Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo 

Pamplona pasa el puente de diciembre a medio gas

La llovizna se convirtió en la compañera de paseo de los turistas que  este pasado jueves se animaron a recorrer el Casco Viejo. Según corroboran la Oficina de Turismo de la capital navarra y la asociación ANAPEH, está siendo un puente "muy tranquilo", lejos de la euforia del 2021

Ampliar Kiko Velasco Reyes (derecha), posando junto a su mujer e hijos, viajaron a Navarra acompañados por otra familia. Procedentes de Hospitalet de Llobregat, ayer finalizaron su estancia de tres días en Pamplona.
Kiko Velasco Reyes (derecha), posando junto a su mujer e hijos, viajaron a Navarra acompañados por otra familia. Procedentes de Hospitalet de Llobregat, ayer finalizaron su estancia de tres días en PamplonaJesÚs Caso
Actualizado el 09/12/2022 a las 08:40
Una suave pero persistente llovizna se convirtió este jueves en la compañera de paseo de los turistas que se animaron a recorrer el Casco Viejo de Pamplona. Mientras la Plaza del Ayuntamiento albergaba el ya rutinario ‘photocall’ frente a la fachada del Consistorio, por la zona de El Caballo Blanco era fácil cruzarse con pequeños grupos de viajeros que también querían descubrir rincones más tranquilos.
Era el caso de Mari Paz Ochoa Cano y Joaquín Sanchiz Rodríguez, a quienes no les importó sustituir las cálidas temperaturas alicantinas por el paseo bajo el paraguas. Procedentes de la localidad levantina de Petrer, la pareja hizo un alto en Pamplona antes de viajar a San Sebastián, donde iban pasar la noche. Mientras paseaban por El Caballo Blanco, se hicieron un ‘selfie’ con la fotogénica calle Redín a sus espaldas.
Hemos venido de pasada, pero la ciudad nos ha gustado mucho. He hecho un montón de vídeos para mis hijos y les he comentado que la próxima vez tenemos que venir los cuatro”, resumía una entusiasta Mari Paz Ochoa, de 50 años. 
“Primero hemos ido directos a la Plaza del Ayuntamiento, luego hemos bajado a ver al santo y hemos hecho el recorrido de los Sanfermines. Después le hemos preguntado a una chica, ella nos ha mandado hacia aquí y nos ha encantado”, resumía Ochoa sobre la ruta que habían hecho en Pamplona. “Es una pasada”, corroboraba Joaquín Sanchiz sobre el rincón de El Caballo Blanco. 
"EL CASCO ANTIGUO, LIMPIO Y MUY BONITO"
Por allí también pasaron dos familias de Hospitalet de Llobregat que viajaban juntas: cuatro adultos y cuatro niños, estos con edades de entre 9 y 13 años. “Hemos venido para tres días”, comentaba Kiko Velasco Reyes, quien había elegido Pamplona como destino para el primer tramo del puente de diciembre. “La Ciudadela está chula y el Casco Antiguo está limpio y muy bien. Este trocito también es muy bonito”, comentaba sobre El Caballo Blanco. “En general, la ciudad está muy cuidada y es muy bonita”, añadía su mujer. Por supuesto, el grupo también había posado en la Plaza del Ayuntamiento. “Ahora, antes de irnos, queremos ver la zona de las murallas”, apuntaba Velasco. Sobre su intención de volver a visitar Pamplona en un futuro, respondieron lo siguiente: “Hombre, tendremos que repetir la foto, pero vestidos de blanco y rojo. La próxima vez tenemos que venir preparados”.
A pocos metros de allí, la Plaza de San José se convirtió en una de las paradas del “free tour” organizado por TripNavarra Tours, que había comenzado a las 11.00 horas en la Plaza del Castillo y terminó poco antes de las 12.30 frente a la Catedral de Pamplona. En el grupo, integrado por 25 personas, se encontraban cuatro amigos con acento porteño.
Uno de ellos, Octavio González, incluso llevaba un mate. De 25 y 26 años, los cuatro procedían de Buenos Aires, aunque actualmente residen en Barcelona, desde donde viajaron a Bilbao y San Sebastián. La última etapa del viaje la dedicaron a Pamplona. “A mí me ha gustado la historia de los tres burgos, esa parte medieval de cómo se armó la ciudad en aquel momento”, comentaba González sobre la visita guiada que acababan de realizar. 
“A mí me gustó el dato curioso de la ventana pintada, y también la calle Salsipuedes”, añadía Clara Tejeda sobre el trampantojo que se puede contemplar en la Plaza del Ayuntamiento. “Y ahora vamos a lo más importante, a comer”, bromeaba González. Dicho esto, las dos parejas pusieron rumbo a la calle San Nicolás.
Desde la izq., los argentinos Clara Tejeda, Constanza Pasqualini, Baldomero Villamil y Octavio González, posando junto a la Catedral de Pamplona tras realizar una visita guiada. Después de viajar a Bilbao y San Sebastián, el miércoles pernoctaron en Pamplona y el jueves aprovecharon para recorrer la capital navarra.
Desde la izq., los argentinos Clara Tejeda, Constanza Pasqualini, Baldomero Villamil y Octavio González, posando junto a la Catedral de Pamplona tras realizar una visita guiada. Después de viajar a Bilbao y San Sebastián, el miércoles pernoctaron en Pamplona y el jueves recorrieron la capital navarraJesús Caso
Lejos de la “euforia” pospandémica que se detectó el año pasado en estas mismas fechas, este puente de diciembre está siendo “muy tranquilo”. Así lo corroboraba Maggy Gaillardet, de la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Pamplona. Este pasado jueves la tendencia seguía siendo similar a la de los días anteriores.
Madrid, Barcelona, Zaragoza y Toledo han sido las procedencias mayoritarias de los turistas nacionales que han recalado entre los días 3 y 6 de diciembre. “Quienes vienen con niños nos suelen preguntar mucho por los Gigantes de Pamplona”, comentaba sobre las preferencias o inquietudes que habían mostrado. “Sí que hay visitas guiadas para las escuelas, pero creo que debería hacerse algo para el público general. El mundo de los gigantes da mucho juego porque hay muchas cosas que contar sobre ellos. Además, están en un sitio cubierto”, comentaba Gaillardet refiriéndose a la Estación de Autobuses, actual refugio de los gigantes.
UN PUENTE "DECEPCIONANTE" 
“Está siendo decepcionante”. Así resume Juan Carlos Oroz, portavoz de la asociación de hostelería ANAPEH, la impresión que le ha dejado el primer tramo del puente. “El movimiento que está habiendo en el Casco Viejo, o al menos en la calle Estafeta, no está siendo como el de otros puentes”, aseguraba el pasado miércoles. 
Para Oroz, uno de los termómetros más precisos para medir la afluencia está en las barras de los bares: “Otros años, el exceso de trabajo se notaba entre la una del mediodía y las cinco de la tarde, pero estos días esa franja se ha reducido bastante, de 13.30 a 15.00 horas. Se nos ha quedado muy cortita”.
“Es muy difícil diagnosticar el porqué de este bajón. Ahora nos vienen unos fines de semana de mucho gasto, con comidas de empresa... Puede que la gente se esté retrayendo más en sus gastos. Puedes ver los alojamientos completos y la calle llena de gente, pero al final los que vienen se dedican a pasear. A lo mejor en algún momento entran a tomar dos pintxos y una cerveza”.
Ayer a mediodía, la calle Estafeta lució más animada, “pero la mayoría de los clientes eran de casa, no foráneos”, apuntaba Oroz. “Al ser un día festivo y de celebración familiar, la gente se ha animado a salir a comer fuera”. 

Turismo rural: el 15% de alojamientos, cerrados en estas fechas

“En turismo rural, el puente de diciembre nunca ha sido de cifras de alta ocupación, pero parece que este año están por debajo de los anteriores. Además, tal y como ha caído el puente este año, ha hecho que la gente se reparta más”, señalaba el pasado miércoles Beatriz Huarte, portavoz de la Federación de Turismo Rural de Navarra. “Son unas fechas más para viajar en pareja o en familia, con lo cual hay mejores datos de ocupación en habitaciones que en casas enteras, que en estas fechas se quedan más vacías”, explicaba. 
La Federación de Turismo Rural ha recogido los datos de ocupación diferenciando dos tramos dentro del puente: del 3 al 6 de diciembre y del 8 al 11 de diciembre. “En los alojamientos de alquiler íntegro, del 3 al 6 de diciembre solo el 44,4% ha estado ocupado. Del 8 al 11 de diciembre la ocupación está siendo del 37%”. 
En cuanto a los alojamientos de alquiler por habitaciones, “del 3 al 6 de diciembre el 44% están entre el 90 y 100% de ocupación, frente al otro 44% que tienen una ocupación de menos del 30%”.
Del 8 al 11 de diciembre, “el 42,3% de los alojamientos de alquiler por habitaciones están entre el 0 y 30% de ocupación, mientras un 20% están entre el 30 y el 60% y otro 20% entre el 90 y 100% de ocupación”, detalló sobre las cifras de estos días.
Por otro lado, Beatriz Huarte aportó un dato significativo: “Más del 15% de los alojamientos nos han dicho que están cerrados. Habitualmente, los alojamientos pequeños cierran en enero y febrero, pero con el incremento de gastos que se está produciendo, muchos han anticipado el cierre. Si haces números, igual no te compensa abrir solo para el puente o las fechas navideñas. Según me han trasladado hoy (por el miércoles), están siendo días raros. Un día trabajas bien y al siguiente no sabes dónde se ha metido la gente”, resumía.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora