Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cine

Imanol Uribe rueda en Pamplona la matanza de jesuitas en El Salvado

‘La mirada de Lucía’ está protagonizada por Juana Acosta, Karra Elejalde y Carmelo Gómez, entre otros intérpretes

Imanol Uribe descoloca con su regreso a ETA
El director Imanol Uribe, en el Festival de San Sebastián 2015.
EFE
Actualizada 09/11/2020 a las 20:00

El director Imanol Uribe al fin está convirtiendo en realidad un proyecto que anhelaba desde hacía años, una película sobre la matanza de seis sacerdotes jesuitas españoles -entre ellos el teólogo de la liberación Ignacio Ellacuría- y dos colaboradoras en El Salvador en 1989. El rodaje de 'La mirada de Lucía', que así se situlará, arrancó la semana pasada en Pamplona y continúa en Navarra esta semana y la que viene en decorados naturales de interiores, como el Aeropuerto de Pamplona, donde rodaron ayer con una veintena de figurantes locales; el Colegio de Médicos, convertido en la Embajada de España en El Salvador, o una nave que se ha transformado en las oficinas del FBI.

La Lucía a la que hace referencia el título es la única testigo de aquel suceso y está interpretada por Juana Acosta. La actriz da vida a Lucía Barrera de Cerna, la empleada de la limpieza que presenció la matanza sin que los asesinos repararan en ella, y que después se empeñó en que prevaleciera la verdad. Lucía -hoy en paradero desconocido fuera de El Salvador- estuvo acompañada y apoyada por su marido, interpretado aquí por el actor colobiano Juan Carlos Martínez.

Karra Elejalde se mete en la piel de Ignacio Ellacuría, sacerdote vasco que proclamaba la teología de la liberación dando voz a los más desfavorecidos, y que hacía frente tanto a la guerrilla como a la dictadura militar. Carmelo Gómez, por su parte, encarnará al Padre Tojeira, el otro protagonista vivo de la historia, que ha colaborado en el guion aportando detalles precisos de lo que ocurrió.

Después de las tres semanas en Pamplona el rodaje se trasladará a Colombia donde se reproducirá el pueblo escenario de la matanza y los exteriores con la guerrilla, ante la dificultad que entraña rodar en el propio Salvador, según informan desde Tornasol.

Narrada en tono de thriller, la película quiere ir más allá de su trasfondo político y social y convertirse en una historia de personajes, de su lucha por la verdad y la justicia en un país en guerra y de su afán por superar ese momento de horror, según explican desde la productora, que ha elegido Navarra para rodar su sexta película o serie en estos últimos años.

El guion de 'La mirada de Lucía' es de Daniel Cebrián -con el que escribió Uribe su última película, Lejos del mar (2015)-. Ha necesitado un exhaustivo trabajo que ha supuesto varios años de documentación sobre aquellos sucesos. “Mi nacimiento en El Salvador, mi educación con los jesuitas y la admiración que sentía por Ellacuría y su grupo, están en el origen de esta película”, afirma Imanol Uribe, ganador de un Goya por 'Días contados' (1994) y de la Concha de Oro en San Sebastián por 'Bwana' (1996), además de haber dirigido películas de éxito como 'El rey pasmado' (1991) o 'La muerte de Mikel' (1984).

El guion cuenta con el visto bueno de la Compañía de Jesús, que ha asesorado en los últimos meses a los productores tanto desde España como desde El Salvador y que tomó la idea de Uribe con ilusión. “Lo importante del proyecto es que nos invita a tener memoria. A no caer en el olvido de lo que ocurrió en 1989 y de lo que ha estado ocurriendo en muchos lugares de Latinoamérica y Centroamérica que es la vivencia persistente de la injusticia y la violencia y que todavía hoy, la Compañía de Jesús trata de responder a través de las instituciones que tiene en esos países”, apuntó el provincial de la Compañía, Antonio España, quien visitó el rodaje el mismo día que arrancaba en Pamplona.

Estaba previsto iniciar el rodaje en primavera en Colombia, pero tuvo que ser suspendido por la pandemia y la imposibilidad de rodar en esas condiciones. Ahora, con las intensas medidas sanitarias que dificultan el trabajo, pero Uribe ha podido iniciar el proyecto.

Producida por Bowfinger International Pictures, Maria Luisa Gutiérrez, Tornasol Media, del productor Gerardo Herrero y Nunca digas nunca AIE y en coproducción de la colombiana de 64A Films, la película cuenta con la participación de RTVE y Movistar+ y el apoyo del ICAA e IBERMEDIA.

La Audiencia Nacional condenó a uno de los militares a 133 años en septiembre

 

 

 

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña, seis sacerdotes jesuitas, profesores universitarios, y dos empleadas fueron asesinados en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en San Salvador. La noticia tuvo una inmediata repercusión internacional, porque además de la barbarie, entre los sacerdotes asesinados se encontraba un intelectual de prestigio, Ignacio Ellacuría Beascoechea, que era el rector en aquel momento.

Nacionalizado salvadoreño, Ellacuría era natural de Portugalete, y decidió hacerse jesuita tras estudiar en el colegio de la compañía en Tudela, según contaba en este periódico uno de sus hermanos. Tomaron esa misma decisión cuatro de sus cinco hermanos. Como defensor de la Teología de la Liberación, dado su prestigio intelectual y su denuncia de la situación del país, se había granjeado la enemistad de algunos sectores financieros y militares que le amenazaron con insistencia. La posición de los jesuitas de la UCA era inmejorable para mediar en un previsible acuerdo de paz después de una década de guerra.

El gobierno culpabilizó de la matanza a la guerrilla del FMLN pero una testigo presencial echa por tierra la versión oficial. Se llama Lucía Barrera De Cerna, la protagonista de la película que se rueda ahora en Pamplona. Lucía Barrera vio quiénes fueron los verdaderos asesinos: el ejército. Aquella mirada será clave para esclarecer la verdad y hacer justicia, pero además cambiará para siempre su vida y la de su familia, que tuvo que rehacer fuera de su país.

La historia además ha vuelto a cobrar actualidad tras el juicio celebrado el pasado mes de septiembre en la Audiencia Nacional y en el que el excoronel y exviceministro de Seguridad Pública de El Salvador, Inocencio Montano, uno de los militares salvadoreños implicados en el crimen, extraditado a España por EEUU hace tres años, resultó condenado a 133 años y 4 meses de cárcel por el asesinato de los jesuitas españoles aquella noche de 1989.

Además, el rodaje coincide en el tiempo con la anulación, por parte de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, del proceso penal contra los supuestos autores intelectuales, declarando la nulidad del mismo y reafirmando los sobreseimientos definitivos de los allí imputados.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE