Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Epidemia de coronavirus

Sánchez anuncia su intención de no prorrogar el estado de alarma en mayo

La decisión evitaría al Gobierno un debate conflictivo en vísperas del 4-M

Pedro Sánchez, en Moncloa.
Pedro Sánchez, en Moncloa.
AFP
  • Colpisa
Actualizada 07/04/2021 a las 07:59

Los datos epidemiológicos de España están aun lejos del objetivo tantas veces declarado por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, de que no haya más de 50 casos de covid-19 por 100.000 habitantes. Según todos los indicios, el país está además a las puertas de una cuarta ola de contagios. Sin embargo, Pedro Sánchez compareció este martes por sorpresa en la Moncloa para lanzar un mensaje cargado de optimismo. Y anunció ya, a casi un mes vista, que su intención es no solicitar al Congreso una prórroga del actual estado de alarma, que expirará el 9 de mayo.


El mensaje, acompañado de un actualizado pero aún ambicioso calendario de vacunación que llevaría a tener inmunizada al 70% de la población a finales de agosto, fue recibido con recelo por los responsables de distintas comunidades autónomas. El portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, lo juzgó "precipitado" y, en una línea similar, la de la Generalitat, Meritxel Budó, alegó que lo prudente sería esperar a ver cómo evoluciona la situación sanitaria.


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, metida ya en harina electoral, no dudó en vincular toda la comparecencia de Sánchez (que también anunció la aprobación, el martes de la semana que viene, del plan de recuperación para el uso de los fondos europeos) con la campaña del PSOE para los comicios del 4 de mayo, en los que el presidente del Gobierno tiene intención de volcarse de modo muy directo; no en vano, ha puesto la estrategia del partido en manos de su jefe de gabinete en Mocloa, Iván Redondo.


Ayuso dio por hecho que los nuevos objetivos de vacunación anunciados por el jefe del Ejecutivo son "falsos" y vaticinó que, como los anteriores (en enero se hablaba de llegar a junio con ese mismo 70% de la población vacunada) no se cumplirán. Sánchez, que atribuyó el retraso a los problemas de suministro de la vacuna de AstraZeneca, insistió, sin embargo, en que a partir de este mes todo se va a acelerar de manera notable gracias a la llegada de nuevas vacunas y se mostró entusiasta. "España -alegó- ya tiene un horizonte de salida".


Lo cierto es que, según la previsión del presidente, en mayo, cuando finalice el estado de alarma que ahora permite a las comunidades autónomas decretar cierres perimetrales, modular los toques de queda y tomar medidas restrictivas para contener la propagación del coronavirus, el número de personas con la pauta de vacunación completa será todavía de solo cinco millones, poco más del 10% de la población, frente a una incidencia acumulada de contagios que todavía es una incógnita. De ahí los resquemores de las autonomías frente a la afirmación de que el 9 de mayo será el "punto y final" del estado de alarma.


Bendodo argumentó que lo que hace el jefe del Ejecutivo es "ponerse al venda" porque sabe que le costará sumar apoyos parlamentarios. La decisión de no solicitar una prórroga a la Cámara Baja le evitará, efectivamente, un debate conflictivo a las puertas de los comicios madrileños. Todos los anteriores, al menos, lo fueron a pesar de que el Gobierno logró sacar adelante su propuesta. De hecho, ese deseo de evitar el desgaste al que se había visto sometido de marzo a junio de 2020 fue lo que le llevó a aprobar en octubre un nuevo decreto para seis meses en lugar de hacerlo para quince días, como venía siendo habitual, que dejaba en manos de los gobiernos autonómicos parte de las medidas limitativas de libertades.


Se da la circunstancia, además, de que Madrid es la comunidad más crítica con la aplicación del marco de excepcionalidad constitucional a la situación de pandemia actual y el PP siempre ha argumentado que había que buscar una alternativa jurídica; algo a lo que llegó a comprometerse el Gobierno en mayo de 2020 por boca de la vicepresidenta Carmen Calvo pero que nunca llegó a poner en práctica.


El mero hecho de que Sánchez, que apenas ha dado ruedas de prensa desde el verano pasado, decidiera comparecer ayer para dibujar un panorama prometedor, solo un día después de que el CIS publicara un polémico sondeo sobre Madrid que sitúa a la izquierda en condiciones de ganar las elecciones, también provocó la suspicacia de los populares. Ayuso le acusó, de hecho, de usar en su contra los medios públicos.


Sánchez, sin embargo, evitó el choque directo con la presidenta madrileña. Y aunque, deslizó una somera crítica por el hecho de que la comunidad de Madrid explorara por su cuenta la posibilidad de comprar la vacuna rusa Sputnik V, al reclamar que se actúe con "lealtad, seiredad y solidaridad", añadió que su máxima en esta materia será "no polemizar y no confrontar".

 

Todo al Interterritorial, tras el fin de los encierros perimetrales y toques de queda


Moncloa aspira a controlar los meses finales de la pandemia exclusivamente a través de las decisiones que se tomen en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ese foro que en su día se diseñó como un mero órgano de coordinación entre las CC AA y el Ministerio de Sanidad, sin ningún tipo de capacidad de decisión y que ni siquiera cuenta con un sistema de votación oficial y de recuento.


El propio Pedro Sánchez cuando este martes anunció que el Gobierno no tenía intención de prorrogar más allá del 9 de mayo el actual estado de alarma ‘nombró’ directamente como sustituto de esta legislación de excepción a los acuerdos que surjan del Interterritorial. El presidente del Gobierno defendió que los jueces han avalado la legalidad de estos acuerdos en votaciones que nunca llegan a producirse, pero lo cierto es que todavía, más allá de rechazar medidas cautelares, ni un solo tribunal ha entrado a analizar en profundidad si el parecer mayoritario de unas autonomías en una crisis sanitaria como la actual puede ser impuesto a otras en un foro de este carácter.


Movilidad o reunión


Sea como fuere, lo cierto es que el fin del estado de alarma va a privar a partir de mayo a las comunidades de las dos principales herramientas que han venido usando desde que esta legislación de excepción entró en vigor el 25 de octubre, en pleno ascenso de la 2ª ola: los cierres perimetrales municipales, provinciales o autonómicos y los toques de queda. Son algunas de las implicaciones que puede suponer el fin del estado de alarma.


La entrada en vigor el pasado otoño del estado de alarma, que nombró a las comunidades autoridades delegadas, ha permitido desde entonces a las autonomías limitar la movilidad nocturna o territorial sin problemas con los tribunales. Unos enfrentamientos y varapalos judiciales que se sucedieron desde finales de verano de 2020, cuando comenzaron los repuntes, hasta la entrada en vigor del estado de alarma por la negativa de los tribunales a bendecir la imposición de cuarentenas o confinamientos decretados por los gobiernos autonómicos, amparándose en una legislación sanitaria que, según la mayoría de los juristas, no avala el aislamiento de personas sanas.

Tras el anunciado fin del estado de alarma, las autonomías, por mucho acuerdo que haya a partir de ahora en el Interterritorial, tendrán que circunscribir sus restricciones fundamentalmente a limitar horarios y actividades comerciales o fijar aforos, pero sin limitación de derechos fundamentales como el de la libertad de movimientos o el de reunión.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE