Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Oso Caverna

Un animal de patas cortas, robusto, pesado y que habitaba en el norte

El Planetario fue el escenario para una charla de Trinidad Torres sobre el oso de las cavernas en Navarra

Un animal de patas cortas, robusto, pesado y que habitaba en el norte
    Publicado el 19/06/2021 a las 06:00
    El Planetario de Pamplona fue ayer el escenario en el que Trinidad Torres -catedrático emérito de la Universidad Politécnica de Madrid y un referente en el estudio del Ursus spelaeus (oso de las cavernas)- revivió a los osos de las cavernas que habitaron hace miles de años en la cueva de Amutxate, en la Sierra de Aralar en el “25 +1 aniversario del descubrimiento de la cueva”, precisó el catedrático. La conferencia se titulaba Vida, muerte y extinción del oso de las cavernas (Ursus spelaeus Rosenmüller): aportaciones del yacimiento de la cueva de Amutxate (Sierra de Aralar) y ofreció algunas de sus características principales comparándolas con otro ejemplar, el oso pardo.
    En España, la mayor concentración de Ursus spelaeus estuvo en “la franja norte del borde cantábrico, el País Vasco y Navarra, y algunos yacimientos en Galicia”, detalló el catedrático. También en Madrid, donde se han encontrado restos en la cueva del Reguerillo. Esto fue así porque “las rocas calcáreas son muy abundantes y hay muchas cuevas, por ello los osos de las cavernas las colonizaron”, especificó Torres.
    “Fuera de la caverna, el oso tenía las tres preocupaciones que tiene todo ser vivo; comer, dormir y el sexo”, señaló el experto. Su alimentación se basaba en productos vegetales, “como los osos pardos americanos en la actualidad”. Las hembras que salían del estado de hibernación se dedicaban a entrenar a los oseznos y a protegerlos de los depredadores. “Un oso de las cavernas es una presa difícil, pero los oseznos entre unos meses y tres años son fácilmente asequibles para ser depredados por felinos carnívoros, hienas o lobos”, concretó Torres.
    Añadió que, como ocurre con todos los mamíferos, había una competencia “por el espacio vital o por la alimentación” y el oso de las cavernas “también tenía accidentes, pero hay despeñes de animales y por eso no llega a nosotros”.
    Alimentándose de grasa
    En cuanto a la hibernación, antes de entrar a la cueva comen todo lo que pueden”, por ejemplo levantan piedras para encontrar polillas y comen “larvas de mariposas”, dijo Torres. “Los osos pardos lo hacen porque necesitan ganar todo el peso posible para su hibernación, porque un poco antes de entrar en la cueva ayunan y cambian su metabolismo”, confesó.
    Cuando entra en la cueva, también se produce otro proceso; la dormancia. “Se trata de un estadio un poco superior de consciencia del animal, está medio dormido pero no está totalmente inconsciente”, explicó el catedrático.
    Mientras su hibernación, “soporta un régimen exclusivamente basado en su propia grasa”, y esto es gracias a sus “riñones polilobulados, muchos lóbulos aislados para que, en el caso de un fallo renal, no se comprometa todo el riñón”, detalló Torres, y continuó: “Durante este periodo ni orina ni expulsa heces, entonces los residuos de procesar grasa los procesa de manera interna. Su vejiga transforma la urea en proteínas. El oso pardo cuando sale de la cueva lo hace flaco, pero ha ganado masa muscular”, termina.
    Dar a luz a oscuras
    En cuanto a las hembras, dan a luz en la oscuridad de la cueva, sin embargo pueden quedar fecundadas en el mes de julio y agosto. Los osos pardos tienen una táctica; el lóbulo fecundado no se implanta, sino que se queda en las trompas y en la cueva dan a luz a una cría de muy pocos meses. La diferencia que separa al oso de las cavernas y al oso pardo, es que la primera es una especie “de patas cortas, muy pesado y robusto, y el oso pardo es más esbelto. El oso de las cavernas corría poco y mal y el oso pardo corre un poco mejor”, concluyó el catedrático. Hoy a las 10 horas y dentro de las Jornadas Europeas de Arqueología 2021 habrá una conferencia en el Planetario sobre Rinocerontes lanudos y macacos en el Pleistoceno de Navarra nuevos datos sobre los yacimientos de Mainea (Uitzi) y Koskobilo (Olazti-Olazagutia), cuevas donde se encontraron restos de mamut y los rinocerontes lanudos.
    volver arriba

    Activar Notificaciones