Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Baloncesto

Fin a una temporada de altibajos para Megacalzado Ardoi y Valle de Egüés

Los dos equipos navarros lograron la permanencia en la Liga EBA

Juancho Ferreira da indicaciones a sus jugadores en el derbi ante el Valle de Egüés.
Juancho Ferreira da indicaciones a sus jugadores en el derbi ante el Valle de Egüés.
  • Lucía Valero
Actualizada 07/05/2021 a las 06:00

Los dos equipos navarros de la Liga EBA, Megacalzado Ardoi y Valle de Egüés, terminaron la temporada el pasado fin de semana. Ambos con el objetivo de la permanencia conseguido.

El conjunto de Zizur Mayor ha completado las 22 jornadas con 10 victorias y 10 derrotas en la séptima posición. El equipo de Olaz con 13 victorias y 7 derrotas ha finalizado con un segundo puesto, el mejor peusto para el Valle de Egüés en la Liga EBA. El grupo estaba compuesto por once equipos, y tan solo el primer clasificado optaba a jugar la fase de ascenso.

En el derbi navarro de ida, fue el Megacalzado Ardoi quien se llevó la victoria por 72-65, mientras que en el de vuelta lo hizo el Valle de Egüés por 59-50.

“Los más jóvenes han competido a un buen nivel”

 

El Megacalzado Ardoi comenzó la temporada el 18 de octubre ante el Goierri - Iparragirre con una victoria. Después, llegaron a enlazar hasta siete partidos sin perder. También, mantuvieron el primero y segundo puesto durante bastantes jornadas, pero el cansancio de una temporada atípica se notó. Terminaron el pasado fin de semana con un séptimo puesto pero el objetivo de la permanencia conseguido.

En el camino, encuentros aplazados por la covid e incluso partidos en menos de dos días. Todo ello sumado a la incertidumbre. “Estamos muy contentos por haber competido en este año. La dureza ha venido marcada por la incertidumbre, de saber si el rival tenía covid o incluso nosotros. Siempre dependíamos de las normas sanitarias”, cuenta Juancho Ferreria, entrenador del Megacalzado Ardoi.

Este año, la plantilla ha estado compuesta por jugadores más jóvenes que han encajado con los más mayores. “Cuando iniciamos empezamos de una manera fantástica, de los primeros ocho partidos ganamos siete. Luego, caímos en nuestra realidad.

Este era un año de transición de jugadores. Algunos decidieron no tomar parte por la covid y tuvimos que abrir el abanico a más jóvenes. Es un relevo generacional, que es lo que estamos buscando”.

Los jugadores más jóvenes son Pau Elso, Fernando Mendiluce, Miguel Ariztimuño, Jesús Cabrera, Mikel Ducun, Haritz Oreja y Karim Abu Shams. “Han demostrado que pueden competir en la categoría. Tienen que seguir con el periodo de aprendizaje, pero estamos muy contentos, han estado a un buen nivel”, explica.

La temporada ya ha acabado, pero el conjunto de Zizur Mayor continúa entrenando tres días a la semana de forma voluntaria para seguir mejorando en aspectos individuales o lanzamientos.

El objetivo principal de cara al año que viene es formar el mejor equipo y competir por continuar en la misma categoría.

“Todo lo que pueda decir del equipo es poco”

Hasta el 22 de noviembre el Valle de Egüés no pudo empezar la temporada en la Liga EBA. Fue en la jornada 5 cuando sus rivales ya llevaban cuatro encuentros disputados. Aun así, han terminado en la segunda posición, la mejor clasificación de la historia del club, que lleva cinco años en la Liga EBA.

“Fuimos de los primeros en tener covid, se aplazaron los partidos y a partir de ahí empezamos a jugar sin aplazamientos”, explica Fernando Larraya, entrenador del Valle de Egüés. En las primeras jornadas, el conjunto de Olaz ocupó las últimas posiciones, pero de forma progresiva fueron escalando.

En la plantilla del Valle de Egüés ha habido jugadores que han jugado por primera vez este año en la categoría. “Del equipo todo lo que pueda decir es poco. Teníamos mucha gente que estaba debutando en EBA como Iker Etxeondo, Sergio Ferrero, Pablo Osés y Daniel Estanga. Ha sido una mezcla muy buena, nuestro objetivo era salvarnos no alcanzar un segundo puesto”, cuenta.

Desde que comenzaron a entrenar el 10 agosto ha sido un camino complicado sumado a la incertidumbre por la covid. “Han sido diez meses. La verdad que ha sido largo y duro, estábamos expectantes de qué iba a pasar con la temporada. En plena pandemia no sabíamos si íbamos a jugar”.

Además, a esta incertidumbre se les sumó el cambio de lugar de entrenamiento. “Con el toque de queda tuvimos que cambiar la cancha de entrenamiento. Ha sido muy improvisado. Pasamos de la cancha de Sarriguren a la de Sagrado Corazón, que tiene pista de cemento. Había jugadores veteranos con molestias en las rodillas”, explica. Aun así, continúan entrenando con la pos temporada.

La peor noticia ocurrió en el último encuentro del Valle de Egüés. Álex Calvo se rompió el talón de Aquiles a falta de cinco minutos del final del partido. El navarro se operó sin problemas pero tendrá que realizar un proceso largo de recuperación.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE