Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Literatura

Montoya, autor de 'Lo que te persigue': "Tengo verdadera obsesión por crear historias"

Admite que empezó tarde a publicar, aunque desde hace 30 años piensa en escribir desde que se levanta hasta que se acuesta

Óscar Montoya.
Óscar Montoya.
ARTELITERATURA
  • EFE. Vigo
Actualizada 28/04/2021 a las 09:52

Óscar Montoya, que firma la novela "Lo que te persigue", fue en sus inicios como escritor Montoya Jackson, seudónimo que aún conserva para los microrrelatos. Admite que empezó tarde a publicar, aunque desde hace 30 años piensa en escribir desde que se levanta hasta que se acuesta.

Su pasión por crear historias, por combinar el realismo con la ironía, se plasma en esta obra de Alianza de Novelas-AdN, un viaje memorable por la agitada mente de un escritor en un momento crucial de su vida, cuando su madre debe ingresar en un hospital gallego.

Una novela en la que este alicantino, trabajador en una empresa de exportación e importación, afincado en Vigo desde los 15 años, habla del poder de la imaginación, en esencia de las ganas de probar cosas aunque ello conlleve olvidarse de lo más importante.

En 2017 se decidió a autopublicar “Últimos días de maternidad” y sólo dos años después lanzó su segunda narración, "De otro lugar" (AdN), en la que cuenta la historia de Antonio Tojeira, un inspector de policía en los años duros de la Transición.

Ese fue su punto inflexión como escritor.

“Cuando no escribo, me odio por no escribir”, reconoce a Efe Montoya, quien se siente cómodo trasladando sus vivencias a sus protagonistas.

“Tengo una verdadera obsesión por el hecho de crear una historia y hacerla de otra manera. Esta obsesión es un poco lo que yo vuelco en esta novela, la obsesión del protagonista que también es escritor, cómo le consume esta idea y es incapaz de atender a la vida real como tendría que hacerlo".


Israel es un vendedor de seguros, en principio un tipo al uso, pero también escritor, en plena crisis de la mediana edad agudizada por el ingreso hospitalario de su madre por un tumor. ¿Usted cree que es real esa crisis en las personas y que siempre hay un punto de inflexión?

 Por supuesto, siempre hay un punto de inflexión. Yo lo viví en mis propias carnes, el principio de la novela es real, las dos o tres primeras páginas. Y luego se desarrolla una ficción a partir de este hecho que me ocurrió a mí.

A los tres meses de publicar mi primera novela, lo que un escritor desea toda la vida, a mi madre, muy joven todavía, le diagnosticaron un cáncer de páncreas y a los seis meses se fue.
Tu estás muy liado, con los sentimientos y las emociones a flor de fiel por el tema de la publicación porque entras en una muy buena editorial, y de repente te viene otro choque emocional importante y te quedas como si fueses un boxeador y te diesen por todos los lados.


En su fuero interno el protagonista se debate entre su mujer, con la intimidad empeorada, y Teresa Salgueiro, que huye de la policía tras un asalto fallido. La segunda está llamada a ser la protagonista de su obra. ¿Todos tenemos dos perfiles en mente que no se asemejan el uno al otro o que incluso son opuestos?
En este caso no sabría qué responder (risas), pero creo que sí, que los seres humanos somos poliédricos.
Teresa Salgueiro es la protagonista de la nueva novela que Israel está confeccionando justo cuando su madre enferma. Entonces debería de abandonar a esta mujer para atender a su madre pero aunque lo intenta no puede.
Es una reflexión sobre la creación literaria y cómo te condiciona toda tu vida y te obsesionas con cosas cuando deberías dejarlas y dedicarte a atender las cosas humanas.


Usted, Montoya, entra en este trabajo en cuestiones existencialistas, como el origen del signo de interrogación para comprender, valga la redundancia, el origen de la vida. ¿La duda permanente?
Claro, es el misterio de la vida. Este libro quiere hablar sobre eso, sobre el misterio, sobre el destino, sobre las cosas que van moldeando a uno a lo largo de su vida. Te das cuenta de que no sabemos nada y vivimos un poco de una manera ilusoria.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE