Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

PP

Casado promete reformas de "alta intensidad" para salir "del hoyo" de la izquierda

El líder del PP estrena el curso convencido de llegar a la Moncloa, silencia a Vox y critica a Sánchez por presumir de la misión de Afganistán

Pablo Casado, durante su intervención en el inicio del curso político del Partido Popula
Pablo Casado, durante su intervención en el inicio del curso político del Partido PopulaEFE
  • Mateo Balín. Colpisa
Actualizado el 29/08/2021 a las 20:01
Pablo Casado inauguró este domingo en Galicia el curso político para el PP con la pretensión de que esta etapa hasta el próximo periodo vacacional, sin elecciones a la vista hasta las andaluzas de otoño de 2022, no sea en balde. Acompañado del presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo, exponente del ala centrista y moderada del partido, al menos de Santiago hacia fuera, el principal líder de la oposición prometió que ofrecerá en los próximos meses una agenda reformista "de alta intensidad" para "darle la vuelta como un calcetín" al país y colocarlo "en el lugar que se merece".
Unas iniciativas legislativas, avanzó Casado, que se madurarán en la próxima Convención Nacional del PP -se celebrará a caballo entre Santiago y Valencia a principios de octubre- y que traerán la modernización necesaria para sacar a los españoles "del hoyo en que les ha metido otra vez la izquierda". Ello, señaló, frente a un Pedro Sánchez que es solo "propaganda" y "márquetin", y que "no le dice la verdad ni al médico". En un idílico bosque de robles centenarios y leyendas, el carvallar de San Justo, en el municipio pontevedrés de Cotobade, Casado fue el invitado de excepción del acto organizado por el Partido Popular de Galicia.
Primero Núñez Feijóo, con una férrea defensa de su gestión y de su forma de hacer política, y luego el presidente nacional quisieron dejar claro que el partido no debe bajar la guardia en este curso puente. El objetivo es seguir desgastando al Gobierno de coalición sin olvidar por el retrovisor a Vox, al que no mencionaron, en su cerrada disputa por el espacio electoral de la derecha.
"Nunca fue tan necesario como ahora un Gobierno de España del PP, ni siquiera en época de Zapatero", afirmó Núñez Feijóo, que abogó por "mandar a Sánchez a donde mandamos a Pablo Iglesias" y pidió a los votantes descontentos volver a confiar en las siglas de la formación.
Para ello, Casado reivindicó su "sentido de Estado" frente a las acusaciones de los socialistas que lo sitúan fuera de la colaboración sobre asuntos estratégicos. Enumeró diferentes propuestas formuladas en lo que va de legislatura para rebatir las críticas del presidente del Gobierno. Detalló su "mano tendida" para la gestión de los fondos europeos, con la creación de un órgano de control independiente, o la modificación de la ley para que los jueces elijan a sus pares en el Consejo General de Poder Judicial, que lleva más de mil días en interinidad.
El jefe de la oposición avanzó un paquete de reformas que serán debatidas por expertos independientes y académicos en la convención nacional para preparar el asalto a la Moncloa en noviembre de 2023. Mencionó iniciativas tributarias, políticas para fomentar la natalidad, estímulos a emprendedores y autónomos o supervisar la tarifa eléctrica "más alta de Europa".
Una factura cuyos causantes han sido los gobiernos socialistas, dijo.
Este programa, resumió Casado, no es factible sin estar impregnado de tres de los valores comunes del PP: la defensa de la igualdad, de la libertad y de la unidad nacional. "Los españoles nos darán 100 días para poner en marcha todas estas reformas cuando gobernemos. Estaremos preparados", aseguró. El diputado nacional por Madrid entró al cuerpo a cuerpo con Sánchez por la operación humanitaria de Afganistán. Reprochó que "no es ético" que haya "presumido" de "misión cumplida" con la evacuación realizada por las tropas españolas. "Este tipo de manifestaciones no las ha hecho ningún país del mundo. Ningún mandatario mundial se ha atrevido a celebrar el drama y el horror que estamos viendo", recriminó.
Otro asunto de actualidad, el reparto de los fondos europeos, será el eje de la estrategia de oposición. Ayer Casado advirtió de que el Ejecutivo pretende una distribución arbitraria y política, en línea con lo que ya dijo el pasado martes junto al presidente del grupo del PP Europeo, el alemán Manfred Weber. Acusó a Sánchez de usar esos fondos "para su agenda electoral" y de "agujerear" el bote salvavidas comunitario para dar de beber a Podemos y a sus socios independentistas.

"Marlaska ha cometido demasiadas tropelías. Debe ser cesado"

Otra de las menciones expresas de Casado fue el futuro del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Este domingo volvió a pedir a Sánchez su dimisión porque lleva "demasiadas tropelías en el cargo".
 
Citó el cambio en la cúpula policial, permitir "que se espiara" en las redes sociales a quien criticara al Gobierno, discutir a sus compañeros de carrera los indultos y el Estado de Alarma o las irregularidades con la política migratoria. Pero el colofón, recalcó, "ha sido acercar a 150 terroristas de ETA a cárceles próximas al País Vasco, 96 de ellos con delitos de sangre". El líder del PP recordó el aniversario del asesinato de su compañero Manuel Indiano y defendió que "no merece el acercamiento a quien luego hacen homenajes callejeros riéndose de las víctimas".
volver arriba

Activar Notificaciones