Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Defensor del Pueblo

Instan a Cultura a devolver a Pamplona un busto de Julián Gayarre

Un ciudano denuncia que el busto del tenor navarro pertenece en realidad al Ayuntamiento de Pamplona

Busto hecho de bronce de Julián Gayarre por Mariano Benlliure.
Busto hecho de bronce de Julián Gayarre por Mariano Benlliure.
Archivo
Actualizada 07/04/2021 a las 06:00

El Defensor del Pueblo de Navarra recomienda mediante una resolución al Departamento de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra que devuelva el busto de Julián Gayarre -realizado por Mariano Benlliure y que se encuentra en un despacho del Palacio de Navarra- al Ayuntamiento de Pamplona, propietario desde que se lo donó un sobrino del tenor navarro. En dicha resolución, detalla que todo el proceso empezó el 28 de diciembre de 2020 cuando recibió un escrito de un ciudadano en el que se quejaba de la “inactividad del Ayuntamiento de Pamplona para recuperar el busto de bronce de Julián Gayarre que fue donado a la ciudad”.

En junio de 2020, el mismo ciudadano que redactó la queja, escribió a Jorge Urdánoz, director del Área de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento, trasladando el problema porque “a su juicio, el ayuntamiento no está por la labor de resolver el tema”, apunta la resolución. El Defensor del Pueblo se puso en contacto con el Ayuntamiento de Pamplona para que explicase, desde su experiencia, la cuestión relacionada al busto de Julián Gayarre y las quejas recibidas por este ciudadano.

Jorge Urdánoz envió a dicha institución un escrito explicando los hechos. Relata que en verano de 2020 el ayuntamiento recibe la queja/sugerencia sobre una “anomalía respecto a la propiedad y custodia del busto, tema que por lo visto llevaba tiempo investigando”. Dos meses más tarde, el área de dirección de Cultura es informada sobre la reclamación e inician “los trámites para investigar este asunto, se solicita un informe al Archivo Municipal y se habla con la consejería de Cultura del Gobierno de Navarra”, expone el Defensor del Pueblo sobre el escrito recibido de Jorge Urdánoz.

En septiembre de 2020 el ciudadano que envió la queja se pone en contacto directo con Jorge Urdánoz vía correo electrónico y el director del Área de Cultura le responde que el “ayuntamiento ya ha iniciado trámites, entre los que se encuentra el haber informado al Gobierno de Navarra, con intención de tratar el tema en una futura reunión”.

Alega, además, que es una cuestión que atañe a dos instituciones y que están viviendo “meses complicados debidos al covid en las que las prioridades están siendo sanitarias” y se le recuerda que el tema “no está parado”. A esta respuesta por parte de Jorge Urdánoz, no recibe contestación del ciudadano en cuestión.

Lo siguiente que conocieron desde el Área de Cultura e Igualdad es que el ciudadano publicó “un escrito en un diario navarro a finales de noviembre de 2020, en el que insiste una vez más en la dejación del Ayuntamiento en este tema, y donde expone públicamente partes del correo” que Urdánoz le envió en septiembre, señala la resolución del Defensor del Pueblo. El director del Área de Cultura apunta que el ciudadano “entrecomilla secciones modificadas, que no corresponden a la literalidad de lo escrito”.

A finales de 2020 tuvo lugar la reunión entre la consejera y el director de Cultura del Gobierno de Navarra y el Área de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona para presentar el tema y el informe solicitado al Archivo Municipal en verano. La resolución destaca cómo Jorge Urdánoz apunta que anteriormente a esto se “advirtió por correo de esta situación a la sección de Bienes Muebles de la institución Príncipe de Viana, por ser ésta parte implicada” y por correo electrónico se puso también en “conocimiento de la dirección de Museos del Gobierno de Navarra”.

Puntualiza, una vez más, que el “Ayuntamiento de Pamplona ha realizado las acciones oportunas que estaban en su mano para recuperar (en caso de que así se demuestre su cuestionada propiedad) el busto de bronce de Julián Gayarre, como así solicita el Defensor del Pueblo en su escrito. Ahora está en manos del Gobierno de Navarra, dar las respuestas a las dudas planteadas. Es, por tanto, totalmente falsa la acusación de inactividad por parte del Ayuntamiento en la recuperación del busto que realiza el señor”, termina el director.

El Defensor del Pueblo se pone en contacto con el Departamento de Cultura y Deporte, por lo que averiguan que dicho departamento “dispone de un expediente del paso por las instalaciones del Museo de Navarra de las cajas con el material del Museo Pablo Sarasate, datado en 1993, en el que se constata que el depósito de dichas cajas cerradas y lacradas se hizo en el año 1977”, y aporta además una publicación de 1968 en la que se indica que en ese año el busto se hallaba en la biblioteca del Palacio de Navarra, “ por lo que se podría deducir que el citado busto no se hallaba entre las cajas custodiadas por el museo”.

La Sección de Patrimonio del Departamento de Economía y Hacienda, según expone el Departamento de Cultura y Deporte, no dispone de información alguna al respecto de la propiedad del busto, y señala que “podría tratarse de un simple depósito temporal sin que mediara una cesión”.

La resolución del Defensor del Pueblo termina diciendo que “a la vista de que la propiedad del busto de Julián Gayarre no corresponde a la Comunidad Foral de Navarra existiendo indicios suficientes para concluir que el busto de bronce que se encuentra en la biblioteca del Palacio de Navarra es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona, esta institución ve necesario recomendar al Departamento de Cultura y Deporte que realice las actuaciones necesarias para devolver el busto de Julián Gayarre, obra de Benlliure, al Ayuntamiento de Pamplona, a quien fue donado por el sobrino de Julián Gayarre”.

Por lo tanto y “de conformidad con el artículo 34.2 de la Ley Foral 4/2000, de 3 de julio, del Defensor del Pueblo de la Comunidad Foral de Navarra, procede que el Departamento de Cultura y Deporte informe, como es preceptivo, en el plazo máximo de dos meses, si acepta esta resolución, y, en su caso, las medidas adoptadas para su cumplimiento”, concluye el Defensor del Pueblo de Navarra Francisco Javier Enériz Olaechea.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE