ARQUITECTURA

Se cumplen 90 años de la trágica muerte de Antoni Gaudí

El arquitecto Antoni Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán, murió el 10 de junio de 1926 a la edad de 73 años años, tres días después de ser atropellado por un tranvía en Barcelona

Imagen de la fachada de la Sagrada Familia en Barcelona.

Imagen de la fachada de la Sagrada Familia en Barcelona.

ARCHIVO/MONTXO A.G.
Actualizada 10/06/2016 a las 10:25
  • EUROPA PRESS . BARCELONA
El arquitecto Antoni Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán, murió el 10 de junio de 1926 a la edad de 73 años años, tres días después de ser atropellado por un tranvía de la línea 30 en una calle céntrica de la ciudad de Barcelona.

Según los diarios de la época, varios transeúntes y algunos automovilistas que pasaban por el lugar del accidente, no acudieron en su auxilio dado que fue confundido con un mendigo debido al descuidado aspecto que lucía en su vejez.

Nadie sospechaba que ese hombre caído en la intersección de la Calle Gran Vía de las Cortes y Bailén, fuera el creador de obras que hoy continúan deslumbrando a generaciones de visitantes que inundan día a día los espacios de la Sagrada Familia, la Casa Güell y tantos otros símbolos que definen la identidad de Barcelona.

Gaudí fue trasladado al Hospital de la Santa Cruz, donde se acercó luego una multitud de personas a darle el último adiós. El féretro estuvo acompañado por numersos admiradores, discípulos y amigos así como de crespones negros en varios edificios y casas ubicadas en el trayecto entre el hospital y la basílica de la Sagrada Familia donde fue depositado su cuerpo.

Nacido en Riudoms o Reus (dato incierto en su biografía) en 1852, se trasladó a Barcelona en 1868 para estudiar Arquitectura. Según datos de su biografía, el famoso arquitecto era un alumno tan irregular como inquieto que se incorporó al movimiento de la Renaixença catalana del que se convertiría en uno de sus representantes más destacados.

Gaudí fue uno de los arquitectos más famosos del siglo XX, que desarrolló desde el comienzo de su carrera un estilo único y personal marcado por la búsqueda constante de la innovación y la originalidad. Su obra se caracteriza por su color, sinuosas curvas y motivos de inspiración orgánica.

En 1878 conoció a Eusebi Güell, quien sería el más importante de sus clientes a lo largo de su vida. Para él realizaría las puertas de la finca, la casa y las bodegas Güell, además del Parque Güell y la iglesia de la colonia del mismo nombre.

En 1883 recibió el encargo para proseguir con las obras iniciales de la Sagrada Familia, labor a la que se consagraría hasta su muerte. La obra de Gaudí ha alcanzado con el transcurso del tiempo una amplia difusión internacional, siendo innumerables los estudios dedicados a su forma de entender la arquitectura.

Hoy en día es admirado tanto por profesionales como por el público en general: la Sagrada Familia es actualmente uno de los monumentos más visitados de España y siete de sus obras han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra