Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

La UE abriría sus fronteras con China pero no con EE UU, Rusia y Brasil

A partir del 1 de julio, se reanudan los vuelos con terceros países que no sean de la UE o la zona Schengen

Foto del Aeropuerto Madrid-Barajas.
Círculos rojos en el suelo indican la distancia que deben mantener los pasajeros para embarcar en el Aeropuerto Madrid-Barajas.
Jesús Hellín / EUROPA PRESS
  • Salvador Arroyo. Colpisa
Actualizada 25/06/2020 a las 08:17

Una situación epidemiológica similar o mejor que la de los países de la Unión Europea (UE) y, por supuesto, el principio de reciprocidad. Esos son (o deberían ser) los dos criterios con mayor peso para elaborar la lista de terceros países con los que la UE levantará las restricciones de viaje a partir del 1 de julio.

De por sí ya son complicados. Hay que tomar como referencia tasas de contagio e incluso considerar índices como los de pruebas de detección, pacientes hospitalizados, brotes, protocolos de seguridad, etcétera. Pero la negociación se está haciendo más cuesta arriba de lo esperado.

Primero por la identidad de algunos de los que hoy tienen unos índices de infección muy superiores (Estados Unidos, socio estratégico, Rusia y Brasil, quedarían fuera por simples criterios objetivos). Y segundo por las tensiones que están surgiendo en el propio club por intereses particulares (Grecia, por ejemplo, es la mayor receptora del turismo ruso).

El resultado es que no hay resultado. La tercera reunión de los representantes permanentes de los Veintisiete en Bruselas, celebrada ayer “en formato restringido”, terminó sin acuerdo. Lo que obligará a retomar las conversaciones mañana sin descartar otra convocatoria a principios de la próxima semana.

El plan de reapertura selectiva de las fronteras exteriores lo presentó la Comisión Europea el pasado día 11. Establecía como recomendación para reactivar vuelos con países ajenos la evolución del patógeno en origen, la respuesta que estaban dando sus autoridades, la capacidad de aplicar medidas de contención durante el viaje y (lo dicho) que el elegido levantará simultáneamente sus barreras con la UE.

TRUMP VETÓ A LA UE EN MARZO

Donald Trump prohibió el pasado 11 de marzo (cuando el epicentro de la pandemia se trasladó a Europa) la entrada de ciudadanos extranjeros desde los 26 países del Espacio Schengen. El veto, anunciado sin previo aviso, generó malestar en Bruselas. Aunque apenas cinco días después, en pleno caos de bloqueos internos, la UE terminó cerrándose al exterior.

Entonces Estados Unidos registraba 1.100 casos de coronavirus y 38 fallecimientos. Ahora acumula dos millones de infectados, la cuarta parte del total del planeta. Una situación que le excluiría automáticamente de la primera etapa de la reapertura exterior de una Europa con una tasa de 16 casos por cada 100.000 habitantes las dos últimas semanas.

Tomando como referencia ese último dato, el reinicio del 1 de julio sería factible con alrededor de medio centenar de países. Tanto The New York Times como Político, citando fuentes diplomáticas comunitarias, han desvelado en las últimas horas que en las negociaciones se han barajado al menos dos listas.

La primera (ajustada a la tasa de 16/100.000) daría entrada a 47 países extraeuropeos. La segunda (tomando 20 casos) ampliaría las posibilidades de apertura con 54. En ninguna de ellas estarían ni Estados Unidos (107/100.000) ni Rusia (80) ni Brasil (180). Sí China, Australia o Vietnam y en la opción más ‘benévola’, también Canadá, Egipto o Turquía.

La Comisión recomendó también a los socios en su momento que incluyesen desde el principio entre los “orígenes seguros” a los Balcanes Occidentales (Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia), eternos candidatos a sumar al proyecto europeo. Pero la formulación de esos borradores dejaría fuera a Albania y Kosovo por tasas de contagio mayores que la de la UE. Reino Unido, también con tasa mayor, no entra en la negociación por ser aún miembro UE en periodo transitorio. El debate, en cualquier caso, sigue abierto. La unanimidad es clave porque, restablecida la libre circulación interior, cualquier foráneo podrá moverse libremente por todo Schengen.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE