Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Medio Ambiente

Parte del vertido del buque varado en Gibraltar llega a la costa de La Línea

El Peñón retira el 80% del combustible del interior del barco y coloca otra barrera de protección, pero admite que hay aves cubiertas de petróleo

Ampliar Equipo de salvamento marítimo trabajan planificando el camino a seguir para extraer el combustible del buque granelero OS35 que permanece semihundido junto al Estrecho de Gibraltar, después de colisionar el pasado lunes con otro barco, a 02 de septiembre de 2022, en Algeciras (Cádiz, Andalucía, España). El alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz), Juan Franco, ha señalado que el vertido ocasionado por el buque OS35 ya ha llegado a la playa del municipio, concretamente a la de Poniente, que se encuentra en la zona de la Bahía de Algeciras, según ha explicado en una entrevista a TVE recogida por Europa Press.
Equipo de salvamento marítimo trabajan planificando el camino a seguir para extraer el combustible del buque granelero OS35 que permanece semihundido junto al Estrecho de GibraltarEuropa Press
Publicado el 02/09/2022 a las 22:38
Parte del vertido del buque OS 35, semihundido desde el lunes frente a Gibraltar, alcanzó este viernes la costa de la localidad gaditana de La Línea de la Concepción. El viento trasladó hasta su playa de Poniente restos de combustible que habían superado la barrera de protección establecida en el contorno del barco y que formaron una mancha de entre 50 y 75 metros que fue inmediatamente limpiada. La televisión pública de Gibraltar GBC informó de que el vertido también había llegado a las costas del Peñón, en concreto, a Rosia Bay, una zona situada en la parte contraria a donde permanece el buque, aunque no hubo confirmación oficial por parte del Gobierno de la Roca.
El alcalde de La Línea, Juan Franco, mostró su preocupación por la llegada de los residuos y explicó que se ondeó la bandera roja en la playa, pero aclaró que "ahora mismo no es una tragedia". "Lo importante es retirar los materiales que tiene el barco dentro y dejarlo vacío. Si eso ocurre, el primer problema se habría solventado y esto sería simplemente los restos del escape", agregó. 
La batalla contra la posibilidad de que se produzca una marea negra en la Bahía de Algeciras se libra a 700 metros de la costa de Gibraltar, donde permanece varado el OS 35. El buque portaba 250 toneladas de gasóleo, 27 toneladas de aceite lubricante y 215 toneladas de fueloil pesado -un combustible difícil de retirar- cuando chocó el lunes por la noche con otra embarcación al reiniciar el viaje por el Estrecho
El Gobierno del Peñón explicó este viernes que ya ha sacado del granelero 197 metros cúbicos de combustible (el 80% de la carga que tenía en su interior), entre ellos, todo el gasoil, salvo cinco toneladas que permanecen en el depósito de la sala de máquinas para permitir el funcionamiento del buque. Respecto a la situación de los residuos ya vertidos al mar, el Gobierno de Gibraltar indicó que las operaciones de limpieza del combustible que se halla dentro de la barrera desplegada en el lugar del incidente "han permitido eliminar aproximadamente doce toneladas de una mezcla de combustible y agua". La magnitud que está vertiendo el barco "se ha reducido considerablemente con respecto a el jueves", destacan los representantes gibraltareños, que también señalan que "dentro de la barrera ya no se ve tanta cantidad de petróleo negro". 
La Autoridad Portuaria de Gibraltar (GPA, por sus siglas en inglés) tiene previsto cambiar el sábado la actual barrera adherida al OS 35 "por otra con forma de diamante, que proporcionará una mayor resistencia", aseguran. 
Esta barrera de protección se ha convertido en un elemento clave en la lucha contra el vertido. Además de evitar que una gran parte del combustible llegue a la costa, esta barrera anticontaminante absorbe los residuos que están en su interior. Funcionan por "contacto directo" y son "muy eficaces" en esta tarea, aunque el proceso "es muy lento", reconoce el Ejecutivo del Peñón. Gibraltar también ha desplegado en la zona 'skimmers', unas máquinas similares a espumaderas que están recogiendo el fuel derramado tanto dentro de la zona protegida como fuera.
Mientras, en la costa, los representantes británicos y españoles mantienen los niveles de alerta ante la posibilidad de que el vertido siga alcanzando las playas de la zona. Gibraltar ha desplegado en su territorio a seis integrantes de la empresa Oil Spill Response Limited (OSRL), encargada de la descontaminación, que este jueves inspeccionaron el territorio. En el lado andaluz, la Junta elevó desde 'preemergencia' a 'situación 0' su Plan de Emergencia por Contaminación del Litoral. El presidente autonómico, Juan Manuel Moreno, subrayó que su Gobierno está "en alerta" para "intentar evitar una catástrofe medioambiental". 
Y aunque la situación parece controlada, el Ejecutivo gibraltareño admitió este viernes que existe "un pequeño número de aves cubiertas de petróleo". "Se está haciendo todo lo posible para minimizar los efectos perjudiciales para la fauna", recordó el Peñón. 
El capitán del granelero queda en libertad 
El capitán del buque OS 35 quedó este viernes en libertad tras ser detenido el jueves por la Royal Gibraltar Police (RGP). Tras su arresto, estaba "colaborando con los detectives de la División de Delitos y Servicios de Protección de la Policía Real de Gibraltar, que está a cargo de la investigación del carguero varado", apuntaron las autoridades del Peñón. Gibraltar acusa al capitán de desobedecer las instrucciones que se le dieron desde la Capitanía Marítima e iniciar viaje pese a las entradas de agua que se observaban en el casco del buque.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE