Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Estados Unidos

El Estado de Nueva York acusa a Donald Trump y sus hijos de fraude en sus cuentas

La familia habría mentido sistemáticamente durante más de una década en sus estados financieros y los de sus empresas para sacar millones de dólares en préstamos ventajosos

Ampliar Vista de la mansión de Mar-a-Lago que Trump tiene en Palm Beach
Vista de la mansión de Mar-a-Lago que Trump tiene en Palm BeachREUTERS
Publicado el 22/09/2022 a las 09:00
El 'bestseller' titulado 'El Arte del Trato', con el que Donald Trump convenció a millones de personas de que puede enseñarles a hacerse ricos es, en realidad, 'El Arte del Robo'. Lo dijo así este miércoles, en conferencia de prensa, la fiscal del Estado de Nueva York Letitia James, que hace tiempo que se la tiene jurada. Durante su campaña para ocupar el alto cargo de procuradora de justicia prometió sacar a flote el fango de la organización sobre la que el expresidente construyó su imperio y ahora, también en campaña, cumplió al presentar las conclusiones de tres años de investigación, condensados en un escrito de 220 páginas.
Son las mismas conclusiones que constituyen la demanda civil presentada al Tribunal Supremo de Nueva York, ante el que acusa a la Organización Trump de presentar sistemáticamente declaraciones financieras que eran "un compendio de mentiras". Si prevalece, el que fuera presidente de Estados Unidos tendrá que reorganizar sus empresas fuera del Estado de Nueva York, devolver parte del dinero, pagar una multa monumental y ni él ni sus hijos podrán comprar o vender en el estado ni servir en el consejo directivo de alguna empresa que tenga sede social en Nueva York. Pese a que algunos de sus asesores se lo hicieron ver, Trump inflaba descaradamente el valor de "prácticamente todas y cada una de sus propiedades". Desde la mansión de Mar-a-Lago en Palm Beach, valorada en la friolera de 739 millones de dólares, a su torre del número 40 de Wall Street, que estimó en 200 millones de dólares. Como referencia, la propiedad más cara que se vendiera en Nueva York el año pasado ascendió a 70.5 millones.
                     
Más de 200 falsedades 
Según la fiscal, once de las declaraciones financieras anuales de Trump incluían más de 200 falsedades evaluaciones engañosas. Gracias a ellas conseguía préstamos preferenciales a bajo interés de las principales entidades bancarias, con los que seguía construyendo su imperio. "Era un horrendo abuso de poder", concluyó James. Por su parte, la abogada de Trump, Alina Habba, tomó prestadas sus palabras para acusarla de "abuso de autoridad" por razones puramente políticas. Otros, como la empresa de contabilidad Mazars, incluida en la demanda civil por compilar sus estados financieros, acusaron a la fiscal demócrata de servir a los intereses de "los grandes y sofisticados bancos de Wall Street". Sin embargo, James recordó que si una familia miente en su declaración de impuestos para obtener un préstamo con el que comprarse una casa o enviar a sus hijos a la universidad, su oficina descargaría sobre ella todo el peso de la ley. "¿Por qué esto debería ser diferente? Es la historia de dos sistemas de justicia, uno para la gente trabajadora de a pie, y otro para la élite. Los ricos y los poderosos", concluyó de forma lapidaria.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE