Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Atletismo

Sergio Fernández: “No estoy bien porque no reflejo en la pista lo que creía que valía”

El mejor atleta navarro, a pesar de su nivel, se siente frustrado por las molestias que cada año le impiden mejorar

Sergio Fernández, el sábado rodeado de vallas en Larrabide, donde compitió por Navarra.
Sergio Fernández, el sábado rodeado de vallas en Larrabide, donde compitió por Navarra.
Irati Aizpurua
Actualizada 29/07/2019 a las 06:00

Qué difícil resulta gestionar una situación cómo la de Sergio Fernández Roda, el vallista de Barañáin (1-4-93) que asaltó la elite mundial hace tres años y que, según él, ha pasado “desapercibido” desde entonces. El seguidor de este atleta portentoso sólo ve los títulos que acumula, que continúa bajando de 50 segundos con relativa frecuencia, que logró una gran marca el año pasado en el Europeo tras apenas poder entrenar por las lesiones. Y por eso, confía en que Sergio estará, cómo no, en el Mundial de Doha y en los Juegos Olímpicos. Pero a él no le basta. Destrozó un récord mítico, el de los 400 vallas, fue subcampeón de Europa y estuvo a punto de meterse en una final olímpica. De ahí que no le baste con ganar, con ser campeón de España una y otra vez. Quiere otro récord, quiere dar pasos adelante, no quedarse estancado. Es exigente y hasta duro consigo mismo.

Sergio ganó el sábado en Larrabide su prueba dentro del Campeonato de España de Federaciones, y después atendió a Diario de Navarra. Sin tapujos, con sinceridad. Sin permitir que se le regalen los oídos. Un genio.

¿Cómo se encuentra? Cuesta verle sonreír.

No estoy en mi mejor momento. Las molestias de estos últimos años, que me impiden rendir como yo quiero, no me merman sólo físicamente, sino también psicológicamente. A esto se une que puede que también haya terminado un ciclo. Es hora de cambiar de lugar. No a bote pronto, porque los cambios drásticos no son buenos y más ahora que queda un año para los Juegos Olímpicos. La idea es seguir de momento y todo acompañará si físicamente estoy bien. El hecho de que estoy mal anímicamente se debe a que no soy capaz de reflejar en la pista lo que mi cabeza creía que valgo o valía.

Cuando habla de un cambio, ¿qué se había planteado?

Cabe la posibilidad de volver a casa, de ir a otro núcleo de entrenamiento donde haya buenos atletas y calidad en el trabajo, tanto en España como fuera. Es muy difícil, porque ni siquiera sabes si vas a encajar, si te van a aceptar... Pero como experiencia de vida creo que me vendría bien, los cambios son buenos para refrescar y motivar.

Así que está valorando seriamente dejar Madrid.

Soy consciente de que tarde o temprano, mi ciclo iba a terminar. Este año he terminado mis estudios, soy graduado en Ciencías de la Actividad Física y el Deporte. Eso me ataba bastante, era mi prioridad cuando fui a Madrid, y ya lo he terminado. Ahora hay que abrirse a nuevas fronteras, y que el día de mañana no me arrepienta por no haber hecho lo posible por sacar la marca que valgo.

¿A qué país le gustaría ir?

No he mirado nada, pero me gustaría ir a un lugar en el que haya buenos atletas...

¿Estados Unidos?

Podría ser, porque aprendería inglés, pero fundamentalmente porque entrenaría bien, tendría buenas condiciones y habría gente que me hiciera mejorar día a día para ir a por ellos y no al revés.

Habla en este tono cuando acaba de ganar una prueba ante su gente, es el líder nacional del año, ha sido cinco veces seguidas campeón de España, fue finalista europeo con una gran marca. ¿Por qué no disfruta de ello?

Es una pregunta difícil de contestar, pero creo que tengo la respuesta. Cuando uno se pone tanta exigencia y ve que no llega, se frustra. Cuando llega el momento de demostrar todo lo que has entrenado, todo el esfuerzo, y no sale, no puedes disfrutar.

Los problemas físicos le están persiguiendo últimamente.

Sí, y no es que tenga una recaída, sino problemas diferentes que tardan en recuperar. Aparte, soy cabezón y no me gusta perder entrenamientos. Debería tener sangre fría y saber parar. Creo que lo voy controlando cada vez más. A pesar de que llevo tres años que he pasado desapercibido, porque no han salido los resultados, sé que tengo algo dentro que va a salir, pero me da mucha rabia ver cómo la gente en Europa corre mucho. Quiero dar la vuelta a esta situación, y hacer la mínima para el Mundial.

¿Y por qué no ve el futuro con más esperanza, aunque sea tan exigente?

Me castigo, es mi forma de ser, no puedo estar conforme si voy a peor. Yo sé lo que valgo aunque a veces dude. Tengo esperanzas, pero a veces las pierdo.

Queda mucha temporada...

Sí. Aspiro a meterle un buen bocado a mi marca e incluso bajar de 48, pero parece que va a tardar.

¿Cómo conseguiríamos verle sonreír al final de este año?

Si hago la mínima del Mundial, pero seguro que si la hago tendré otras exigencias. Si hago récord de España puedo estar cerca de la final. Pero hay que ir paso a paso. Primero está la Copa de Europa y tengo que coger confianza, y después el mitin de Madrid y el Campeonato de España.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE