Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

Francisco Castaño, educador: “No sirve de nada educar a los hijos gritando o enfadados”

El educador y autor de libros educativos impartió una conferencia sobre adolescentes en Diario de Navarra

El educador Francisco Castaño impartió una conferencia el miércoles en Diario de Navarra
El educador Francisco Castaño impartió una conferencia el miércoles en Diario de Navarrabuxens
  • Sonsoles Echavarren
Publicado el 26/11/2021 a las 06:00
“No sirve de nada educar a los hijos con gritos o enfadándonos. De verdad. A los niños y adolescentes hay que darles abrazos y mucho cariño”. Así de contundente se mostró el educador Francisco Castaño durante la conferencia que impartió en Pamplona. Profesor de instituto en Barcelona, padre de dos hijos varones de 25 y 17 años y autor de varios libros educativos (como A salvo en la red o La mejor versión de tu hijo), desgranó las claves para ‘Educar y comprender a tu hijo adolescente’. Y lo hizo en Diario de Navarra, en el marco de las actividades de educación y familia organizadas por el rotativo, con el nombre de ‘Expofamily, mes a mes’. Ante más de treinta personas, se refirió a los límites y las normas, a cómo conseguir que adquieran un hábito de estudios y ordenen su habitación y qué hacer ante los botellones.
“Lo más importante es comprender a los hijos, lo que no significa permitir. Así se reducirán mucho los conflictos”, insistió. Y recordó que el cerebro de los adolescentes es muy emocional y por eso son “tan impulsivos”. “Pretendemos que hagan cosas de las que realmente no son capaces”. Los límites y las normas, junto con el afecto, son, a su juicio, las claves para educar, en la adolescencia y a cualquier edad. “Educar con firmeza no está reñido con el cariño. Nuestros hijos necesitan límites porque si no, nunca tienen fin y piden más y más”.
Educar, insistió, consiste en enseñar a los hijos a “tomar decisiones”. “En el caso de los botellones, tendremos que dejar claro que no queremos que beban y, por supuesto, no les compraremos la bebida. Ahora bien, ¿van a beber? Probablemente, sí. La decisión la toman ellos pero sabrán qué es lo que está bien y qué está mal”. Y el peor mensaje que podemos transmitir a nuestros hijos a este respecto, recalcó, es “que se lleven las botellas de casa”.
Respecto de las rutinas, aclaró, es muy importante enseñarles a tenerlas para todo (para el tiempo de estudio, de orden, de utilizar el teléfono móvil, de ducharse, de ver la tele...) “Debemos ayudarles a organizarse. Establecer un tiempo de utilizar el móvil y, por supuesto, que no lo miren mientras están estudiando”. La protección del menor, añade, prima sobre su derecho a la intimidad. “Por eso, podemos mirarles el teléfono y controlar qué hacen. ¡Tenemos derecho a saber sus contraseñas por su bien!”
volver arriba

Activar Notificaciones