Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Elogio de la estupidez

  • Ángel Garde Lecumberri
Publicado el 14/01/2022 a las 08:19
Y en esto llegó Garzón…parafraseando la frase de su admirado (supongo) Carlos Puebla para alegrarnos las Navidades. Como una inocentada que ha llenado de alegría al sector primario, a los consumidores, a los profesionales implicados, a los empresarios, a los trabajadores… y hasta los Ministerios de Economía y Hacienda, que estará dando palmas con las orejas tras las declaraciones a The Cuardian sobre las condiciones de las explotaciones ganaderas. En ellas viene a reconocer el pésimo trabajo de todos agentes implicados en el proceso de crianza, alimentación, transporte, instalaciones de mataderos, salas de despiece y cualquier otro relacionado con la ganadería. Casi nada. Supongo que en este grupo de “golfos desvergonzados” habrá incluido a las Administraciones que son las competentes para otorgar autorizaciones ambientales, licencias de instalación y actividad, realizar inspecciones para garantizar el adecuado proceso de producción, afecciones al medio ambiente y la salubridad de los productos para el consumidor. Ahora vendrán las consabidas “se sacó del contexto”, “se me entendió mal” , “yo no fui, el periodista”, “la traducción”, “expresaba una opinión personal” .Ya. Excusas de mal pagador. Bueno, en realidad a éste le pagamos nosotros. La culpa fue del chachachá, que cantaba Gabinete Caligari. Yo me alegro que salgan por fin estos zotes que nos gobiernan iluminándonos con su sabiduría ahora que la luz está por las nubes.
Así nos daremos cuenta de la suerte que tenemos de estar acunados en brazos de estos dirigentes, tan competentes, que encontraron su cargo en una tómbola y nos conducirán al paraíso en un pis pas, sin más esfuerzo por nuestra parte que pagar con gusto todos las tasas e impuestos que nos impongan.
Por cierto, dice la canción que “se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó parar”. Aquí el comandante ni está ni se le espera . Y sí estamos seguros , si esto sigue así, de que estaremos parados más personas y durante más tiempo. Sarna con gusto no pica.
volver arriba

Activar Notificaciones