Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Literatura

El pamplonés Víctor Iriarte presenta su libro 'Budapest. Un silencio atronador'

El dramaturgo pamplonés Víctor Iriarte presentó ayer el libro ‘Budapest. Un silencio atronador’, el drama ganador del Premio Lope de Vega de Teatro, sobre la actuación del diplomático zaragozano Ángel Sanz Briz, clave en Hungría en 1944 y 1945

Foto del dramaturgo pamplonés Víctor Javier Iriarte Ruiz.
El dramaturgo pamplonés Víctor Javier Iriarte Ruiz sostiene este martes el libro 'Budapest. Un silencio atronador' en el Teatro Gayarre.
Actualizada 24/03/2021 a las 06:00

“El diplomático zaragozano Ángel Sanz Briz se jugó su carrera diplomática en España; a lo mejor la cárcel; a lo mejor que le hubiesen fusilado”. El dramaturgo pamplonés Víctor Iriarte Ruiz no escondía este martes su admiración por este personaje que en la Segunda Guerra Mundial se vio ocupando por sorpresa el cargo de embajador en Hungría y que “con la mayor de las mentiras que contó” consiguió salvar del exterminio nazi a más de 5.000 judíos. Una heroicidad de la que nunca habló, ni siquiera a su familia, y por la que obtuvo el reconocimiento póstumo de Justo entre las Naciones. Pero este martes era momento de hablar, de contarlo todo, lo que se sabe seguro y lo que Iriarte intuye que ocurrió: se presentaba el libro 'Budapest. Un silencio atronador', la obra de teatro que Iriarte escribió sobre los diez meses entre marzo del 44 y enero del 45 y ganadora el año pasado del Premio Lope de Vega, el veterano y prestigioso galardón creado en 1932.

Editado por la Editorial Artezblai, especializada en teatro, el libro pone el acento en los claroscuros de la ambiciosa operación puesta en marcha desde la Legación (de rango inferior a una embajada) española en Budapest. Seis horas de función (tres partes con un prólogo cada una y un epílogo) con 70 personajes entre protagónicos, secundarios y episódicos, incluyendo en escena al autor. “Un trabajo inusual con un futuro interesantísimo y un gran potencial”, en palabras de Grego Navarro, directora del Teatro Gayarre, donde se presentó.

Se trata además de una obra con un vínculo especial con el Gayarre, al haber sido Iriarte dramaturgo invitado en 2013 al taller Leer para crear, una sección donde explicar y compartir con el público el proceso de creación, llevando este escenas de la obra. “Fue una sesión increíble, fascinante y apasionante”, rememoró Navarro: “No es que se trate de una obra de teatro, es un canto al atrevimiento, la valentía, de este diplomático, una historia verídica pero muy desconocida en nuestro país”.

Te puede interesar

LOS PUNTOS CIEGOS

Una historia que a Iriarte le rondaba hacía décadas, tras leer una noticia, y que trató de escribir en 2010. Fue como descubrió “sombras, puntos ciegos, que no había forma de aclarar”. “Me llamaba la atención que este héroe, que se jugó la vida e hizo una epopeya, no hubiese dicho ni palabra”. Y se embarcó en intentar averiguar por qué y los puntos ciegos de la historia. 'Budapest. Un silencio atronador' se ha convertido en su primer texto teatral sobre personas reales, algo que le ha inquietado por la “responsabilidad añadida”. “Por eso creí honesto contar lo que sabemos que pasó y dejar claro al lector y al posible espectador que es la versión de lo que creo que ocurrió, aunque no tengamos el dato”.

Hay que situarse en Hungría cuando el acercamiento de los rusos y un golpe de estado en 1944 llevó a formarse un gobierno pronazi y a “comenzar el exterminio sistemático de su población judía, la última gran masacre de la Segunda Guerra Mundial”. Un hecho por el que las cinco embajadas de potencias neutrales que quedaban en Budapest se coordinaron para intentar salvar al menos a los judíos de la ciudad.

En aquel momento, Ángel Sanz Briz, de 33 años, casado con la santanderina Adela Quijano (tuvieron 5 hijos), ocupaba en la embajada “un puesto muy subsidiario” -encargado de negocios- y no tenía mucha experiencia, lo que no impidió que se quedara solo al frente de la institución al tener que abandonarla el embajador -Miguel Ángel Muguiro- por un conflicto diplomático. Y desde aquel puesto y para salvar la vida de judíos “mintió a los nazis húngaros y a los nazis alemanes que ocupaban Hungría y contó medias verdades al Gobierno de España”.

El engaño partió cuando, aprovechando que los nazis consideraban a los españoles los mejores aliados, comunicó a los alemanes que había muchos españoles sefarditas y que una ley les otorgaba la nacionalidad española. Así, sin avisar a Madrid y sin autorización, entregó pasaportes y extendió unas 3.000 cartas de protección diplomática, concentrando a esas personas en casas que alquiló y a las que colocó la bandera española para protegerlas.

La situación se complicó con un segundo golpe de estado en noviembre, recibiendo Sanz Briz la orden de abandonar la embajada. Y lo hizo, pero, “sorprendentemente”, sin comunicarlo y sin cerrar la embajada, apareciendo en escena otra figura destacada, la de Giorgio Perlasca. Fascista italiano, haber sido combatiente como voluntario en la Guerra Civil española le otorgaba el derecho a un pasaporte español, y al marcharse Sanz Briz “se hizo pasar por el nuevo embajador español”, asegurando que el zaragozano había viajado a Suiza para recibir instrucciones y regresar después. “Al no conocerle nadie, la mentira continuó”.

VERSIONES DE PERLASCA

Perlasca contaría varias versiones a lo largo de su vida. Entre ellas, “que él se inventó la historia del falso cónsul”. Pero Iriarte no llega precisamente a esa conclusión tras analizar documentos y lo que se conoce de la historia. “Deduzco que la creación del falso cónsul de Perlasca fue obra de Sanz Briz y que la preparó para el día siguiente a su marcha: la mayor de las mentiras que contó y que nunca reveló porque estoy convencido de que sabía que, si cerraba la embajada, los 3.000 judíos que tenían cartas de protección españolas serían exterminados al día siguiente por los nazis alemanes y los nazis húngaros”. Y todo en mitad de una guerra, con bombardeos de los rusos, sin tener noticias de España, sin órdenes claras e incluso contradictorias.

La historia tiene otro final, actual, más allá de la que cuenta el libro: existiendo hasta este momento la versión italiana por la que el éxito de la operación se debía a Perlasca, los hijos del diplomático español con los que Iriarte ha contactado tras haber escrito la obra están “emocionados”.

CLAVES

Víctor Iriarte Ruiz (Pamplona, 2 de mayo de 1965, 55) es licenciado en Ciencias de la Información por la UN, máster en Edición de Libros por la Universidad de Salamanca / Fundación Santillana, máster en Gestión de las Artes Escénicas (Música, Teatro y Danza) por la Universidad Complutense de Madrid / Fundación SGAE y Diploma de Estudios Avanzados en Teatro por la UNED. Soltero, trabaja en Diario de Navarra. Es gestor cultural, crítico teatral y dramaturgo, ganó en 2006 el Premio Calderón de la Barca como autor de La chica junto al flexo, ha estrenado una veintena de espectáculos y dirige el programa El apuntador en Onda Cero Navarra.
‘BUDAPEST. UN SILENCIO ATRONADOR’
Autor: Víctor Iriarte
Editorial: Artezblai
Número de páginas: 350
Precio: 18 euros (librerías Walden y Miriam en Pamplona)

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE