Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atletismo

Nassim Hassaous: "Yo también empecé como los niños del Ribera Atlético"

Elegido mejor corredor nacional de cross de 2021-22, el ribero, que no olvida sus orígenes, afronta con fuerza el inicio de esta temporada: el domingo 23 de octubre brilló en Amorebieta, meca del campo a través, al ser cuarto y primer español en la meta

Ampliar Nassim
Nassim Hassaous, a la derecha, en el cross de Zornotza, en Amorebieta. A la izquierda,  el uruguayoSantiago Catrofeunai saduategi
Publicado el 30/10/2022 a las 11:18
Al otro lado del teléfono se encuentra el designado mejor corredor nacional de cross de 2022 por la Asociación de Organizadores de Carreras de Campo a Través y carreras en Ruta (ADOC). Se trata de Nassim Hassaous, atleta nacido en Las Palmas y federado por Navarra, que vivió su niñez y su juventud en Tudela. Defendiendo los colores del FC Barcelona, Nassim, de 28 años, lleva tiempo en la élite nacional, aunque en 2021 dio el gran salto. Su último logro, ser el primer corredor nacional en cruzar la meta del Cross de Zornotza, en Amorebieta, una de las mecas del atletismo de barro y primera del calendario nacional incluida en el World Cross Tour, con categoría de oro. El vencedor fue el número 1 del mundo, Rodrigue Kwizera, de Burundi. El italiano Ilias Aouani y el uruguayo Santiago Catrofe completaron un podio excepcional. Hassaous llegó tras ellos. Su legado continúa.
Ha tenido un gran inicio de temporada de cross, con ese cuarto puesto, primer atleta nacional, en Amorebieta. ¿Se lo esperaba?
Las primeras carreras de una temporada suelen estar rodeadas de incertidumbre. En esta misma carrera, por ejemplo, quedé el año pasado el 12, con muy malas sensaciones, aunque luego llegaron resultados positivos. Este año venía con un poco de miedo por los malos resultados del aire libre, pero durante la carrera me encontré muy bien. Salí valiente, decidido a ir delante y a conseguir un buen puesto. Muy contento.
Fue cuarto en una carrera ganada por Kwizera, nada menos.
Sí, es el mejor atleta del mundo, o de los tres mejores del cross. Haber sido primer atleta nacional afianza mi posición en el cross y me da muchísima confianza para las próximas carreras.
El mes pasado recibió un premio muy especial. Cuéntenos.
Sí, en Segovia. Fue el premio ADOC al mejor atleta nacional de cross de la pasada temporada. Se otorga por la suma de puntos y puestos de los diferentes crosses que hay en el calendario nacional. Me hizo muchísima ilusión y tiene mucho valor, porque lo han ganado atletas muy prestigiosos en España. Que yo pueda estar entre ellos me permite seguir con mucha confianza.
¿Qué le hace sentir haberse consolidado en la élite?
Los atletas somos muy cabezones, y yo especialmente porque cuando las cosas no me salen me preocupo. Me rayo más de la cuenta. Los resultados están llegando después de una trayectoria bastante larga, mucho trabajo, lesiones y aprendizaje. Mi cuerpo demuestra ahora lo que es capaz de hacer y es una gran ilusión por la gente que me rodea y se alegra de mis resultados.
El curso pasado empezó de forma brillante, con esa medalla de plata europea por clubes (7º individual), y después afirma que en la pista no le salieron las cosas como quería. ¿Qué pasó?
Después de la temporada de cross, arrastraba unas pequeñas molestias y decidí descansar. Durante el descanso, surgieron problemas físicos que no pude controlar. Cuando volví a los entrenamientos, lo quise hacer antes de lo que me tocaba en ese momento, intenté ponerme en forma demasiado rápido y entré en un bucle, acabé quemado. No obtuve los resultados que quería, que no reflejaron para nada lo que había demostrado en la parte invernal.
¿Con ‘quemado’ se refiere a la cabeza?
Sí. Los entrenamientos salían a veces sí a veces no. Y no sabía por qué ocurría. Me quise poner en forma demasiado rápido haciendo mucha calidad y el cuerpo no aguantó. No salieron los resultados, sobre todo en 5.000. La base que había metido en invierno era para conseguir una buena marca, no digo para ir a los campeonatos internacionales, pero sí para estar luchando en los nacionales, para intentar clasificarme. Pero es que no tuve ni la opción de luchar ni de demostrar lo que realmente valía.
Así que cuando vio su rendimiento en Amorebieta se quitaría un buen peso de encima.
Sí, fue un alivio. He estado entrenando bien, me he estado cuidando, sabemos cuál es el objetivo. Que se reflejara en la carrera me alivió bastante porque dejaba atrás las malas sensaciones y se abre un camino en esta nueva temporada.
Y tras este inicio, ¿qué le espera a Nassim las próximas semanas?
En principio, participaré en el cross de Soria, el primer fin de semana de noviembre. Y la siguiente semana es el cross de Atapuerca, que es a su vez el nacional de clubes. Eso, a corto plazo. En cuanto a mis objetivos principales, si las cosas van fluyendo bien, sin ningún contratiempo, espero conseguir resultados como los del año pasado en la parte invernal.
Ha habido un pequeño terremoto en la sección de atletismo de su club, el Barcelona. ¿Cómo están las cosas?
Con vistas al nacional de clubes, no sé si formaremos equipo, porque hay atletas pero no todos preparan el cross. Y de todo lo que se ha ido hablando del club, la diferencia es que no se va a presentar equipo para las ligas. Se participará en la Copa del Rey en pista cubierta y se mantiene la institución.
¿No piensa volver a Navarra?
En principio, no. Estoy bien con mi entrenador, no tengo ningún problema. Y también está mi pareja aquí. Me van bien las cosas. Y cuando van bien, es mejor no cambiar nada.
¿Y cambiar de equipo, tal como está la situación del club?
No lo sé. Eso es otra cosa. Yo podría pertenecer al Pamplona Atlético o cualquier otro club, pero eso viendo dónde puedo entrenar, con qué entrenador... Aquí estoy bien. Este sistema me parece bien, consigo buenos resultados, así que, de momento...
¿Suele venir a Navarra?
Hace tres semanas estuve en el CEIMD haciendo unas pruebas. Me gustaría ir más. Estuve también en Tudela en la escuela del Ribera Atlético y me gustaría a hacer algún entrenamiento con ellos porque entonces no pude. Ya sé que se ha aprobado la reforma del estadio así que es una buena noticia. Me acuerdo cuando entrenaba yo, de los 14 a los 18 años, en la escuela del Ribera Atlético, la pista ya estaba deteriorada así que imagínate cómo estará ahora.
Para ellos es una referencia.
Es una gran alegría para mí. Les estuve contando mis vivencias, que yo también empecé como ellos, en la escuela como un juego, y poco a poco me lo tomé más en serio. El atletismo necesita de niños porque son indispensables para el futuro.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora