Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PP Partido Popular

Casado rechaza el reparto proporcional de poder interno que le exige Sáenz de Santamaría

La ex vicepresidenta reclama para sus fieles un 43% de los cargos de dirección en base al apoyo que recibió en el pasado congreso

Casado rechaza el reparto proporcional de poder interno que le exige Santamaría
El presidente del PP, Pablo Casado,habla con Rafael Hernando y Mª Dolores de Cospedal al tiempo que Soraya Sáez de Santamaría abandona su escaño.
EFE
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 26/07/2018 a las 06:00

Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría protagonizaron este miércoles una agitada y larga jornada de negociaciones. Ambos se comprometieron durante las primarias a favorecer la integración de las distintas candidaturas en caso de salir victoriosos del proceso interno. Finalmente, los compromisarios le dieron el liderazgo del partido a Casado y éste, como apalabró, citó ayer a la ex vicepresidenta para ofrecerle a ella y a algunos de sus fieles un espacio propio en los nuevos órganos de dirección de la formación. Pero las buenas intenciones manifestadas por uno y otro en los días precedentes se toparon ayer con las dificultades intrínsecas a todo reparto de poder.

El conflicto se inició durante la reunión que durante la mañana mantuvieron Casado y Sáenz de Santamaría en el Congreso. La ex número dos del Gobierno apostó fuerte en la negociación desde el primer momento. Según trasladó a su interlocutor, la designación de los cargos internos debía llevarse a cabo de forma proporcional a lo expresado por los compromisarios el pasado sábado, cuando dieron la victoria al nuevo líder del PP por un 57% de los votos frente al 43% que obtuvo ella. "Dado que hay un porcentaje importante del 43% que ha decidido apoyar a la candidatura que además había ganado la afiliación, lo bueno para lograr la unidad del partido es que esa gente también pudiera verse representada digna y proporcionalmente en todos los órganos de dirección del partido", justificó. Poco después compareció Casado, quien adelantó que no atendería la demanda de la rival a la que derrotó en el proceso de primarias a dos vueltas. Según zanjó el presidente de la formación conservadora, "no se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días".

No obstante, Casado insistió en que su prioridad es tener a su lado a "los mejores", aunque éstos hayan apoyado a la ex vicepresidenta. "Queremos contar con personas que han ido en su lista o que forman parte de provincias o regiones que hayan tenido un mayor apoyo hacia su candidatura, pero esto no es una negociación de un pacto de investidura entre adversarios, sino un acuerdo entre compañeros", añadió el presidente del PP. Según fuentes populares, lo que sí ha ofrecido Casado a Sáenz de Santamaría es entrar en el Comité Ejecutivo Nacional del partido como vocal de libre designación, una posibilidad sobre la que la vicepresidenta anoche aún no se había pronunciado.

EQUIPOS DE NEGOCIACIÓN

Para salir del callejón sin salida, el nuevo líder de los populares y Sáenz de Santamaría acordaron que sus equipos se reuniesen por la tarde para negociar la fórmula de una integración que ambos dirigentes defendieron durante la campaña de las primarias, aunque, eso sí, cada uno de ellos exigiendo la presidencia del partido para sí. Ésta ha recaído en Casado y será él en última instancia quien decida hasta qué punto cuenta con dirigentes afines a la ex vicepresidenta, entre los que se encuentran pesos pesados del PP como Fátima Báñez, Javier Arenas, Alfonso Alonso, Iñigo de la Serna, Iñigo Méndez de Vigo, Alvaro Nadal o José Luis Ayllón.

Al cierre de esta edición las partes no habían alcanzado ningún acuerdo aunque se declaraban optimistas para lograrlo en las próximas horas. Mientras las conversaciones continúen, el reloj seguirá corriendo. Casado tenía intención de anunciar el nuevo organigrama del PP durante la reunión que hoy mantendrá en Barcelona el nuevo Comité Ejecutivo Nacional. El gran escollo es la proporcionalidad, como reconocieron los equipos negociadores, que por parte de Casado encabezaron Javier Maroto y Teodoro García Egea y por la ex vicepresidenta José Luis Ayllón y Fátima Báñez. A la espera del resultado de la negociación, Sáenz de Santamaría aseguró este miércoles seguirá en política, aunque no ejerza ningún puesto en primera fila, al que tampoco aspira, según ha dicho. La ex número dos del Gobierno eludió ir más allá acerca de sus planes de futuro.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE