Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Un juzgado suspende de forma cautelar los acuerdos del Congreso Nacional de EA y sus nombramientos

Eusko Alkartasuna defiende que cumplió "escrupulosamente con la normativa interna del partido" y estudia recurrir el auto 

Ampliar Eba Blanco tras ser reelegida secretaria general de EA

IÑAKI BERASALUCE EUROPA PRESS

20/02/2022
Eba Blanco, tras ser reelegida secretaria general de EA el pasado mes de febreroIÑAKI BERASALUCE/EUROPA PRESS
Actualizado el 28/06/2022 a las 12:36
El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Vitoria-Gasteiz ha acordado la suspensión cautelar de los acuerdos adoptados en el Congreso Nacional de Eusko Alkartasuna, celebrado los días 19 y 20 de febrero de 2022 mediante voto telemático, lo que supone suspender los nuevos estatutos -que eliminaban el procedimiento de primarias- y todos los nombramientos realizados en dicho congreso, entre los que se encuentra el de Eba Blanco como secretaria general de EA.
En el auto, la jueza destaca que el Congreso se celebró de manera telemática y cita las peticiones que se realizaron desde el sector crítico del partido para que se celebrara de forma presencial.
En este sentido, afirma que "ha podido existir alguna irregularidad en la celebración del Congreso", pero no entra a valorar las consecuencias de esas irregularidades y si estas han tenido alguna incidencia en los resultados finales obtenidos.
Asimismo, destaca que los acuerdos adoptados en el Congreso Nacional son "de cierta importancia", ya que se trata de la ponencia política, nuevos estatutos y nombramientos de órganos principales.
Por ello, subraya que, "de no adoptarse la medida de suspensión, pueden producirse situaciones de hecho consolidadas que generen consecuencias de muy difícil reparación, ya no solo por la modificación de los estatutos", lo que considera "relevante, sino por las propias actuaciones y efectos de nombramientos de personas, que después pudieran quedar sin efecto".
En un comunicado, el sector crítico ha recordado que los compromisarios electos para el congreso de Eusko Alkartasuna "a los que se les impidió participar", impugnaron el XIII Congreso Nacional celebrado en febrero e interpusieron una demanda judicial por "graves irregularidades cometidas por la dirección de Eba Blanco, solicitando la adopción de medidas cautelares para la suspensión de los acuerdos adoptados en el mismo".
"El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Vitoria-Gasteiz ha accedido por evidenciar dichas irregularidades. Las consecuencias inmediatas del Auto 263/2022 son de enorme calado en el seno de EA, ya que quedan suspendidos los nuevos estatutos aprobados en febrero y todos los nombramientos realizados en dicho congreso", ha detallado.
Según ha afirmado, con esta decisión "seguirían vigentes los nombramientos de las personas que configuraban la Ejecutiva Nacional, el Consejo Nacional, la Comisión de Garantías y la Asamblea Nacional previos a dicho Congreso·.
"Nuevamente un auto judicial anula el nombramiento de Eba Blanco como secretaria general de la formación; cabe recordar que el Juzgado ya obligó a Eusko Alkartasuna a repetir las primarias de 2019 en las que se aparcó injustamente a Maiorga Ramirez vulnerando su derecho fundamental a la participación y autoproclamando a Blanco Secretaria General", ha señalado.
No obstante, ha destacado que en esta ocasión, "la anulación se hace extensiva a todo su equipo, muchos de ellos liberados con carácter profesional como Iker Ruiz de Eguino, responsable del área jurídica y portavoz, o Asier Gomez Barrenetxea, secretario de Comunicación".
Para el sector crítico, "el auto pone en evidencia, especialmente, la labor de la parlamentaria Leire Pinedo, que dirigió el Congreso anulado por sus irregularidades".
Asimismo, ha subrayado que "todos los nombramientos de los responsables territoriales y locales en los que Eba Blanco había purgado al sector Garaikoetxeista quedan sin efecto, y vuelve a manos de los responsables elegidos directamente por la afiliación y que son del sector Garaikoetxeista en las cuatro capitales de Hegoalde (Bilbo, Iruñea, Donostia y Gasteiz), así como los responsables de Araba, Nafarroa y Gipuzkoa".
"El sector de Eba Blanco aducía hasta ahora en los juzgados que EA ya no podía elegir a su secretario general por el procedimiento de primarias dado que, en el Congreso ahora anulado, se había procedido a eliminar el procedimiento de elección de la Secretaría General mediante primarias", ha recordado.
No obstante, consideran que esta argumentación queda ahora sin efecto porque "los estatutos ahora en vigor contemplan las primarias como forma de elección del líder del partido".
En este sentido, ha señalado que esta cuestión ha sido "repetidamente solicitada por más de 400 afiliados y afiliadas que avalaron a Maiorga Ramirez tras la dimisión de Pello Urizar en junio de 2019 y que han exigido con sea la afiliación mediante voto directo --un afiliado/a, un voto-- la que elija al líder del partido, así como que se celebre un congreso transparente para decidir el futuro del partido y el encaje de EA en EH Bildu como ha sido solicitado por más de 600 afiliados y afiliadas ante la negativa de Blanco".
También ha asegurado que el auto tiene una "repercusión directa en la conformación de los órganos de EH Bildu y en sus órganos para la confección de listas electorales".
"Eba Blanco eliminó a todas las personas del sector Garaikoetxeista de los mismos, cuestión que fue asumida por Sortu y EH Bildu, y que ahora deberá corregirse, puesto que los nombramientos realizados por Blanco están anulados, al estar anulado el suyo propio", ha insistido.
Por último, han hecho un nuevo llamamiento "a la cordura y a no alargar 'sine die' la situación kafkiana a la que ha llevado a la formación la dirección de Blanco con recursos interminables", ya que cree que "la única solución válida es dar voz a la afiliación de forma transparente y que se acabe de una vez con la purga ideológica dentro del partido".
"Las diferentes posturas existentes respecto a la relación con EH Bildu deben ser dirimidas por la afiliación, sin persecuciones y aceptando lo que la mayoría de la misma decida", ha concluido. 
RESPUESTA DEL PARTIDO
Ante el citado auto de medidas cautelares dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Vitoria-Gasteiz, Eusko Alkartasuna ha dicho no compartirlo y ha avanzado que lo está estudiando para valorar la posibilidad de recurrirlo.
Asimismo, recuerda que se trata de un auto de medidas cautelares, no una sentencia y asegurado que el juzgado "no ha entrado en el fondo del asunto".
En este sentido, se reafirma en que el Congreso Nacional celebrado el 19 y 20 de febrero, "cumplió escrupulosamente con la normativa interna del partido" y subraya que "así lo defenderá en el procedimiento judicial correspondiente".
También insiste en que el auto de medidas cautelares no afecta a la convocatoria y afirmado que el Congreso Nacional fue convocado "correctamente, en tiempo y forma, sin que haya ningún pronunciamiento judicial que haya invalidado la Asamblea Nacional en la que fue convocado".
EA considera que hay un grupo de afiliados que "intenta ganar en los juzgados lo que no ha conseguido ganar democráticamente en los congresos nacionales celebrados en 2016, 2017 y 2022" porque "no aceptan la apuesta política realizada de manera reiterada por la mayoría de la afiliación de Eusko Alkartasuna a favor de EH Bildu".
Además, estima que este grupo de afiliados "ya dejó claro en la enmienda a la totalidad que presentó a la ponencia política que su objetivo era la destrucción del proyecto político de EH Bildu". "La judicialización de la vida interna de Eusko Alkartasuna responde a este fin", ha concluido.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE