Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Terrorismo

El rey Felipe VI llama a la unidad del espíritu de Ermua en el homenaje a Miguel Ángel Blanco

Ampliar Homenaje
El alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el Rey Felipe VI y el Lehendakari Iñigo Urkullu, durante el homenaje a Miguel Ángel Blanco, a 10 de julio de 2022, en ErmuaH. Bilbao
Publicado el 10/07/2022 a las 16:02
El rey Felipe VI, que este domingo ha presidido el homenaje de Estado a Miguel Ángel Blanco, ha hecho un llamamiento a la unidad y ha reivindicado el espíritu de Ermua, aunque los principales partidos se han mostrado divididos por los acuerdos del Gobierno con EH Bildu, especialmente el último sobre la ley de Memoria Democrática.
El homenaje de Estado por Blanco y el resto de víctimas de ETA, organizado por el Ayuntamiento de Ermua, ha reunido a todas las instituciones de Euskadi y España y a los principales partidos, aunque no han asistido varias asociaciones de víctimas del terrorismo, Vox, ni la izquierda abertzale.
El Rey, el presidente del Gobierno, el lehendakari, las presidentas de los parlamentos español, vasco y vizcaíno, los líderes del PSOE, PP, PNV y Ciudadanos, así como una representación de Unidas Podemos y de las instituciones vizcaínas y de Ermua han participado en este homenaje, cerrado con un ofrenda floral ante el monolito de Agustín Ibarrola que recuerda a las víctimas.
Pese a las apelaciones a la unidad y el espíritu de Ermua encabezadas por Felipe VI, los partidos han seguido mostrando sus diferencias en torno al papel de EH Bildu, con críticas del PP y Ciudadanos al Gobierno de Sánchez, así como del ausente Vox en las redes sociales, y del lehendakari, Iñigo Urkullu, a la coalición abertzale, a la que pide una "autocrítica sincera".
"El espíritu de Ermua es la victoria de la conciencia colectiva de todo nuestro pueblo; es la victoria de la dignidad y de la moral frente al miedo y al terror; es ejemplo, en fin, de nuestra fortaleza", ha afirmado el monarca, quien ha remarcado: "Que la unidad nos convoque en torno a nuestra historia reciente".
Ha instado a todos a seguir "perseverando para que lo vivido no caiga en el olvido; para que la unidad nos convoque en torno a nuestra historia reciente, y para que el espíritu de Ermua nos recuerde, cada día, el valor de la paz, de la vida, de la libertad y de la democracia".
Felipe VI ha pedido defender, "como un deber permanente", los derechos de los que fueron privados Miguel Ángel Blanco y todas las víctimas del terrorismo: "La vida, la libertad, la dignidad".
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha hecho ninguna referencia a EH Bildu y ha defendido construir una memoria colectiva que preserve los valores democráticos que encarnan las víctimas del terrorismo.
Sánchez ha anunciado que los estudiantes de Secundaria y Bachillerato de toda España recibirán el "testimonio directo" de las víctimas del terrorismo, una iniciativa que ya se ha realizado en el País Vasco.
Esta iniciativa y otras como el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria servirán, ha dicho, para que la generación que no conoció el terrorismo sepa lo que ocurrió.
Sánchez ha recordado que lo sucedido en 1997 con el Espíritu de Ermua hizo que la sociedad vasca y la española ya "nunca más" tuviera "miedo" ni estuviera en "silencio" ante el terrorismo. "Algo nos cambió para siempre en un país distinto que nunca más se doblegaría ante el terrorismo", ha apuntado.
En declaraciones a los periodistas el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha sostenido que lo "mínimo" que se puede exigir a EH Bildu es que condene los asesinatos de ETA y ha aseverado que no se puede equiparar a los "asesinos y los asesinados" y que quienes aún no han condenado los atentados no se merecen "reconocimiento ni respeto".
Sin mencionar al Gobierno y sus acuerdos con EH Bildu, el presidente del PP ha sostenido que "no se puede intentar olvidar lo que ha pasado" con ETA y que "lo mínimo" que se puede dar a las víctimas es "justicia y memoria". "Hay que ser honestos con los hechos, respetar su memoria y tener la determinación de llamar a las cosas por su nombre", ha explicado.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha considerado "absolutamente repugnante" que, cuando se cumplen 25 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco, "se pueda aprobar una Ley (de Memoria Democrática) en la que la historia la escriben los que brindaron con cava cuando mataron" al concejal de Ermua.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado una "reflexión valiente y una autocrítica sincera a quienes ejercieron y ampararon la violencia terrorista", una petición a la izquierda abertzale en la que ha insistido en los últimos días.
El lehendakari ha reiterado que la violencia de ETA fue "injusta" pero tras la disolución de ETA Euskadi debe construir un futuro "con memoria". "No debemos, ni queremos, hacer borrón y cuenta nueva como si nunca nada hubiera ocurrido", ha explicitado, mientras el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, se ha limitado a apelar a la unidad.
La hermana del concejal del PP asesinado, Marimar Blanco, ha dicho: "Lo mínimo que debemos hacer es honrar su memoria cada día, no solo con palabras, sino también con grandes hechos".
Marimar Blanco ha pedido que la memoria democrática reconozca la verdadera historia del terrorismo, con "buenos y malos, con vencedores y vencidos". "
No podemos permitir que tanto dolor se olvide, que se borre a los culpables o que el sacrificio de inocentes no sirva para nada; no queremos ser solo un estereotipo de sufrimiento, queremos justicia, que se respete la verdad de lo que ha ocurrido sin intoxicaciones", ha señalado.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE