x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PILAR UTRILLA CO-DIRECTORA DE LAS EXCAVACIONES EN LA CUEVA DE ABAUNTZ

"Vimos que la montaña real y la de la piedra eran iguales"

La catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza que ha encabezado las excavaciones en Abauntz explica que fue un comentario de su marido el que la puso sobre aviso: los trazos de la piedra podían ser un mapa del entorno.

Actualizada Jueves, 6 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • AINHOA PIUDO . PAMPLONA

A veces las cosas importantes pueden comenzar en detalles. Lo insignificante cobra de pronto sentido y, atando cabos, se halla la solución. Así ocurrió con el mapa de 13.660 años que investigadores de la Universidad de Zaragoza, encabezados por la catedrática de Prehistoria Pilar Utrilla Miranda, de 58 años, encontraron en la cueva de Abauntz, en la localidad de Arruitz, en 1993. Después de más de siete años de trabajo, un comentario casual de su marido (que es físico) le dio la clave.

¿En qué momento fueron conscientes de que la piedra que estaban estudiando era un mapa?

Nos dimos cuenta en el 2000 ó 2001. Fue a raíz de unas fotos que hizo Olaia Nagore, una estudiante de Pamplona que vino a hacer el Diploma de Estudios Avanzados (DEA) a Zaragoza, sobre la cueva de Abauntz. Una de las instantáneas que tomó era de la montaña que está en frente de la cavidad. Mi marido la vio, y me comentó que era igual que la montaña que salía dibujada en la cueva. A partir de ahí empezamos a profundizar en el asunto, y nos dimos cuenta de que en la piedra también estaba reflejado el río con sus afluentes, los vados por donde se cruza, los charcos y los meandros. También aparecían cabras, las más lejanas esquemáticas, y las más cercanas, más realistas. Es decir, que tienen sentido de la profundidad y de la tercera dimensión.

¿Hasta ese momento estaban despistados?

Ya habíamos hecho el calco, habíamos publicado los animales que se veían... pero no fue hasta entonces cuando nos dimos cuenta de que era el paisaje del mismo entorno de la gruta lo que quería reflejar aquella piedra. Aparecían una serie de signos en forma de elipse, unas espirales ojivales, que recuerdan a las que aparecen en los mapas del tesoro. Era una forma de señalar algo que les interesara, bien porque estaba previamente allí, bien porque lo habían escondido.

¿La finalidad del mapa no está clara, entonces?

No. Para ello, habría que dar el siguiente paso: buscar sobre el terreno los puntos marcados. Pero, evidentemente, después de 13.600 años, es casi imposible.

¿Cuántas personas han trabajado en este proyecto?

Principalmente cinco. Hemos estado muchos años con esto. Lo hemos ido dejando a temporadas y volviendo sobre él, porque llega un momento que tienes que dejarlo reposar un tiempo. Se han ido incorporando doctores jóvenes que traen una mirada distinta, y cada uno va aportando algo.

¿Por qué es especialmente relevante que sea un mapa?

Porque no se conocía otro así. Sí se sabía de dos en Moravia, en la República Checa, que tienen una antigüedad de 25.000 años, pero no son tan claros como éste. Al menos, no son tan grandes, porque están hechos sobre hueso.

¿Tiene el 100% de seguridad de que se trata de un mapa?

Nunca se tiene el 100%. Tampoco en República Checa. Es una interpretación bastante creíble, atendiendo al paisaje que rodea la cueva. Hay otra cosa importante: al lado de esa piedra aparecieron ocho buriles (herramienta de corte) y una piedra plana en la que se han probado esos buriles. ¿Que quiere decir eso? Que hay muchas probabilidades de que el mapa se haya hecho en el interior de la gruta.

¿Abauntz guarda todavía secretos?

Sí. Faltan por excavar los niveles del hombre del Neandertal, del cual hay una presencia muy importante. El nivel de Abauntz se acaba de datar en 47.000 años.

¿Lo hará usted?

El señor consejero sabe que yo siempre digo sí a Navarra. El problema es que el Gobierno lleva ya muchos años dedicando dinero sólo a las excavaciones de urgencia, y ésta ya no lo es, porque el embalse no se va ejecutar.

¿Quién se empeña en entrar en Abauntz y causar daños?

Es deseperante. No lo sé, igual es alguien que no quiere que le cueva esté cerrada. No es gente del lugar, estoy segura. Me consta que los arqueólogos del Gobierno de Navarra querían empezar a limpiarla y a acondicionarla. Tanto Jesús García Gazólaz como Jesús Sesma tienen especial interés en que Abauntz esté limpia.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Pilar Utrilla Molina, catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza. JUAN CARLOS ARCOS(HERALDO DE ARAGÓN)

El bloque número 3 refleja un caballo. HERALDO DE ARAGÓN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual