Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Historia

Sancho VII, un rey de más de dos metros

Sancho VII de Navarra, de la dinastía Jimena y apodado el Fuerte, fue rey desde 1194 hasta su fallecimiento en su castillo de Tudela el 7 de abril de 1234

Tapiz de 1950 de las Navas de Tolosa. En el centro aparece el rey Sancho VII El Fuerte.	vicente pascual
Tapiz de 1950 de las Navas de Tolosa. En el centro aparece el rey Sancho VII El Fuerte. vicente pascual
Actualizada 09/04/2021 a las 06:00

Dos metros. El biógrafo de Sancho VII y médico forense Luis del Campo apunta en su estudio La estatura de Sancho el Fuerte de Navarra que de la observación de los rasgos orgánicos y contraste con ejemplos históricos “se llega a la conclusión de que Sancho Sánchez de Navarra, el último representante varón de la dinastía pirenaica, era un gigante que sobrepasaba los dos metros de estatura”. Medía entre 2,28 y 2,31 metros de altura y llegó a tal conclusión extrapolando al resto del cuerpo la medida que de su fémur.

Todas los días una gallina le curaba una herida

Juan Ramón Corpas afirma que según la leyenda, Sancho VII tuvo disturbios metabólicos y tenía una llaga que nunca llegaba a sanar del todo, y su médico hacía que le picase la supuración cada mañana una gallina.

Oculto en su castillo de Tudela

El presidente de la Asociación de Amigos de la Colegiata cuenta que en sus últimos años de vida se volvió un misántropo que no quería ser visto por casi nadie.

¿Por qué se guardan las cadenas de Navarra con él?

Juan Ramón Corpas Mauleón detalla que, según la tradición oral, fue Sancho VII el Fuerte “quien rompió las cadenas de los esclavos negros en la batalla de las Navas de Tolosa y que guardaban la tienda”. Esa tradición apunta a que fue el primero que entró en la jaima del Miramamolín. De lo que ocurrió posteriormente hay dos versiones, una que dice que en su corán había una esmeralda en la tapa y la cogió, y otra que dicen que la esmeralda era del turbante del Miramamolín.

¿Por qué descansa en Roncesvalles y no en Tudela?

Eloísa Ramírez Vaquero cuenta que, aunque falleció en Tudela, no dejó escrito dónde quería descansar para la eternidad. La iglesia donde está su sepulcro, en Roncesvalles, fue pagada por él. Es el límite de sus tierras, controladas por primera vez bien gracias a este rey. Y la forma de entierro y el lugar se parecen a la de sus parientes, los reyes de Inglaterra y duques de Aquitania en el momento. Están enterrados en una abadía del valle del Loira y su sepulcro es similar al de Sancho VII el Fuerte.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE