Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Epidemia coronavirus

Síntomas de covid y de gripe: cómo diferenciarlos y qué similitudes tienen

Las reacciones a estos virus son en muchas ocasiones similares y es importante conocer las diferencias 

La epidemia de gripe de este invierno llega con retraso a Navarra
La forma de contagio es similar entre el coronavirus y la gripe común
Publicado el 13/10/2021 a las 10:29
Con los fríos comienza la clásica época de gripes y catarros y con el coronavirus danzando por aquí es importante aprender a distinguirlos si no queremos estar todo el día comprando pruebas de antígenos en las farmacias.
Tanto la COVID-19 como la gripe son enfermedades contagiosas de las vías respiratorias que se originan con un virus (diferente en cada caso) y se propagan de forma similar. Se contagian entre las personas que mantienen contacto estrecho (menos de 2 metros), a través de gotitas respiratorias o aerosoles expulsados al hablar, estornudar o toser y que aterrizan en la boca o en la nariz de alguien ubicado cerca o que se inhalan.
También comparten muchos síntomas: Fiebre, tos, falta de aire o dificultad para respirar, cansancio, dolor de garganta, congestión nasal, dolores musculares, dolor de cabeza. Incluso náusea o vómitos (que son más frecuentes en los niños que en los adultos)
Pero tienen, también, muchas diferencias. En la COVID-19, se puede perder el sentido del gusto o del olfato (aproximadamente entre un 38 % y 55 % de los pacientes han reportado pérdida del gusto y alrededor del 40 % han informado pérdida del olfato) y los síntomas suelen aparecer entre 2 y 14 días después de la exposición al virus. En la gripe, en cambio, los síntomas generalmente aparecen entre 1 y 4 días después de la exposición al virus.
Ocasionalmente ha habido informes de ojos rojos, hinchados y picazón en algunos pacientes con COVID-19, que puede parecer conjuntivitis. También erupciones cutáneas y sarpullidos.
Además, la COVID-19 parece ser más contagiosa y propagarse con mayor rapidez que la gripe y la posibilidad de enfermar gravemente, como sufrir daños pulmonares, también es más frecuente con la COVID-19 que con la gripe. Asimismo, la tasa de mortalidad también parece ser mayor.
Otra diferencia es que la gripe puede tratarse con fármacos antivirales, mientras que todavía no se ha aprobado ningún medicamento antiviral para el tratamiento de la COVID-19. Los investigadores están evaluando muchos fármacos y tratamientos y ya han visto que algunos medicamentos reducen su gravedad.
Además, el coronavirus se complicó con la variante Delta que es todavía más contagiosa y tiene, además, diferentes síntomas. Para empezar, el dolor de cabeza y la secreción nasal pasan a ser los indicadores más habituales de esta infección. Esto hace que muchos pacientes puedan confundirlo con un resfriado fuerte y no ser conscientes del contagio de coronavirus. También son menos comunes los síntomas más característicos de la COVID-19, como la falta de aire y la pérdida del gusto
Otro primo hermano es el resfriado común que está causado por muchos tipos de virus y suele aparecer con congestión y secreción nasal, dolor de garganta, tos y estornudos. No es habitual que se presenten cuadros febriles. El resfriado presenta sus síntomas poco a poco y la duración no suele ser superior a 10 días.
Si tienes síntomas de cualquiera de las tres, covid, gripe o resfriado, las precauciones para evitar que se propaguen son las mismas:
  • Evitar acudir a eventos grandes y reuniones masivas.
  • Evitar el contacto estrecho (menos de 2 metros) con todas las personas que no viven en la misma casa, en especial cuando el riesgo de enfermar gravemente es alto.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos o usar un desinfectante de manos con un contenido de 60 por ciento de alcohol como mínimo.
  • Usar la mascarilla para salir a espacios públicos, como el supermercado, donde es difícil evitar el contacto estrecho con otras personas.
  • Cubrir la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo desechable para toser y estornudar.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
volver arriba

Activar Notificaciones