Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Festival Punto de Vista

La primera residencia del mundo para mayores LGTBIQ+, a escena en Punto de Vista

Además de 'Evangelio mayor', del director Javier Codesal, la sección oficial de ayer  estuvo protagonizada por '918 Gau', de la pamplonesa Arantza Santesteban, y 'The Capacity for Adequate Anger', cortometraje de Vika Kirchenbauer 

Ampliar Javier Codesal en Baluarte antes de la proyección de su película
Javier Codesal en Baluarte antes de la proyección de su películaJOSE ANTONIO GOÑI
Publicado el 18/03/2022 a las 06:00
Se escuchan diálogos de los cuatro evangelios de la Biblia en un edificio en obras. ¿Qué puede ser ese edificio? Difícil de adivinar. Una residencia de mayores para personas del colectivo LGTBIQ+, la primera que se está construyendo. Se ubica en Madrid y antes era una residencia de ancianos pública que tras la crisis de la inmobiliaria resultó no ser rentable.
Con los años, la Fundación 26 de diciembre convenció al ayuntamiento de que les cedieran el espacio y durante los dos últimos años, además de la evolución de las obras, el director de cine Javier Codesal ha rodado una película de mayores pertenecientes al colectivo LGTBIQ+. Se titula 'Evangelio mayor', es un filme “que se toma su tiempo” con 138 minutos y no es un ajuste de cuentas entre la Iglesia y este colectivo, es una “relectura de algo que es patrimonio de todos lo queramos o no”, el evangelio.
En el interior de la residencia, que aún está en obras y puede percibirse el polvo por todas las partes, varios mayores del colectivo -en ocasiones algunos desnudos- pronuncian “de un modo nuevo las viejas palabras”. El símbolo del cuerpo tiene mucha presencia en la película, sobre todo el de los hombres, como en otros trabajos del director nacido en Sabiñánigo en 1958. “Es un intento respetuoso y afectuoso de acercarse al cuerpo de los mayores”, dijo el propio director relacionando el proyecto con aspectos propios del “primer cine”.
'Evangelio mayor' es una película en la que una serie de personas inexpertas en el mundo del cine interpretan unas “teatralizaciones” de fragmentos de los evangelios, en especial el de San Juan, que resultan apropiados desde su perspectiva LGTBIQ+. El hilo que sostiene la película es el testimonio de Ramón Barreiro, un hombre del colectivo que en los ochenta enfermó de sida y “lo dieron por desahuciado” en varias ocasiones. Los protagonistas escuchan desde un teléfono móvil audios de Barreiro contando su experiencia personal.
“Cuenta su testimonio desde el momento que le diagnostican sida, atravesó la enfermedad de manera casi milagrosa”, explicaba Javier Codesal. Barreiro no renunció a nada a pesar de quedarse ciego como consecuencia de la enfermedad. “No es un relato vencido, no es de renuncia. Reclama sus derechos y nos sirve de espina dorsal para la película”, añadió. Conforme escuchan las palabras del protagonista, van apareciendo personas de las distintas orientaciones sexuales. “Desde cada posición van modificando los roles del texto bíblico que tanto nos ha formalizado”, remarcó.
Codesal aseguró que la idea principal a la hora de producir la película era acercarse al colectivo LGTBIQ+ “en una franja de edad tan difícil como es hacerse mayor”. “Me parecía que tanto mi experiencia personal como la edad va por ahí, digamos que estaba muy interesado en plantear esto”, reconoció. Al director también le interesaban cuestiones en torno a la fragilidad humana y la enfermedad.
También hizo referencia a la dificultad del proceso. “Titular Evangelio mayor una película en la que los personajes son del colectivo LGTBIQ+ resulta chocante, fue una de las dificultades”, apuntó en el Punto de Vista, festival al que deseaba venir y que lo calificó como “atrevido”. “Estoy encantado de haber podido presentar aquí la película”, concluyó.
Antes de la proyección de este trabajo hubo otras dos. La primera fue The Capacity for Adequate Anger, de la alemana Vika Kirchenbauer. Un corto de 15 minutos realizado para presentar la primera exposición de la artista. Recuerdos de su vida plasmados en la pantalla a través de imágenes y fragmentos de dibujos animados acompañados por la voz en off de la creadora.
Por su parte, la pamplonesa Arantza Santesteban presentó ante una sala abarrotada 918 GAU. Un repaso a su propia historia desde que la detienen por pertenencia a un partido político ilegalizado. Los recuerdos de Santesteban al detalle.
volver arriba

Activar Notificaciones