Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Felipe Carbajal ‘Gussy’: "En la pandemia se me han muerto muchas canciones"

El compositor e intérprete navarro presenta hoy en la sala Rockollection (21.30 h, 8,25€ anticipada 10€ en taquilla) junto a su banda Los Tripulantes su disco ‘Está prohibido rendirse’, con temas creados en los últimos dos años

Ampliar Felipe Carbajal Gussy
Felipe Carbajal 'Gussy'
Publicado el 21/10/2022 a las 06:00
Felipe Carbajal Iribarren 'Gussy' lleva más de veinte años en la escena musical navarra. Desde hace más de un lustro tira de una carrera en solitario en la que ahora presenta su quinto disco 'Está prohibido rendirse', una declaración de principios ante estos años de pandemia que nos han transmitido dolor y dudas. Recoge las canciones compuestas y grabadas en estos dos últimos años. Lo presenta hoy en Rockollection done le acompañarán Los Tripulantes con Jon Carbajal a la guitarra eléctrica, Tote Garjón al bajo y los coros, Sergio Izquierdo a la batería y Carlos Colina al piano, Hammond y Pedal Steel, todos ellos músicos experimentados.
Su nuevo disco ‘Está prohibido rendirse’ ¿un grito de ánimo o una reivindicación?
El mensaje está muy claro. Aunque el tema parece algo ya muy manido la de estos dos años ha sido una temporada muy complicada, sin apenas trabajo, sin conciertos, sin ilusiones… Han sido dos años de montaña rusa en subidas y bajadas de ánimo. 'Está prohibido rendirse’ era una frase que me la decía yo a mí mismo… hay que sacar esto adelante, que ya vendrán tiempos mejores.
¿Qué es lo que más le costó?
Ha sido una temporada de inactividad de puertas para afuera, pero de puertas para adentro yo estaba intentando crear, grabar canciones. Pero como no había esa inmediatez de publicar la canción, ensayarla con la banda y presentarla en un concierto se me han muerto muchas canciones por el camino. El estado de ánimo lastraba para que no me gustaran, incluso hasta para cambiar de estilo.
¿Las canciones que mueren por el camino tienen posibilidad de ser rescatadas o es mejor no darles una segunda oportunidad?
Yo les suelo dar la patada definitiva. No soy de mirar para atrás, siempre estoy enfocando hacia adelante. Pero tengo una forma de trabajo que es escribir todo en cuadernos. A veces tengo una melodía pero no la letra y miro en el cuaderno del año pasado a ver qué escribí. Alguna vez he rescatado una parte. Pero esta vez todas las canciones del disco me dieron el pellizco y son de esta etapa de estos dos años.
¿El enfoque motivacional del disco es para uno mismo o tiene vocación más universal?
No pretendo hacerme portavoz de un mensaje universal. No me siento tan importante. Los discos y la música los hago para mí. Y si a la gente le gusta, bien. Este disco ha sido mi terapia para estos dos años. Me ha servido para soltar rabia, para tomar energía, para animarme y bailar… muchas cosas que han permitido que no me rindiera. Si a la gente le sirven igual que a mí, pues me hará feliz. No pretendo ser mensajero, solo un inventor de canciones.
Mejor acompañado que solo y de nuevo con Los Tripulantes…
Estoy y estaré enormemente agradecido a esta banda que me permite seguir creando. Como líder soy un caos. Los discos los grabo de manera que mis músicos casi no se dan ni cuenta porque les digo que estamos haciendo una prueba y ya ha sido una toma buena. Un día me senté y vi que ya tenía 11 canciones a las que solo les hacía falta pulir algunas cosas. Tener una pandilla de amigos que tocan así de bien y que son tan manejables es una suerte. No hay egos ni luchas y es una banda que me permite la libertad de llevar la vida que llevo como padre que tengo que conciliar.
¿Con el disco hasta dónde le apetece llegar?
Los músicos hablamos que el “sálvese quien pueda” siempre ha estado en la música. Pero después de la pandemia no están las cosas como antes. Todo ha cambiado mucho y está muy institucionalizado. Las ayudas no llegan a la tercera división que es la nuestra. No nos rendimos. Vamos a intentar hacer unos cuantos conciertos de calidad, porque nos apetece hacer las cosas bien. Pero vivir de la cosa sigue siendo muy difícil. Y yo sigo haciendo los discos por el placer de la música, sin aspiraciones de estrella del rock.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora