Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Teatro

Las compañías navarras demuestran que el Festival de Olite va más allá de lo clásico

Una reunión en la que compartir la evolución del Festival de Olite y su relación con directores, actores y productores

En primer plano: Luis F. Jiménez, director del Festival de Olite; Ana Artajo, dramaturga, y Nerea Alejos, periodista de Diario de Navarra. Junto al cartel, Txori García Uriz. Detrás (primera fila): Maider Lekunberri, Miguel Goikoetxandía, Marta Juániz, Sergio Albillo y Ángel García Moneo. Segunda fila: Javier Napal, Ion Barbarin, Lorenzo García, Patxi Rodríguez, Marisol Martínez y Mario Oroz, ayer en el Museo del Vino de Olite
Luis F. Jiménez, dtor. Festival de Olite; Ana Artajo, dramaturga, y Nerea Alejos, periodista de Diario de Navarra. Txori García Uriz. Atrás, Maider Lekunberri, Miguel Goikoetxandía, Marta Juániz, Sergio Albillo y Ángel García, Javier Napal, Ion Barbarin, Lorenzo García, Patxi Rodríguez, Marisol Martínez y Mario Oroz Cordovilla
  • Laura Gallardo Saiz
Actualizado el 17/08/2021 a las 20:46
El Festival de Olite se ha ido convirtiendo en “un hueco inamovible en el verano navarro. Es casi un ritual”, afirma la crítica teatral y dramaturga Ana Artajo. A lo que añade que Olite se ha convertido en un acceso a la cultura fuera de las grandes ciudades y ha sido el germen de muchas compañías que este domingo pudieron reunirse y debatir sobre sus trabajos y la evolución del festival en los últimos años.
El encuentro estuvo conducido por la crítica teatral y Nerea Alejos, periodista cultural de Diario de Navarra, ambas fueron entrevistando a las diferentes compañías teatrales. A quienes se unió Luis F. Jiménez, director del festival de Olite desde hace cinco años. En este tiempo el festival ha avanzado hacia nuevas fórmulas artísticas, alejándose cada vez más de su antigua etiqueta de Festival de Teatro ‘Clásico’ de Olite, creando así “un nuevo festival”, en palabras de Jiménez. 
“En mi primer festival como director artístico supe que la residencia de trabajo tenía que estar ahí”, afirma el director. Él fue quien creó la primera asamblea con la compañía In Extremis para que pudieran optar a esta investigación de desarrollo de su proyecto artístico, una adaptación de Medida por medida de Shakespeare. También fue quien retiró la palabra microteatro. “Con la propuesta de Poética Teatral quería dar a entender que ese microteatro es un espacio para conocer nuevos directores, que no tiene nada que ver con la profesionalidad o la falta de ella”, explica F. Jiménez.
Cuando nació el ciclo Poética Teatral, el director pasó tres días buscando espacios y viendo dónde se podían efectuar estas nuevas actuaciones. “Pensé en espacios que pudieran dar vida a las nuevas propuestas escénicas y cuando lo propuse en 2017 antes de que las compañías empezaran a crear les ofrecí los espacios, pudieron elegirlos”, relata. Ana Artajo reafirma la viabilidad de este nuevo ciclo con los siguientes datos: “En estos cinco años ha habido cinco residencias, 22 poéticas y 23 funciones en La Cava y otros espacios, lo que nos da una media de diez producciones navarras al año creadas en Olite. Es abismal”.
En estos últimos años también se ha añadido la música a los espectáculos. “Hemos creado un nuevo festival fuera del teatro puramente clásico y que incluye todas las artes escénicas, entre ellas la música. He podido apreciar que la Comunidad foral tiene una fuerza musical impresionante”, afirma Luis F. Jiménez. Este año los espectáculos musicales han marcado el inicio y el cierre del festival: Concierto 1521 fue la primera representación el 16 de julio, un concierto de txistularis como conmemoración del quinto centenario de la batalla de Noáin. El Festival de Olite finalizó anoche con el espectáculo lírico Pies en la tierra-Oinak Lurrean, un proyecto amateur.
Todos estos cambios se han dado de forma progresiva. El director está seguro de que “de forma drástica no habrían funcionado” y admite que han tenido que asumir riesgos, pero que han merecido la pena puesto que uno de los objetivos es que “el público siempre salga emocionado y sorprendido de las obras”. Para ello este año han apostado por obras que mezclan tantas ramas artísticas como pueden, como Tránsitos de Amico Teatro. También han elegido actrices de gran recorrido en el festival como Marta Juániz, que este año protagoniza Vencidos; o nuevas promesas como la compañía La Cuerda Teatro, cuyas fundadoras se definen como “amantes del teatro contemporáneo” y han presentado la obra Vacío.
Algunas compañías como Producciones Maestras traen nuevas historias sobre la mujer, en este caso la de Ana Caro Mallén, a quien se puede considerar la primera mujer periodista, por escribir crónicas sobre la realeza. La Trovairitz Beatriz de día de Mon-tse Zabalza muestra otra nueva faceta de la mujer: las mujeres trovadoras, que también criticaban su época y compartían sus pensamientos e inquietudes.
Otro gran objetivo ha sido que “las pequeñas producciones fuesen más lejos a lo largo del festival, que no se quedaran solo en Olite”. Algo que se ha podido ver en obras como Devenires de la compañía La Banda Teatro Circo, que ya cuenta con varias selecciones en diferentes festivales; o Loco Desatino de Producciones Maestras que ha llegado al Festival de Almagro.

Txori García uriz (In Extremis): Desde la creación de la residencia

La compañía In Extremis, representada por Txori García Uriz, nació en Olite en 2016. Él afirma: “La residencia fue una manera de apoyo a nuestra investigación y apostamos por crear esta compañía para poder optar a ella”. Realizaron la adaptación de Medida por medida de Shakespeare en 2016 y tuvo un gran éxito. En 2018 apostaron por La prueba de Lukas Barfuss, pero Txori García reconoce que “hay proyectos que no salen y no pasa nada”. Este año, dentro del ciclo Poética Teatral han presentado Superhombre, diseñada como una pieza breve.

Ángel García Moneo (Producciones Maestras): La primera mujer cronista

En 2019 Olite acogió la comedia Loco desatino, escrita por Ana Maestrojuán y que narra la historia de Ana Caro Mallén, poeta y escritora del Siglo de Oro y considerada como la primera cronista mujer. El actor y productor Ángel García Moneo de la compañía Producciones Maestras explica que recientemente pudieron llevar la obra al Festival de Almagro, después de 10 meses sin poder representarla. El productor afirma que “otras producciones caducan, esta obra puede tener un gran recorrido”.

Maider Lekunberri (La cuerda Teatro): Una nueva compañía en el festival

Este año una nueva compañía ha llegado al Festival de Olite: La Cuerda Teatro, formada por Maitane Pérez y Maider Lekunberri. Ambas han protagonizado una obra que refleja su amor por el teatro contemporáneo, Vacío de José Sanchis Sinisterra. Han realizado tres funciones y Maider Lekunberri asegura que “cada montaje necesita un contexto. En el interior ha funcionado muy bien porque iba más acorde a la reflexión sobre cómo a veces llenamos nuestra vida de cosas porque el vacío nos da miedo”.

Ion Barbarin (Amico Teatro): Mezcla de ramas artísticas

Amico Teatro está formado por Ion Barbarin y Txori García Uri. Ambos realizaron la residencia de trabajo en Olite en 2019. Dedicaron dos semanas únicamente a investigar el proyecto. Después de dos años han traído a La Cava su obra, Tránsitos, protagonizada por ambos. En el proyecto se mezclan diferentes ramas artísticas y para ello “tuvimos encuentros con diferentes especialistas en teatro, artes plásticas, coreografías y de iluminación”, narra Ion Barbarin.

Javier Napal (La banda Teatro Circo): Narrado a través del circo

Este año el Festival de Olite ha otorgado su residencia artística a la compañía representada por Javier Napal, ‘Nano’, La Banda Teatro Circo. Durante 15 días han preparado el proyecto Devenires, del que ofrecieron una muestra ayer por la tarde. Su compañera Izaskun Lasarte tuvo la idea de realizar una crítica social y de contar esta historia a través de un artista de circo. “El año pasado no pudimos finalizar nuestra obra Kimera por el temporal y sentimos que al fin el sueño se ha convertido en realidad”.

Marta Juániz (‘Vencidos’): Un extenso recorrido en Olite

Marta Juániz ha actuado en Olite en numerosas ocasiones, ella cuenta entre risas que “si tengo mucho recorrido es porque soy mayor”. En Olite ha realizado varias funciones, la primera vez que fue a La Cava lo hizo con La discreta enamorada, volvió a Olite con obras como Museo de los horrores o Principe Virtual. Este año protagoniza Vencidos, obra escrita y dirigida por Miguel Goikoetxandía. “He hecho muchos personajes femeninos, pero meterme en el papel de Juani ha sido un reto por ser un personaje que empieza como una niña, pasa por la juventud y llega a la vejez con alzheimer. Es una mujer que representa a toda una generación”.

Montse Zabalza (‘La trovairitz’): Las mujeres trovadoras existieron

En 2018, la actriz Montse Zabalza protagonizó en el Palacio Real de Olite La Trovairitz Beatriz de día, dentro del ciclo Poética Teatral. ”Buscando textos me encontré que había trovadoras en el siglo XII, algo que para ser sincera me sorprendió”, afirma Zabalza. En esta obra se puede conocer a una de estas mujeres, que en aquella época eran “atrevidas, decían lo que pensaban y crearon un mundo propio. Eso fue lo que me apasionó para realizar esta obra”, relata. Zabalza afirma que para ella “ha sido un placer poder ser transmisora de este conocimiento”.

Patxi Rodríguez (‘Concierto 1521’): El txistu también es de conservatorio

“El txistu es un instrumento de conservatorio que requiere el mismo título que los estudios, por ejemplo, de violín”, defiende Patxi Rodríguez, representación de Euskal Herriko Txistulari Elkartea. El Festival de Olite se inauguró el pasado día 16 con Concierto 1521, en el que los txistularis le dan una banda sonora a la batalla de Noáin. “Es un planteamiento musical mastodóntico, puesto que aglutina diversas disciplinas como el teatro o las coreografías”, afirma el músico. A lo que añade que cada una de sus obras es nueva, es música contemporánea.

Mario Oroz (‘Pies en la tierra’): Comenzó como un videoclip

Mario Oroz es el creador de Pies en la Tierra - Oinak Lurrean, el espectáculo musical que puso fin el Festival de Olite anoche. Este proyecto inició como una reunión para grabar un videoclip de música lírica en euskera con el fin de regalárselo a la codirectora y pareja de Oroz, Saioa Goñi. “Al principio no íbamos ni a subirlo, pero nos gustó el resultado y cambiamos de opinión”, narra el joven. El director del festival lo vio y les invitó a actuar, “fue una gran sorpresa, nosotros somos todos novatos”, asegura Oroz.
volver arriba

Activar Notificaciones