalidades son muy complejas y el futuro va a venir con estructuras más fuertes, la irrupción de equipos en futsal está haciendo eso. Ahora somos capaces de conseguir el objetivo de la permanencia y con siete jugadores que debutan en la Primera División.
Imanol: Ha sido un proceso. Hemos vivido tiempos mejores pero cuando los ha habido, lo eran para todos. Este año es verdad que esprobablemente el más difícil desde el ascenso. Solo uno de los que ha venido había jugado en primera división, que es César.

¿Se siguen transmitiendo los mismos valores que al inicio?
Tatono: El objetivo principal es que todos los jugadores que pasen por aquí se queden, pero no podemos competir económicamente con otros proyectos. Somos un club querido por viejos, trayectoria… estructurado de tal manera que pase lo que pase deportivamente seguiremos perseverando en el empeño. Uno crece más en el error y les va ayudar a ser mejores en el futuro. Luego llegan los de la base aunque tenemos ratio de mejora ahí.

¿Qué les ha dado el fútbol sala?
Tatono: La posibilidad de conocer a gente extraordinaria. Este sueño es gracias a todas esas personas. El Xota me ha ayudado a ser más tolerante, a aprender y a relativizar aun siendo exigente. Nosotros siempre hacemos lo que podemos y el resultado ha sido satisfactorio. De la miseria a la grandeza hay un paso.
Imanol : A mí me condiciona mucho, hasta en mi estado de ánimo. He cambiado con los años pero no mucho. Cuando jugaba si perdíamos estaba insoportable hasta el miércoles y ahora es hasta el lunes. No me gusta perder a nada. Me pongo objetivos que creo que siempre pueden conseguir el equipo. Llega el verano pero sigo con esto igualmente. No sabría vivir sin esto y no es por entrenar en primera. Probablemente me guste más entrenar a gente joven que a los profesionales. Coger un chaval con 13 años y que termine en Primera División jugando es genial. Cuando sale algo fuera de lo normal aquí, desde muy jovencitos me los llevo a entrenar. El fútbol sala es una parte muy importante.

¿Cómo está el equipo en esta temporada?
Imanol: Para nosotros es complicado, a pesar de eso creo que el equipo ha merecido más puntos de los que tiene. Pero en la elite los merecimientos no sirven de nada. Sin haber ganado más partidos de los que hemos perdido. De siete empates, cinco hemos merecido ganar. Son muchos puntos que se nos han escapado, quizás por inexperiencia y porque se dan muchas situaciones que no habíamos vivido años atrás. Estoy convencido de que lo vamos a sacar adelante porque los chavales están trabajando muy bien. Cualquier situación los entrenamientos no han bajado en ningún momento pero han trabajado para tener más. Esperemos que hayamos conseguido al final de temporada el objetivo.

¿Cómo han notado el cambio con las salidas que hubo al inicio de temporada?
Imanol: Estamos en un margen en el que han tenido que venir chavalitos a jugar 20 minutos. Terminas exigiendo a gente que no está preparada para asumir ciertos roles aunque a la vez es bueno porque es responsabilidad. Aun así, todo trabajo tiene su proceso y hay que darles tiempo.

¿Queda Tatono e Imanol para rato?
Tatono: Yo lo tengo claro, soy del Xota desde los 15 años y ojalá siga mucho más tiempo. En cualquier faceta estaré en el Xota. Esto me ha hecho como soy, me ha permitido conocer a gente excepcional y aquí seguiré hasta el final de mis días.
Imanol: Mi equipo siempre va a ser este. Soy como soy gracias a este club. Lo demás nunca se sabe, llevo muchas temporadas. Las cosas han ido muy bien, excesivamente en algunos casos. Pero me gusta firmar por un año o dos como mucho porque nunca voy a ser un problema para el club. Nunca se sabe, más a gusto que aquí no voy a estar en ningún lado. Al final son muchos años, también te pica el gusano de entrenar dos o tres años fuera. Aunque sé que terminaré aquí siempre. Es mi casa.

 

¿Quién es?

Más cabezón. Imanol: Él. Tatono: Igual sí.
Más paciente. I: Él también.
Mejor cocinero. I: Yo, sin duda. T: Por goleada.
Más hablador. I: Él.
Más bromista. T: Imanol. I: Yo.
Más tímido. I: Yo, también.
Más soñador. I: Creo que él también es más soñador.
Más perezoso. T: Yo.
Más picón. T:Él.
Más alegre. T: Somos los dos personas alegres. I: Sí, los dos.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE