Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EL FOROFILLO

Calco sobre el verde

El recuerdo de uno de los Osasuna-Celta en Primera de años atrás presagiaba mal encuentro, pero los rojillos calcaron otro partido

Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Actualizada 11/07/2020 a las 19:04

Corría el mes de mayo de 2014, Osasuna peleaba por lograr el objetivo que siempre nos ha caracterizado cuando estamos en la máxima categoría, coger los puntos suficientes para lograr la permanencia. El año iba medio torcido, pero había margen para lograrlo. Y venía a Pamplona un Celta de Vigo ya salvado, con los puestos europeos lejanos y sin ninguna ambición o, lo que es lo mismo, sin ningún agobio o peligro. Y esos son los peores rivales.

Osasuna tenía que ganar por aquél entonces o, por lo menos, demostrar que estaba necesitado y salir a pelear el triunfo. Pero no pudo ser. La suma de los nervios por estar jugándote la vida a falta de tres partidos les pesó a las piernas de hombres como Patxi Puñal, Arribas, el 'Gato' Silva, De las Cuevas u Oriol Riera. Los que estaban enfrente nos daban un repaso, nombres como Orellana, que ha sonado para Osasuna pero jugará el próximo año en el Valladolid, Augusto Fernández y otros dos que repetían esta vez: Santi Mina y Nolito. Este segundo fue el autor de los dos tantos, en unos cinco minutos del primer tiempo que condenaron a los rojillos.

Un empate en Cornellá y una estéril goleada al Betis en la última jornada, agarrándonos al milagro de que otros pincharan y que no se dio, supusieron el penúltimo descenso rojillo en nuestra historia reciente. Para mí fue clave ese partido, perderlo nos condenó. Incluso empatándolo podríamos habernos salvado, pero estaba la cosa necesitada de descender, de limpiar las cloacas de las oficinas osasunistas de gentuza que las poblaban por aquel entonces y convertirnos en lo que ahora somos, un club a las puertas del Centenario y en Primera División.

La sombra del choque de entonces planeaba por Pamplona. Venía un Celta jugándose la vida, con un plantel que quita el hipo. Iago Aspas, Araujo, Rafinha, el mismo Nolito o Santi Mina. Por mentar a algunos. Y podría ocurrir que se calcara el choque de antaño, de hace seis años. Pero no. O si lo hizo, fue jugando los rojillos el papel del Celta de entonces y los celestes el nuestro. Porque Osasuna hizo de la necesidad del rival una virtud, se aprovechó y claro que calcó el partido, pero el disputado semanas antes contra el Leganés.

Con brotes en los almuerzos sanfermineros de este año y sin poder disfrutar del cohete, los rojillos se enlazaron la camiseta con el pañuelico anudado al cuello en homenaje a los no Sanfermines,  con la intención de borrar la mala imagen del Villamarín y con el regreso de Enric Gallego a la punta del ataque. Sabedores de que las ausencias en ataque son notorias, Jagoba puso el mejor once que podía con la excepción de Vidal, sustituido por un Roncaglia que tiene visos de seguir un año más aportando al equipo su experiencia. Salvo que le llegue un ofertón, que vaya usted a saber.

Y lo notó. El equipo mejoró del choque en feudo verdiblanco, y esa es la gran diferencia de tener o no tener una punta de ataque, una referencia, un hombre que sea peligroso, gane disputas aéreas, caiga a banda, remate y se faje con el defensa rival. Y lo tenemos. Don Enric Gallego, que fue fichado para ello y es lo que va a seguir haciendo en Pamplona. Con eso basta. Con ese simple detalle, acompañado de un Adrián que jugó inspirado, Osasuna puso en aprietos al Celta y le ganó, dejándolo en una situación delicada.

Se adelantaron los visitantes. Para el próximo año habrá que enseñarles mejor la forma de tirar un fuera de juego a Aridane y a David García, que este año me han suspendido la asignatura. Porque la manera de ganarle la espalda Aspas y el centro para que marque Mina es de primero de juveniles. Pese a que Sergio Herrera está de dulce, que el chaval parece jugarse la vida todos y cada uno de los partidos. El caso es que pese al borrón, que a cualquier escribano se le escapa, los rojillos reaccionaron y en la primera combinación milimétrica llegó el empate. Íñigo Pérez a Adrián, este profundo a la carrera de Estupiñán, quien centra tenso y Enric cabecea a gol, anotando su tercer tanto este año. 

Lejos de conformarse, Osasuna saltaba la segunda parte a por la victoria. Villar, el joven meta celtiña, se estiraba ante las ocasiones locales y los rojillos ponían más ataque y fútbol para el empate. Pero si el choque no fue un calco al de la temporada del descenso, sí que se pareció al que se ganó al Leganés. Los de Aguirre, bien es cierto, merecieron más durante el encuentro, tuvieron más oportunidades, pero un córner al final los condenaba a la derrota. Será el mal fario de los necesitados, pero otra vez pasó lo mismo. Para nuestro gozo. En el descuento, un centro de Oier desde la izquierda, una peinada de Arnaiz, que no se destaca precisamente por ser un rompetallas, y a la cazuela. 2-1 y Osasuna a los 48 puntos.

Dos jornadas para el final. Orgullosos de este equipo. Como dijo Jagoba, hasta el final hay que competir. Lo hicimos con el ascenso en la mochila, lo hacen con la permanencia lograda. Quedan el Barcelona en su feudo y el Mallorca en Pamplona. Pase lo que pase se han ganado el descanso y el reconocimiento de todos. Europa más cerca, en Mallorca nos aplauden por darles vida (si ganan los bermellones al Sevilla, algo complicado, se acercan a la salvación), hasta el título está sin decidir. Se pone bonita la recta final, podemos ser juez y parte. ¡Qué bien se juega cuando no se tiene peligro de bajar...!

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE