Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tributo

Pamplona rinde homenaje al arquitecto Fernando Redón con un paseo que llevará su nombre

El alcalde Enrique Maya y María Castiella, viuda del arquitecto, descubrieron una plaza conmemorativa junto a la Casa de Misericordia, en un paseo que une la Vuelta del Castillo con la Avenida Sancho el Fuerte

Ampliar El alcalde Enrique Maya junto a María Castiella, viuda de Fernando Redón,sus hijos y otros familiares, junto a la placa conmemorativa que recuerda al arquitecto pamplonés.
El alcalde Enrique Maya junto a María Castiella, viuda de Fernando Redón,sus hijos y otros familiares, junto a la placa conmemorativa que recuerda al arquitecto pamplonésjosé carlos cordovilla
Actualizado el 02/02/2022 a las 13:43
Una placa en el paseo peatonal situado junto a la Casa de Misericordia recordará la huella que Fernando Redón Huici (1929-2016) dejó en Pamplona. Desde ayer, quien camine por ese lugar que une la Vuelta del Castillo con la  Avenida Sancho el Fuerte, lo hará por el Paseo Fernando Redón ya que el Ayuntamiento de Pamplona ha decidido ponerle su nombre como recuerdo y homenaje al arquitecto pamplonés que firmó algunos de los edificios más relevantes de la capital navarra. 
El alcalde, Enrique Maya, acompañado por otros miembros de la corporación municipal asistieron a la colocación de una placa conmemorativa, un acto al que también asistió María Castiella, viuda del arquitecto, y su hija Elisa, además de otros familiares y amigos. Fue un encuentro sencillo y emotivo en el que todos los presentes recordaron la figura de este profesional que, además de dejar en la ciudad un buen número de edificios con su sello, formó parte de la junta directiva de la Casa de Misericordia, dirigió  la Institución Príncipe de Viana, asesoró al Ministerio de Cultura, fue profesor de Proyectos en la Escuela Navarra de Arquitectura y formó parte, además de presidir, el Consejo Social de la UPNA. Una trayectoria profesional que le hizo merecedor del Premio Príncipe de Viana de la Cultura en 2004. 
IMPULSO A LA CIUDAD
La decisión de dedicar dicho paseo a Fernando Redón llegó tras una petición realizada en mayo del año pasado por un grupo de personas que consideraron al arquitecto una de las " figuras más relevantes del panorama cultural y profesional de Navarra de las últimas décadas". Dicha solicitud iba firmada por Miguel Ángel Alonso del Val, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra; Jesús Cía, director de la Casa de Misericordia; Joaquín Ansa, Javier Vidorreta, Román Felones  y Jesús Irurrre, antiguos presidentes del Consejo Social de la UPNA; así como Santiago Ibiricu, secretario del mismo consejo, Patxi Chocarro San Martín, decano del COAVN (Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro) y Carmen Jusué, directora de la UNED.
El alcalde Enrique Maya recogió el testigo de la propuesta y ayer, en el homenaje, recordó la "huella tan honda que ha dejado en Pamplona" y agradeció que desarrollara en la capital navarra la mayor parte de su extensa carrera profesional. "Es uno de los arquitectos españoles más destacados de su tiempo y fue capaz de aportar, desde la arquitectura, un impulso renovador a la ciudad de Pamplona, que plasmó en unos edificios de enorme calidad plástica".
Fernando Redón trabajó en los inicios de la reurbanización del Casco Antiguo de la ciudad y estuvo al frente de de algunos de los edificios más relevantes, como la casa de Felipe Huarte, las viviendas de Las Hiedras, en la Avenida Baja Navarra, las Torres de Huarte o la Torre de Erroz. También llevan su firma, entre otras, el Club de Golf de la Ultzama, la Clínica Ubarmin o el pabellón de Navarra en la Expo 92 de Sevilla. "Cuando uno repasa el catálogo de sus obras, la verdad que impresiona. Así que Fernando Redón bien merece una calle, un paseo, que recuerde y reconozca la imborrable huella que nos dejó. Y qué mejor lugar que al lado de su querida Casa de la Misericordia, a la que tanto tiempo y cariño dedicó", señaló Enrique Maya. 
UNA VIDA JUNTOS
Formado en las escuelas de arquitectura de Barcelona y Madrid, Fernando Redón no destacó unicamente por la arquitectura. Fue un hombre polifacético que se adentró en la fotografía y la pintura, dejó como legado numerosas publicaciones sobre la naturaleza, el arte y el patrimonio navarro, sin olvidar su dedicación a la Casa de Misericordia. María Castiella, viuda del arquitecto, recordó el cariño con el que Redón trabajaba para esta entidad "pues la Meca le quitaba el sueño, pues vivía y se desvivía por mejorar la vida de las personas mayores que ahí residían".
Una emocionada María Castiella, que estuvo acompañada por tres de sus cinco hijos, agradeció la decisión del ayuntamiento de rendir homenaje a su marido. "Colocar una placa en este paseo es el mejor regalo que se le puede ofrecer. El paseo queda entre la Casa de Misericordia y las Torres de Huarte, que fueron los dos hitos en su vida". La viuda agradeció haber compartido 25 años de vida juntos y recordó el cariño que su marido tenía por su ciudad. "Doy gracias por la suerte que tuve de tenerlo a mi lado, fue la mejor persona que he conocido y he tratado. Se hizo con el cariño de los hijos, se metió en el bolsillo a mis hermanos, que son 10. Creo que su ciudad ha hecho verdad el famoso dicho de "amor con amor se paga".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE