Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EL FOROFILLO

Jo-jo sin conejo

Osasuna salvó la peor primera parte de la temporada con la chispa de la conexión Jony-Jon

Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Actualizada 20/11/2020 a las 23:56

Una conejada del pobre Sergio Herrera dio alas a un colista que se creció en El Sadar, demostrando que en esta LaLiga de las estrellitas el menos listo te hace un reloj y te raspa el forro a nada que haga las cosas medio bien. O menos mal que el rival de enfrente. Y es que con poco el Huesca casi se lleva la victoria de Pamplona en un encuentro que nos dejó la que ha sido, de largo y tendido, peor primera parte de los rojillos este año. Ha tenido que llegar a la décima jornada, con un choque que la abría y que dejaba el finde libre para ver qué hacían los demás. Con la victoria hubiese sabido mejor ver al resto de equipos. Pero...

Los rojillos no fueron Johannes 'Jojo' Betzler, ese chico de diez años confundido por la corriente nacionalsocialista comandanda por el malo de Adolfo hace casi un siglo en tierras germanas. El chaval tenía más malicia que la zaga rojilla en los primeros 45 minutos de choque, con una autopista por nuestra izquierda por la cual podrían haber entrado las divisiones de panzer de la Alemania nazi e incluso la caballería de Aníbal elefantes incluidos. El fichaje de Juan se está convirtiendo en una Cruz para el ex del Elche, y las carencias son observadas enseguida por un rival que se tira por su banda como Drácula al cuello de una joven virginal. O un joven virginal, no se me exalten...

Una medio triangulación con apertura a la derecha dejaba a Rafa Mir corriendo con Juan Cruz de sombra lejana. El centro fuerte fue respondido con inocencia por las manoplas de Sergio Herrera que hizo de pasante, servidor y asistente a un Sandro que entraba más solo que la una en el área chica de Osasuna. Y del pareado llegó un 0-1 que descarnaba a la afición, tan felices que nos las prometíamos tras el parón este de selecciones que nos dejó el 1-1 en Suiza y el 6-0 a Alemania. Juegue, juegue...

MIentras que los de Míchel parecían la Mannschaft, guiados por el capitán Mikel Rico y comandandos por Mir y Sandro arriba, Osasuna se encomendaba a unas bandas endebles y sin mordiente, con un Torres cuyo estado empieza a ser preocupante y un Facundo que se empeñaba en hacer Roncagliadas con cesiones peligrosas y salidas comprometidas. La dupla Oier-Íñigo no empacaba al centro del campo y el bagaje ofensivo era el mismo que el de un conejo de peluche. Ni una sola ocasión en la primera parte y con Sergio Herrera enmendando de sobra el error inicial, salvando a Osasuna ante Rafa Mir y ante Sandro con unos compañeros que hacían buena la frase de "con amigos como estos, para qué quieres enemigos...".

No sé qué chilló el bueno de Jagoba en el descanso, sólo sé que en el inicio de la segunda parte no estaban ni Torres ni Juan Cruz. El primo Pérez caía al lateral izquierdo y Jon Moncayola se colocaba en la sala de máquinas. Y entonces surgió la chispa. Entonces volvió nuestro Osasuna. Fue sacar a la dupla Jo-jo, Jon y Jony, y cuando funcionaron ambos Osasuna enfrentó al rival.

El asturiano se entonó en el segundo tiempo, empezó a dar el nivel que se le presume y fue una navaja contra la defensa oscense. Sus centros y disparos empezaban a agobiar a Andrés Fernández y el partido se veía de otra manera. Incluso le hicieron un penalti, tonto, justito, inocente, pero penalti, aunque el VAR, seguramente por aquello del cierre de la hostelería, no quiso entrar a dirimir si era o no pena máxima. Pena dan los responsables, que ya empiezan a dejar decisiones pestilentes para con los equipos humildes que no se toman con los grandes. Regresamos a tiempos pretéritos con el famoso videoarbitraje...

Pero no hacía falta. Un córner por la izquierda, la banda de Jony, se fraguó con saque en corto y envío medido para que David García colocara el cabezazo suavecito y ajustado para poner el empate en una jugada en la que al menos hubo, sin exagerar, siete penaltis a los rematadores de rojos. Jony se colaba y el otro, Jon (Moncayola) daba empaque y seguridad a un centro del campo que era un coladero en la primera parte. Todo funcionaba a la perfección.

La dupla Jo-jo fue capaz de convertir un equipo mediocre y endeble en una máquina apisonadora, sin ceder concesiones al rival y aplatanando a un equipo que se empezaba a dejar comer la moral. La pena fue que se tiró un primer tiempo precioso para haber logrado la victoria y tres puntos de nuestra Liga, contra un rival que llegaba tocado y que tampoco se marchó de Pamplona con buenas sensaciones.

Hay muchas incógnitas alrededor del equipo. La derrama del lateral izquierdo, el preocupante estado de forma de Torres, las indecisiones en la banda derecha, la falta de gol de los que tienen que meterlos... Está claro que llevamos poco más de un cuarto de competición, que tenemos 11 puntos y que hay equipos que están peor. Pero también es cierto que los encuentros se deben preparar pensando en una idea clara y, bien por las ausencias o porque los recambios no están a la altura, ya van varios choques en los que Jagoba debe reconducir la situación...

Ahora asoma el Barcelona del alicaído Messi en el horizonte, en un choque de esos en los que se tiene más que ganar que perder si se da la campanada, pero que hay que tomárselo como lo que es. No vamos a entrar en diferencias de millones (que las hay), o de plantillas (que las hay) o de calidad (que la hay). Pero lo que iguala este tipo de partidos son las ganas y la ilusión, y de eso tenemos más que el jovencito Jojo Rabbit en la película que narra las aventuras del libro 'Caging skies' de Christine Leunens. Porque si contra el Huesca el primer gol nos lo metieron por conejos, la segunda parte la remontamos gracias a Jojo: Jon Moncayola y Jony...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE