Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

UBU tizona 90-60 Basket Navarra

Mal inicio de Basket Navarra

El equipo navarro no tuvo opciones este viernes en Burgos frente al UBU Tizona

Ampliar El alero leridano Pau Treviño, lanzando en un encuentro anterior
El alero leridano Pau Treviño, lanzando en un encuentro anterior@basketnavarra
  • Lucas Méndez. ADG
Actualizado el 08/10/2022 a las 14:41
Un tercer cuarto muy malo dejó sin opciones al Enerparking Basket Navarra, que había sabido plantar cara en la primera mitad del encuentro con el que inauguró su temporada en LEB Plata. Cayó en Burgos ante el UBU Tizona por 90-60 y dejó en claro que el equipo precisa coger mimbres para estar a la altura de sus rivales.
Los papeles se definieron rápidamente. El cuadro preparado por Jordi Juste se vio obligado, casi desde el salto inicial, a ir a remolque de su oponente, aunque a una distancia asequible. Cada intento de estirón local era contestado inmediatamente por el bando navarro, que también encontraba la respuesta de su rival en el momento en el que asestaba el golpe.
En la alternancia de aciertos y errores, era el UBU Tizona el que salía mejor parado, pero después de una buena salida de presión a toda pista de su oponente, Enerparking Basket Navarra encontró la distancia desde la esquina, en el perímetro, con un triple de Urdiáin que dejaba la distancia en tres puntos (17-14, min. 9). Entonces se estiró el equipo local con sendos aciertos exteriores de Alonso y Stümer que ampliaron la diferencia al final del primer acto a nueve puntos (23-14).
Ese 6-0 de parcial se prolongó con una nueva diana desde 6,75 de Seoane que rompió, por primera vez, el umbral de la decena de puntos. Ello obligó a los pupilos de Jordi Juste a tener que luchar en el rebote y ser rápidos para puntear los lanzamientos contrarios, con el objetivo de volver a recortar puntos, pero cuando la transición visitante funcionó y encontró al hombre liberado, se alcanzaron los doce puntos de distancia (31-19, min. 13).
El gallego Rodrigo Seoane, ex Basket Navarra, contribuyó a asestar golpes casi decisivos desde el perímetro. La defensa del cuadro pamplonica mostraba dificultades cuando el ataque contrario comenzaba con los pívots fuera de la zona y, posteriormente, provocaba el colapso interior. Así surgieron espacios fuera del arco que los exteriores anfitriones supieron aprovechar para llegar al 39-24 en el ecuador del segundo acto.
Cuando la puntería del perímetro decayó, el equipo burgalés intentó apostar por encontrar a su hombres más altos en la pintura, pero en esa zona sí supo defender con intensidad y recursos el Enerparking Basket Navarra, que en base al rebote y a correr a campo abierto comenzó a sacar faltas. Desde el tiro libre redujo la distancia a los ocho puntos que reflejaba el marcador al descanso (42-34).
SENTENCIA TRAS EL DESCANSO
El esfuerzo demostrado en el final de la primera mitad del choque pasó factura, y las dudas que generó en su rival se evaporaron. Nuevamente se amplió la brecha, tanto en el marcador como en el juego. El equipo pamplonica no encontró regularidad para poder realizar contras ni pudo frenar las variables que propuso su oponente, cómodo en el juego en estático y, a través de las continuaciones de los bloqueos indirectos, situaciones favorables para sus hombres grandes.
El 6-0 en los primeros tres minutos del tercer período dejó en claro cuál sería el camino por el que transitaría el encuentro a la vuelta de vestuarios. UBU Tizona sorprendió con constantes dos contra uno que impidió una subida cómoda de balón, y defendió de manera tan pegajosa que impidió que los visitantes tuviesen posiciones cómodas de tiro.
La diferencia sobre el parqué dejó el choque virtualmente resuelto con diez minutos por delante. Enerparking Basket Navarra no llegó a encontrar la manera de frenar el dinamismo del juego contrario y, con 24 puntos de desventaja (70-46), afrontó el cuarto final.
En el último período estuvo a prueba la capacidad del equipo preparado por Jordi Juste para afrontar el choque ante un rival con confianza, que demostró tener dos marchas más que el Basket Navarra, que rotó y dio minutos a su juventud para el tramo final, en el que no logró evitar una derrota amplia y contundente.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora