Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Aniversario

La vida de Induráin, 25 años de su adiós

Miguel Induráin cumple este domingo un cuarto de siglo retirado, con una imagen pública impecable

Ampliar Miguel Induráin
Miguel InduráinIVÁN BEnÍTEZ
Actualizado el 02/01/2022 a las 10:27
Tal día como hoy hace 25 años Miguel Induráin tomaba asiento en una de las salas de la planta baja del hotel Ciudad de Pamplona. Eran poco más de las 12 del mediodía, cuando el pentacampeón -rodeado por más de medio centenar de periodistas y gráficos- comenzaba a leer en solitario el folio que horas antes había redactado a máquina con su mujer, Marisa López de Goicoechea. 
En él anunciaba su adiós definitivo del ciclismo profesional. En poco más de dos minutos y medio, con algunos silencios, sin ni una sola lágrima, cerraba su trayectoria el mejor ciclista español de todos los tiempos.
¿Y qué hace Miguel Induráin desde entonces? En los primeros dos años se le acumularon homenajes, reconocimientos y compromisos por parte de todo tipo de instituciones. Desde entonces, su agenda se ha circunscrito más a eventos concretos.
Induráin lleva una vida tranquila. Sin prisa pero sin pausa. Acude a la gran mayoría de eventos a los que le invitan. Siempre que puede y el tiempo le acompaña, anda en bici. Da igual que sea carretera, gravel o montaña. Grandes tiradas o cortas, es igual. Hace unos días, sin ir más lejos, se cogió el coche, cargó la bici y se hizo la Tierra Estella Epic. Por el mero gusto de hacerla. También suele ir a cazar con su hermano Pruden o sus primos.
Al margen de sus inversiones, el pentacampeón es embajador de SportsSantander, la división de eventos deportivos del Banco Santander en la que el villavés acude como imagen de la marca. Induráin también es embajador de la marca de nutrición deportiva Enervit, para el que ha hecho algún spot comercial.
Y no cuenta con más compromisos ‘laborales’. Tiene una estrechísima relación con la marca de bicicletas Pinarello, marca que montó en cuatro de sus cinco victorias en el Tour y que le surte de bicicletas. Es el presidente de honor de la Fundación que lleva su nombre
25 años después de su retirada, Induráin sigue siendo punto de admiración, casi veneración. Incluso por quienes no le vieron competir ni ganar cinco Tour y dos Giros. Y ese hito intangible, el ser querido tanto tiempo después, no lo han conseguido muchos deportistas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE