Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atleta que se retira

Pedro Cobo: “Voy a dejarlo y estoy feliz”

A sus 25 años, el vallista, saltador y actual campeón navarro de 100 m cuelga las zapatillas, como su amigo Javi Colomo; quiere volcarse en su profesión, ingeniero industrial

Pedro Cobo: “Voy a dejarlo y estoy feliz”
Publicado el 18/06/2021 a las 23:53
Ha sido campeón navarro de 60 y 100 lisos, de 110 vallas y de longitud y subcampeón de España de 4x100. Versátil, atleta alejado de los focos, destacado en todas las pruebas que ha probado, pero casi siempre en una segunda línea detrás de grandes campeones, le ha llegado la temprana hora de decir adiós. El pasado fin de semana, Pedro Cobo Fernández se despedía de sus compañeros de equipo compitiendo en la Liga de División de Honor por última vez. A sus 25 años, ha tomado una decisión meditada y pausada. Basta de atletismo. Es un caso similar al de su compañero de prueba y amigo Javier Colomo, que anunció hace un mes que también dejaba de saltar vallas. El futuro no lo garantiza el deporte, sino la profesión. Y Cobo lo ha tenido claro.
Ayer por la tarde, en Larrabide, escenario de tantas competiciones, el joven atleta reflexionaba sobre su carrera y su nueva vida, esta vez en la grada. Su último coletazo será en Getafe, el próximo fin de semana en el nacional absoluto, y quiere despedirse con un buen sabor de boca que ya tiene.
El pasado domingo, cuando terminó la competición de la Liga Joma, sus compañeros le mantearon. ¿Qué ocurre?
He decidido dejarlo. No sé si volveré algún año o no, pero decidí decirlo en la liga porque es la última con mis compañeros. Fue un momento muy bonito, la segunda mejor carrera de mi vida, el equipo quedó primero en el encuentro. Son amigos de toda la vida y era el mejor momento para decírselo. A mi entrenador se lo dije al día siguiente.
¿Y cómo reaccionaron?
Los compañeros algo se olían, porque veían que no entrenaba, aunque se contrarrestaba con los resultados porque corría mucho. Fernando (Unzu) creía que era un poco precipitado pero le dije que tengo que pensar en mi futuro, estar más tranquilo. Le dio mucha pena y me quería convencer, pero viendo que ahora entreno poco, lo comprendió.
Adrián Vallés le regaló el trofeo de MVA (mejor atleta de la jornada) que recibió.
Sí, fue un detalle precioso y desinteresado que le agradecí mucho. Demuestra lo grande que es dentro y fuera de la pista.
Ha hecho público su adiós un mes después que su amigo Javier Colomo, ¿casualidad o le ha influido?
Yo ya lo llevaba meditando tiempo, sabía que teníamos una situación similar. Casi me dio más pena lo de Colomo que lo mío. Él estaba a otro nivel, yo era más de nivel medio. Todos le vamos a echar de menos pero es la mejor decisión para los dos.
Es simbólico que los dos precursores del 110 vallas lo dejan y queda el gran Asier Martínez.
Sí, es una coincidencia. Javi y yo hemos coincidido con marcas personales y Asier en dos años nos ha pasado... pero vamos. La bomba. El salto que ha dado es increíble. Estamos orgullosos de que sea Asier, otro navarro, el que nos haya relevado.
¿Qué siente cuando ve a Asier correr? ¿Cuál es el plus con respecto a los demás?
Yo le veo correr con una facilidad increíble, tiene otra manera de pasar la valla. Colomo y yo somos más de arriesgar más, pegar a las vallas, a veces tirar... Puede salir mal pero lo de Asier es una pasada. Corre un montón y no le hace falta pegar a la valla. Me fascinó la primera vez que le vi correr tanto, porque nunca había visto a nadie correr en esos tiempos así, pasando fácil y corriendo mucho entre las vallas. Es muy sorprendente.
Deja de ser vallista para ser...
La gran pregunta. Yo he estudiado Ingeniería Industrial y estoy haciendo el máster. Tengo que acabarlo como sea y buscarme un futuro laboral. Con la pandemia, me vino el agobio de haber estado tantos años estudiando una carrera y encontrarme con un futuro laboral complicado. Por eso hice el máster. En la Liga, tenía que entregar el domingo un trabajo que me encargaron el jueves. En el autobús de ida, estuve haciendo el trabajo y este fin de semana ha sido parecido. Y además soy becario de ingeniero logística Plastic Omnium, una empresa de Tudela, que me da libertad para ir a clase. El máster son 3 años y me podía plantar con 27 o 28 y es casi imposible seguir con estas marcas. La única manera es entrenar como un animal, es alargar lo inevitable.
Lo deja en un gran momento.
Lo he hablado con mis amigos y mi novia. Me hace ilusión dejarlo en el mejor momento de marcas de mi vida. Estoy súper feliz y creo que por eso estoy corriendo tanto, porque estoy liberado. No tengo expectativas y disfruto cada carrera. Eso refuerza mi decisión.
¿Qué espera que ocurra en la última carrera, en el absoluto, se emocionará?
Soy reservado, pero creo que lo voy a disfrutar, desde el calentamiento, y luego el relevo. Me hace mucha ilusión competir con mis compañeros. Me lo voy a pasar genial.
Qué bonito terminar con un relevo...
Sí, además el año pasado fuimos subcampeones y este año llevamos muy buena marca. Son compañeros que conozco desde cadetes, Jorge Illarramendi, Ander Iriarte y Adei Larraz. Siempre lo disfrutamos y acabamos felices, salga bien o mal.
Ya veremos si al final se emociona...
Sí, el otro día me emocioné también. Como para no...
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones