x
    Navarra
FIESTAS

Acariciando la muerte en Tafalla

Fue necesario atar al tercer toro con una soga y arrastrarlo por la fuerza hasta el toril

Actualizada Lunes, 10 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • ASIER SOLANA BERMEJO . TAFALLA

SALIERON a la arena como gladiadores. Dieciséis luchadores y artistas armados sólo con un par de zapatillas, pantalones, y sus camisetas numeradas del 1 al 17; esquivando el 13 de la mala suerte.

Por arriba, por la izquierda, y por la derecha. A los recortadores sólo les faltó esquivar al toro por debajo, y por poco lo consiguen algunos, como David Ramírez El Peque, que a las primeras de cambio esperó al toro con las rodillas clavadas en el suelo, para apurar su quiebro hasta tal punto de casi rozar su cuerpo con el pitón.

Ese riesgo fue lo que llevó al jurado a convertirlo en su favorito, y a coronarle con la txapela de campeón, que arrebató a Joel Rodríguez, campeón de la pasada edición. Ni siquiera tuvieron que esperar a la final para verse las caras, pues el Peque se encargó de eliminar a su compañero en la fase clasificatoria, en grupos de cuatro.

Y eso que el campeón hizo una buena exhibición con un magnífico tirabuzón que dejó al primero de los astados de la ganadería portuguesa de Santa María estupefacto. El pobre morlaco, sin embargo, aún tendría que soportar el engaño y la destreza de David Ramírez, que le esperó sentado en el vallado, donde parecía que no había escapatoria. Pero la hubo, el Peque se inventó un quiebro hacia el mismo lado de la madera, creando un espacio que parecía inexistente.

A partir de ese momento, cada uno de los dieciséis recortadores inventó su floritura. Alberto Ibáñez, por ejemplo, trazó una finta cayendo a su derecha para, acto seguido, inclinarse a la izquierda en el momento justo. Por su parte, Conrado Ortiz quebró al toro inclinando su cuerpo tanto hacia atrás que las leyes de la gravedad dejaron de tener efecto durante unos pocos momentos.

Un toro complicado

Como si de una corrida sanferminera se tratara, después del tercer toro vino el descanso, aunque fue de manera involuntaria. El morlaco herrado con el número 193 en su lomo se resistía a volver al toril. Hacía caso omiso a la vara del pastor Javier Sota, ignoraba los cabestros, y se mostraba impasible ante los envites de los recortadores.

Al final, hubo que echar mano de la soga. Entre Sota y el Peque arrojaron la cuerda con el nudo corredizo y, tras varios intentos, anudaron al toro por los cuernos. Ya preso, sólo fue necesario llevar a cabo el esfuerzo de tirar de la bestia de más de media tonelada.

Once centímetros

Esa es la medida que recordará durante mucho tiempo Julián Gómez Carpio, de 31 años y vecino de Morata de Tajuña. Fue el último en participar y resultó empitonado por el cuarto toro, que le hizo una herida de 11 centímetros en el gemelo, llegando a desgarrarle el tendón del músculo.

"No sé muy bien qué me ha pasado, si he sido yo o el toro o la tierra", explicó el herido. Aun desde la enfermería, mientras le cosían la pierna se sintió como en la plaza. "Sólo de oírlo, sabía exactamente qué maniobra hacía cada uno en la final", aseguró.

Gómez puso rumbo a casa, con la prescripción médica de visitar al traumatólogo hoy mismo. La lesión, según la primera estimación, le puede tener apartado de las plazas un mes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Uno de los recortes más espectaculares de la tarde de ayer. Un salto mortal hacia atrás desde la banqueta. GALDONA

David Ramírez recibe el premio de manos de Cristina Sota. GALDONA

El Peque, ganador del concurso, en un recorte arriesgado. GALDONA

Todos los participantes en el certamen de recortadores posaron en el patio de caballos de la plaza instantes antes de comenzar.

De rodillas también valen los recortes. Con mucho valor. GALDONA

Momento de la cogida Julián Gómez Carpio, ayer en Tafalla. GALDONA

Un salto sobre el toro con las piernas por delante y de frente, mientras otro recortador lo cita. GALDONA

CON 15 PUNTOS DE SUTURA, A CASA. Julián Gómez Carpio fue intervenido en la enfermería de la plaza de toros de Tafalla por los efectivos de la Cruz Roja. Su herida precisó de unos 15 puntos de sutura, y la operación se alargó hasta las nueve y media de la noche. Gómez salió por su propio pie de la sala, y emprendió rumbo a su casa, en Morata de Tajuña. ALBERTO GALDONA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Alberto, no se cuando es, pero si quieres ver vacas bravas sueltas, tienes unas cuantas entre Ujue, Beire y Pitillas, nadie hace nada aun por solucionar esto, que esperamos a que se lleven a alguien por delante? En ocasiones veo vacas
  • alguien sabe cuando son los desencajonamientos en tafalla??? graciasalberto