Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sucesos

La pareja que torturó a sus 13 hijos cree que fue "deseo de Dios"

El fiscal relata que en la casa de los horrores de California no les dejaban lavarse y solo podían mirar comida que nunca llegaban a consumir

El fiscal de Riverside Mike Hestrin anuncia los cargos contra el matrimonio que secuestró a sus 13 hijos durante años en California.

El fiscal de Riverside Mike Hestrin anuncia los cargos contra el matrimonio que secuestró a sus 13 hijos durante años en California.

EFE / ANDREW GOMBERT
20/01/2018 a las 06:00
  • COLPISA/Mercedes Gallego. Nueva York

En los 18 años transcurridos desde que se doctoró en Derecho, el fiscal de distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin, al sur de Los Angeles, ha tenido la oportunidad de ver muchas miserias humanas. Primero, en la Unidad de Abusos Sexuales a Menores y luego en la de Homicidios. Ninguno de esos escalofriantes casos se acerca a lo que ha descubierto en casa del matrimonio que forman David y Louise Turpin, para los que ha pedido entre 94 años de cárcel y cadena perpetua por el "severo y prolongado abuso físico y emocional" de sus trece hijos de entre 2 y 29 años rescatados el domingo por la Policía.

Tres de ellos estaban encadenados con grilletes a sus camas cuando tocaron a la puerta. Los castigaban rutinariamente "por cosas como lavarse las manos por encima de las muñecas, que consideraban jugar con el agua", explicó el apesadumbrado fiscal en conferencia de prensa. "Encontramos pruebas circunstanciales de que a menudo no los desencadenaban para ir al baño", añadió.

Estaban sucios, malolientes y, sobre todo, severamente desnutridos. Todos parecían menores de edad, aunque solo seis lo eran. A ninguno se le permitía bañarse más de una vez al año. La joven de 17 años que logró escapar para llamar a la Policía aparenta ser una niña de 10 y pesa apenas 35 kilos. Llevaba dos años planeando la fuga a través de una ventana. Los padres aparecían "de vez en cuando y les tiraban algo de comida", pero entre tanto les torturaban emocionalmente. "Ponían sobre la mesa tarta de manzana y otros alimentos apetitosos, pero no les dejaban tocarlos". Al de 2 años, por algún motivo, lo alimentaban. El padre también está acusado de actos lascivos con una de las hijas.

Las palizas eran constantes, siempre con nocturnidad y alevosía, para no llamar la atención de los vecinos. Les obligaban a dormir durante el día y los tenían en pie toda la noche hasta las cuatro o cinco de la madrugada memorizando la Biblia. Había juguetes alrededor que ni siquiera les dejaron abrir. La única actividad que les permitían era escribir en sus cuadernos. Cientos de ellos que ahora constituirán las pruebas más contundentes para reconstruir las torturas que ocurrían en esta casa de los horrores de Perris, California.

SIN MEDICINAS

De vez en cuando, los vecinos veían inquietos los rostros ausentes de los niños, pero no se atrevían a pensar mal de los padres. Solo el mayor llegó a ir a la universidad. Su madre lo esperaba fuera del aula para llevarlo a casa sin que tuviera tiempo de hablar con nadie. Cuando la Policía le preguntó a la adolescente que logró escapar si tenían medicinas en casa, esta no supo ni lo que eran. Prácticamente no veían al médico y menos al dentista. Los padres no han dado "ninguna explicación lógica". Creen que era "deseo de Dios" que tuvieran muchos hijos y grabarles la Biblia a sangre y fuego.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra