Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

DGT Dirección General de Tráfico

Alcolock, el alcoholímetro obligatorio desde 2022: precio y cómo funciona

Los conductores de vehículos profesionales y de transportes, los primeros afectados por esta medida

Un agente con un alcoholímetro indiciario.
Con el nuevo dispositivo se espera reducir el número de accidentes de tráfico causados por el alcoholCEDIDA
Publicado el 18/10/2021 a las 10:44
En Europa, ya son un elemento habitual en la mayoría de los vehículos y, ahora, llegan a nuestro país. Los Alcolock, abreviatura de 'alcohol interlocks', son unos dispositivos conectados al sistema de arranque del coche que impiden utilizar el vehículo si se sobrepasa la tasa de alcoholemia permitida por las autoridades.
El aparato tiene incorporado un alcoholímetro que funciona de la manera tradicional: mide la concentración de alcohol tras realizar una espiración sobre él. Este dispositivo está conectado al sistema de arranque de modo que, si se superan los límites, el vehículo no arranca.
La fecha de partida para esta obligatoriedad será el próximo año 2022. En primer lugar, este nuevo aparato será exigido para el sector profesional y, más tarde, será el turno del parque de vehículos privado.
Con esta medida, la DGT espera poder reducir la siniestralidad en nuestro país, donde se estima que 1 de cada 4 accidentes mortales de tráfico están provocados por el consumo de bebidas alcohólicas.
El Alcolock vendrá poco a poco incorporado a los nuevos modelos. Pero aquellos que deban instalarlo en su actual vehículo, se van a encontrar con un hándicap: su elevado precio. El nuevo dispositivo requerirá un esfuerzo en las economías de empresas y particulares ya que el precio del propio aparato se acerca a los mil euros y, a este gasto, hay que añadir la instalación, que puede superar los doscientos euros. 
UNA NORMA CON ORIGEN EUROPEO
La Unión Europea aprobaba en noviembre de 2019 el reglamento que determinaba cuáles iban a ser los requisitos de homologación que se aplicarán a los vehículos, normas que se deben aplicar con fecha tope en el 5 de julio de 2022. Entre las nuevas exigencias se encuentra el dispositivo de control de la presión de los neumáticos, un asistente de velocidad inteligente y una interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque.
En España, la nueva Ley sobre Tráfico no establecía esta última medida. Pero una serie de enmiendas propició que se incluyera la obligatoriedad de disponer de estos aparatos.
Las enmiendas fueron aprobadas el pasado 30 de septiembre, incluyéndose esta novedad en la nueva Ley sobre Tráfico que ya está aprobada por el Congreso de los Diputados y solo debe superar el trámite de su paso por el Senado.
En concreto, el añadido propuesto dice así: "A partir del 6 de julio de 2022, los vehículos dedicados al transporte de viajeros deberán disponer de alcoholímetros antiarranque. Los conductores de estos vehículos vendrán obligados a utilizar estos dispositivos de control del vehículo cada vez que se active el interruptor, en los términos que se establezcan reglamentariamente".
Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo se va a ir implantando el nuevo dispositivo, ya que la obligatoriedad de que los coches dispongan de esta medida no implica que el uso sea obligatorio en todos los casos. Estos detalles deberán ser especificados en un reglamento de la DGT que determinará si el uso será obligatorio para todos, o se empleará solo en determinados colectivos (transportistas, autobuses de pasajeros, etc.) o incluso si su uso será solo obligatorio para conductores reincidentes.
volver arriba

Activar Notificaciones