Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El príncipe Guillermo hereda un patrimonio de más de mil millones de euros con 52 hectáreas de terreno y activos comerciales

El Ducado de Cornualles cambia de manos

Ampliar El príncipe Guilermo, en las inmediaciones del castillo de Windsor
El príncipe Guilermo, en las inmediaciones del castillo de WindsorREUTERS
Publicado el 11/09/2022 a las 09:25
Príncipe de Gales, duque de Cambridge y, de mayor relevancia económica, 25º conde de Cornualles. Guillermo accedió al Duchy of Cornwall (Condado de Cornualles) en el instante en que murió su abuela, Isabel II, y la corona británica recayó en la cabeza de su padre, el ahora Carlos III. Heredó, a sus 40 años, un patrimonio valorado por encima de los mil millones de euros, que le sitúa entre los grandes terratenientes del Reino Unido.
El ducado de Cornualles fue fundado en 1337 por el rey Eduardo III para garantizar independencia económica a su primogénito descendiente, el llamado 'príncipe negro'. Un edicto real aseguró el traspaso de la propiedad al hijo mayor y sucesor de los reyes futuros. Carlos lo heredó cuando tenía 3 años, se hizo cargo plenamente de la gestión y de los beneficios al cumplir los 21, y perdió el título esta semana a favor de su heredero. Fue el más longevo duque de Cornualles en estos siete siglos.
Carlos traspasa ahora a su primogénito un imperio de terrenos rurales y urbanas, viviendas y comercios, negocios inmobiliarios y turísticos, con un valor neto de 1.005 millones de libras (unos 1.150 millones de euros al cambio) y un superávit de 26 millones de euros, registrados en las cuentas de resultados de 2022. Son ingresos que por primera vez permitirán al duque de Cambridge sostener a su familia -su mujer Catalina y los tres niños, Jorge, Carlota y Luis- sin depender de la subvención regular que recibe hasta la fecha del anterior príncipe de Gales.
 Veinte condados 
Los tentáculos del ducado se extienden por veinte condados, localizados en su mayoría en el suroeste de Inglaterra. Cubren bosques, granjas, ríos, canteras, línea de costa y gran parte de las islas Scilly, frente a Cornualles. Y tienen bajo su propiedad instituciones de índole diversa, como la prisión de Dartmoor, en terrenos del parque nacional del mismo nombre, o el estadio de cricket del Oval, en Londres. Entre los negocios propios que han sobrevivido con éxito a la crisis de la pandemia destacan unos invernaderos de plantas y unas residencias de vacaciones, que se comercializan bajo la marca Duchy.
Bajo la regencia del ahora rey, se promocionaron proyectos asentados en sus pilares filosóficos del ámbito arquitectónico, medioambiental y de agricultura orgánica. De ahí que gestionar este universo privado de una forma "sostenible, viable financieramente" y que aporten un "valor significativo a la comunidad local" conforma la guía impuesta por el saliente duque. En línea con sus principios, la tabla de resultados financieros anuales se complementa con la publicación de un informe centrado en las emisiones de carbono. La huella carbonífera operacional se ha reducido un 76% respecto a 1990, de acuerdo con la última evaluación.
No se aventuran problemas en el traspaso de las operaciones del ducado a Guillermo. Asesores del príncipe han asistido a reuniones de la junta directiva a fin de familiarizarse con los negocios, recaudación de rentas, evolución de proyectos e inversiones de la firma Duchy. Está por ver si el nuevo propietario seguirá el ejemplo de su padre, que a lo largo de las décadas se ganó una reputación como gestor directamente involucrado, que estableció contactos con sus arrendados y al que los empleados llamaban afectuosamente "el jefe".
150 trabajadores 
Carlos deja el Estado de Cornwall con una plantilla de 150 personas repartidas en siete oficinas, desde Londres a las Scilly. También hay sede administrativa en Poundbury, el pueblo modelo del condado rural de Dorset, que el ducado comenzó a proyectar a finales de la década de los ochenta. Se sigue un plan maestro de base tradicional, se han levantado viviendas para unas 3.000 personas y proyecta albergar a un total de 6.000 al tiempo de su conclusión prevista para 2025.
No será el único plan arquitectónico en marcha que hereda el príncipe Guillermo en su nuevo papel de duque de Cornualles. La firma dirige la extensión de la ciudad de Newquay, famosa por sus playas de surf y festivales de música, a partir de un ambicioso complejo residencial y urbanista. Cuenta con el visto bueno municipal para construir la primera fase de un esquema a largo plazo de 4.000 viviendas, más las escuelas, tiendas, zonas verdes y de recreo de la futura urbanización diseñada por los arquitectos de la Prince´s Fundación, de la red de organizaciones benéficas fundadas por el anterior príncipe de Gales.
Su sucesor tendrá la ocasión ahora de impregnar su sello distintivo a un ducado que se conoce mundialmente por la bella región septentrional del mismo nombre y por una marca de galletas, tes y otros alimentos que ya no está bajo su dominio. Se trata de Duchy Originals, lanzada por Carlos en 1992, y con productos exportados a España y otros países, que fue absorbida por la cadena de supermercados Waitrose. La cesión de los derechos de fabricación y distribución en el Reino Unido salvó a la famosa marca de la extinción en 2009.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE