Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fotografía

Fotografiar para echar a volar

El arte de capturar imágenes de pájaros en un parque urbano le sirvió al estellés Xabier Elizalde Gaztea como entretenimiento durante un periodo de rehabilitación para recuperarse de un problema con un injerto en el fémur

Ampliar Xabier Elizalde durante su exposición fotográfica en la Casa de Cultura de Estella
Xabier Elizalde durante su exposición fotográfica en la Casa de Cultura de Estellamontxo a.g. 
Publicado el 26/07/2022 a las 06:00
Él tiene la calma necesaria para pasar dos horas observando pájaros. También tiene la paciencia justa para tirar trescientas fotos y seleccionar solo tres. Y otra cosa más, él tuvo el aguante para pasar dos duros años en muletas. Fue justo en ese momento cuando empezó todo. Ahí empezó la aventura de Xabi Elizalde junto a su Nikon D7200. Su objetivo: captar todas las especies posibles en el parque de Los Llanos en su Estella natal y lanzar el hashtag #faunalosllanos en redes sociales.
La historia se puede resumir en cincuenta ejemplares de animales, 800 metros de meandro del río Ega y tranquilidad. Los componentes exactos para convertir la rehabilitación en una afición. Xabi Elizalde Gaztea es un tipo sencillo. Calvo, espigado, con barba, gafas y muy simpático. “2020 para todo el mundo fue una mierda, ¿no? Pues para mí un año cojonudo. Me encontré con mucho tiempo, la pierna bien, objetivo nuevo…”, así es él. La vida de este biólogo no se puede entender sin Los Llanos. “Aquí he pasado toda la vida. De crío venía a jugar, de adolescente a esconderte y ahora, de mayor, a sacar fotos”, comenta.
“Lo de los pájaros viene por temas personales. Cuando me compré la cámara no tenía en mente la idea hacer esto en Los Llanos, lo que pasa es que estuve dos años con muletas”, indica. Xabi portó muletas durante 2018 y 2019 debido a diversos problemas con un injerto colocado de pequeño en el fémur. “Tuve un cáncer de pequeño, con 12 años. Era algo que ya tenía olvidado y de repente fue como pfff…”, recuerda a sus 36 años.
El petirrojo o Txantxangorri es una de las especies que más veces a fotografiado
El petirrojo o Txantxangorri es una de las especies que más veces a fotografiadoXABIER ELIZALDE
A partir de este momento empieza toda esta historia. Una historia que consistía en ir tres veces al día a Los Llanos a dar vueltas con las muletas. “Venía aquí como parte de la rehabilitación. Daba vueltas e iba observando dónde estaban las especies. Me iba quedando un poco con los txokos –esquina o rincón en euskera- para venir, sentarme, esperar y sacar la cámara. Era todo un reto montarla con muletas”, explica sentado en una medialuna del parque.
Así fue, una cosa llevó a la otra. “Me sentaba en la playa y observaba. Ahora estoy muy enganchado. Me encanta”, reconoce explicando que era una forma de acudir a la naturaleza en ese momento. En la actualidad visita otros lugares como Monegros, el Delta del Ebro, la Foz de Arbayún, la laguna de Gallocanta, ubicada entre Zaragoza y Teruel, el cabo de Higuer en Fuenterrabía, la Selva de Irati o la Albufera, entre otros.
Las ganas que transmite por esta afición mientras habla las ha contagiado en parte a su entorno. “Mis amigos me dicen: me siguen pareciendo todo gorriones, pero nos fijamos un poco más”, bromea. “Considero que sí he creado curiosidad en cierto modo”, añade. La culpa de ello lo tienen las sesenta aves clasificadas bajo el hashtag #faunalosllanos.
Esta lista Xabi Elizalde la va actualizando cuando lo considera. Sin periodicidad de publicación fija. Digamos que es un perfil sorpresa. Entras a tu Instagram, comienzas a ver publicaciones de tu influencer favorito haciendo ejercicio y de repente aparece el petirrojo de Xabi. O la garza con su dieta basada en truchas del Ega. O una culebrilla de río de las que piensas que no hay. Y el influencer pasa a un segundo plano con simplemente deslizar la pantalla. No es broma.
“Muchas veces conocemos más la fauna de la sabana africana que la que tenemos en el parque de debajo de casa porque no sale en la tele”, dice el biólogo. Esa tendencia de lo exótico, de lo de fuera. ¿Y por qué no conocer las especies de casa? “Hice el hashtag para enseñar lo qué hay aquí a la gente de aquí básicamente”, explica mostrando el significado que tienen Los Llanos para la gente del lugar. “Creo que puede ser una buena herramienta de conservación o útil para educación ambiental”, reconoce.
EL MOMENTO DE LA FOTO
Todas las fotos publicadas son fruto de un trabajo previo que ha requerido mucha paciencia y la suerte de estar en el momento oportuno. La compañera de Xabi es una Nikon D7200. Su afición por la fotografía, y en especial por esa cámara, nació en un estudio del departamento de biología en la Universidad de Navarra, lugar en el que estudió la carrera. “Trabajaba con Enrique Vaquero, doctor en Biología y Medio Ambiente, fotografiando insectos con una cámara del mismo modelo, y pensé: necesito una de estas”, recuerda.
Últimamente es más difícil verle por Los Llanos fotografiando. Una vez al mes y por las mañanas normalmente. Cuando está suele acudir a la zona de La Playa, entorno del parque situado frente a una imponente pared de roca. “Me gusta ese rincón por cuestiones de luz para la imagen, es donde más fotografías hago”, indica. De hecho, su favorita está hecha ahí. La modelo es una garza común en pleno vuelo.
“Cuando consigues una foto que tenías planeada es una sensación brutal. Es como meter un gol”, explica señalando que no le gusta echar comida para sacar la foto. “Prefiero ir a buscarlos a sus sitios, es más difícil”. Para conseguir la deseada foto hay días que llena la tarjeta de memoria de 300 fotos. Unas 250 desenfocadas y con el ISO disparado. Unas 45 decentes y unas cinco para editar. Casi nada.
“Muchas fotos simplemente las aprovecho como dato por si encuentro una especie nueva y apunto cuándo la he tomado. Al proyecto #faunalosllanos subo las bonitas o las poco corrientes”, explica su criterio de selección de instantáneas.
Encontrar cincuenta especies, además de deberse a un gran trabajo de observación, parte de culpa la tienen las características óptimas del espacio. “Tenemos el río con buena calidad de agua, aunque eso no quiere decir que no haya basura, tenemos la pared donde anidan muchas especies, y también los taludes de barro. Digamos que hay diversas cosas que forman un mosaico”, describe recordando también el mayor problema del parque. “En el río se han llegado sacar sofás y lavadoras durante la jornada de limpieza”, añade.
Entre el trino de los pájaros, la conversación va acabando. Xabi reconoce que no es su punto fuerte detectar a las especies por el sonido, pero dice que está aprendiendo poco a poco. Actualmente imparte clases de biología en el IES Tierra Estella. Además de esto, en su mente se desarrollan otros proyectos como la publicación de la lista de las especies y la reciente colocación de comederos en otro parque de la ciudad con fin educativo en colaboración con el Ayuntamiento de Estella.
Él es paciencia, una actitud que quizá la haya depurado con todas sus vivencias. Él también es alegría porque ahora está “de puta madre” y es lucha, por supuesto. Lucha por las fotos, por montar la cámara, por las oposiciones de magisterio, por las muletas y por conservar Los Llanos. Por cierto, si se reencarnará en ave le gustaría ser un águila real. “Suena típico, pero es la verdad. Planear y dominar los cielos como lo hacen tiene que ser algo único”, concluye. Xabi Elizalde y el arte de fotografiar para echar a volar.
Para saber más visitar su web www.xabigazteaphoto.com
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE