Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arquitectura

Dos casas navarras para reflexionar sobre la España vacía/ España llena

Dos proyectos navarros finalistas en la XV Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo 2021

Dos casas navarras para reflexionar sobre la España vacía/ España llena
Dos casas navarras para reflexionar sobre la España vacía/ España llena
Publicado el 21/05/2021 a las 06:00
Dos proyectos navarros figuran entre los finalistas de la Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (BEAU 2021), que en su XV edición se centrará en las estrategias de conciliación entre la España vacía y la España llena. Se habían presentado un total de 581 candidaturas de las que la Bienal seleccionó 100 proyectos y de los que, a su vez, salen ahora los 70 finalistas que disputarán la última ronda. Al final se premiarán los 20 proyectos que el jurado considere como los más relevantes de la arquitectura y el urbanismo español de los últimos años. Se trata de una vivienda unifamiliar en el Valle de Egüés, del estudio navarro Pereda Pérez Arquitectos, y la casa rural Landaburu Borda en Bera, del arquitecto catalán Jordi Hidalgo Tané.

VIVIENDA FRENTE AL PAISAJE
“Estamos muy contentos, nos ha parecido que hay mucho nivel y más viendo que había tantas candidaturas presentadas”, señala Calos Pereda, de Pereda Pérez Arquitectos.
“Nos parece además una temática, la de España vacía/ España llena, muy interesante en el contexto actual de la pandemia y nos puede ayudar a pensar cómo queremos vivir”, añade.
La vivienda con la que han quedado finalistas está situada en el Valle de Egüés. Tiene una planta rectangular y presenta una topografía muy pronunciada con un desnivel entre sus extremos de 16 metros. “La vivienda frente al paisaje se fragmenta buscando por un lado un buen asentamiento en la pendiente y por otro una presencia discreta mediante una volumetría sencilla, de escala amable y cercana”, apuntan los autores.
El proyecto se desarrolla en dos plantas: una a cota de calle en su nivel superior con el programa de día de la vivienda y otra en un nivel inferior con el programa más privado. El ámbito inferior se materializada como un zócalo comprimido que permita un habitar de forma más recogida, frente al nivel superior que se conforma como un gran espacio-ventana para el disfrute de las vistas lejanas. “La casa, desde su traza y su materialidad, pretende quedar relacionada con la medida del lugar, como una sencilla pieza blanca de hormigón en el paisaje”, establecen en la memoria. “Y al mismo tiempo desde su forma elemental, casi arquetípica, responde con radical inmediatez frente al lluvioso clima navarro como la natural configuración de un volumen primario habitado frente al agua”, añaden.
CASERÍO CON "CUEVA"
La otra obra navarra finalista es Landaburu Borda, un caserío tradicional que tras su rehabilitación funciona como casa rural a pocos kilómetros de Bera, del arquitecto catalán Jordi Hidalgo Tané.
Landaburu Borda se encuentra en un paisaje de caseríos y verdes laderas. El cliente requirió a Jordi Hidalgo Tané porque conocía su obra y estaba convencido de que nadie más podría hacer lo que él buscaba. La antigua borda se vació para incorporar el programa de habitaciones en esa edificación existente y después se planteó una amplia zona de estar con cocina enterradas en la montaña, como en una “cueva” desde la que se observa el paisaje. La estructura de hormigón está aquí al servicio de la luz, la transparencia y la claridad del espacio. “La infraestructura aparece como lenguaje compositivo con taludes y desniveles, aberturas y lucernarios rasgados”, apuntan desde el estudio de arquitectura. “El porche se presenta como un espacio de transición hacia el paisaje inmenso”.
“El hecho de intervenir en este excepcional emplazamiento supone un ejercicio de respeto hacia la frágil edificación existente y sobre todo hacia la fuerza mística del monte navarro rico en historias y leyendas”, añade. De hecho, la construcción fue empleada por el Gobierno de Navarra para rodar el anuncio del “Efecto Navarra”, con el que pretendía reactivar el turismo por la pandemia.
Además, entre los proyectos seleccionados que no han pasado a la final están también el Instituto Politécnico Salesianos de Pamplona, de Garmendia Cordero Arquitectos y TCGA Arquitectos, y el cobertizo ganadero en Bera de Mugara Arquitectos.
Los actos de la Bienal se centrarán entre Valladolid y Barcelona. Del 28 de junio al 16 de septiembre en el Pabellón de Barcelona, de Mies Van der Rohe y Lilly Reich, y del 2 de julio al 23 de septiembre en el Patio Herreriano de Valladolid. La BEAU está convocada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España, en colaboración con el Consejo Superior de Colegios de Arquitectura de España y la Fundación Arquia.
volver arriba

Activar Notificaciones