Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

San Fermín Marathon

¿De qué vale el dorsal?

Correr sin dorsal o hacerlo con uno fotocopiado o de otro, además de ser un falta de respeto hacia el resto de corredores, conlleva un grave riesgo en caso de lesión o accidente

Ampliar ¿De qué vale el dorsal?
¿De qué vale el dorsal?
  • J.J.I.
Publicado el 07/06/2019 a las 17:34
Con un sistema de identificación de fotos -como el Pic2Go que utiliza el EDP San Fermín Marathon-, la cantidad de fotógrafos profesionales y aficionados que suelen darse cita en las carreras y la proliferación e importancia de las redes sociales en la vida cotidiana, cada vez es mayor el número de tramposos que sale a la luz después de las grandes citas populares. Son muchos los casos en los que estos deportistas deciden correr sin dorsal, hacerlo con uno faslficado, fotocopiado o gestionado a nombre de otra persona.
Algo que resulta difícil de controlar en algunas pruebas masivas pero que ha llevado a situaciones como la de citas en las que la ganadora femenina -títular del dorsal- acababa siendo desposeída porque el que había corrido en su nombre era un hombre o a que -en uno de los últimos y más mediáticos casos conocidos- un maratoniano perdiese en Sevilla la oportunidad de viajar y correr gratis los 42 kilómetros de Nueva York porque, al revisar sus fotos en las redes, se comprobó que había compartido dorsal -fotocopiándolo o escaneándolo- con otros compañeros.
CORRER CON O SIN SEGURO
Pero más allá de perder un premio, no salir en las clasificaciones oficiales, el escarnio público de otros corredores ante esa trampa o de cualquier otro tipo de valoración ética, correr supone una falta de respeto en primer lugar hacia sus propios compañeros de carrera y que sí han pagado el dorsal y, con él, el avituallamiento, el corte de tráfico, los servicios de fisioterapeutas, las medallas, las bolsas del corredor, el operativo sanitario y de seguridad o el montaje de luz y sonido que conlleva un evento así.
Pero, sobre todo, correr de esa forma conlleva ponerse en riesgo. Un riesgo en salud y económico ya que, en caso de sufrir cualquier percance o de provocarlo -en 2016 un sin dorsal fue condenado a pagar 14.100 euros por las lesiones que produjo al golpear a una voluntaria de una carrera-, los seguros contratados por la organización de accidentes y responsabilidad civil (obligatorios para todo este tipo de eventos deportivos) no le cubrirá. De esta forma, será el propio corredor el que asuma el coste de cualquier asistencia médica que necesite durante el desarrollo de la misma o las consecuencias que puede tener esa situación (bajas laborales, etc). Y lo cierto es que nadie, por muy experimentado o preparado que llegue a una prueba, está libre de sufrir una lesión o una caída.
Por ello, y también por los perjuicios que puede suponer para la organización -ha habido casos de pruebas que se quedaron sin agua en los avituallamientos tras quedar desajustadas sus previsiones de líquido por el alto número de corredores sin dorsal que tomaron la salida-, algunas grandes citas están tomando ya medidas.
Así, el maratón de Valencia ya anunció en su última edición que iba a tomar medidas legales con todos corredores que detectase incurriendo en esa práctica y, en esa misma ciudad, su media maratón ha vetado durante varios años a varias decenas de corredores por ese mismo motivo.
El dorsal no deja de ser un trozo de papel por el que se paga -un precio más o menos caro, eso es siempre debatible, según sean las contraprestaciones- pero, en realidad, significa mucho más. Es como la entrada en un cine, un teatro o un concierto, el billete para montar en transporte público o la poliza del seguro que cubre un accidente.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE