x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

"Correr el encierro es un rito que aquí te hace hombre"

Actualizada Domingo, 2 de agosto de 2009 - 03:59 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

Durante su recuperación, en la que reconoce que no quiere pasar mucho tiempo postrado, Torreblanca lee Suite Francesa, novela de Irene Nemirovsky. "Siempre me han gustado las historias de la Segunda Guerra Mundial", dice, a modo de explicación. Además de la lectura, otra de sus grandes pasiones son los Sanfermines. Desde joven, en el tendido de Sol con las peñas o en el encierro. "Soy muy de aquí", asegura.

¿Desde cuándo lleva corriendo?

Mi padre, Pedro Mari Torreblanca, también corría, y supongo que por eso empezó todo. Pero yo no llegué a conocerle casi, porque murió con 35 años. Tengo alguna foto de él de cuando corría y eso... Él también una vez acabó...

¿Corneado?

No, corneado, no (ríe). Sin ropa prácticamente por culpa de un toro... Debe ser de familia, eso (ríe). Aunque bueno, a mi hermano Alfredo no le ha dado por ahí. Él se dedica a la montaña.

¿Usted empezó joven?

Sí, cuando cumplí los 18. En Pamplona, cuando uno llega a esa edad el encierro es como una especie de rito para hacerte hombre, como si fuera una tradición de una tribu antigua... Ahí empecé a correr y me aficioné, aunque un año me rompí ya la clavícula en un mal golpe. Después, hubo un lapso de tiempo en el que lo dejé. La juventud, la vida nocturna, el matrimonio, y con los hijos muy pequeños, siempre nos íbamos fuera de vacaciones en Sanfermines... Ya cuando creció un poquito la mayor, y con la separación, me los quedaba yo a los críos en fiestas y desde entonces no he faltado a ningún encierro. Siempre en el mismo tramo.

El día de la cogida, personas próximas al encierro no tenían dudas de que usted era un corredor experimentado y de Pamplona, sin embargo, tardaron en identificarle, en reconocerle...

Corro solo. No me gusta todo ese espectáculo montado alrededor del encierro. No me pongo camiseta de colores para que me vean. Yo voy de blanco, como buen pamplonés. Y cuando se acaba el encierro, me voy a casa.

¿Qué es lo que busca un corredor como usted?

Correr delante de un toro es una experiencia única. Tratas de intentarlo y llegar a conseguirlo, pero es muy difícil...

¿Siente miedo?

Claro. Sabes que puedes morir, pero intentas controlarlo. En el recorrido se da una atmósfera especial entre quienes conocen de qué va el asunto. De adrenalina, solidaridad... El día de la muerte de Daniel Jimeno, traté, a punta de periódico de reconducir al toro que lo mató... Pero el mayor problema no es el miedo o el toro. A veces pienso que es la masificación. O te empujan de un lado, o de detrás, o se te cae uno delante... Te pegas unos golpes increíbles.

Sus hijos, ¿qué le han dicho?

Mi hijo Nicolás me dijo el día anterior: "Aita, que éstos son miuras y son muy grandes, muy grandes. No corras". Y yo le dije: "Vale", pero no le hice ni caso. Le tenía que haber escuchado más (ríe). Y, la pequeña, de 6 años, me preguntó a ver cuánto tiempo iba a seguir corriendo delante de los toros. Yo, en broma, pensando que nunca me iba a pasar, le respondí: "Pues cuando me coja un toro, lo dejo". Desde entonces, está igual. Cada vez que hablo con ella, me dice: "Ya no puedes correr, te ha cogido un toro".

¿Le va a hacer caso?

Este año, qué remedio... El próximo, no sé, aún falta mucho. Porque además yo sólo corro en Pamplona. Nada de Tudela, Tafalla o Falces. Ésta es mi ciudad y éstas son mis calles, me son familiares y me dan confianza

¿Y el resto de su familia, su madre, sus hermanos...?

Lo viven mal, pero tampoco me dicen nada. Ya soy mayorcito para decidir si correr o no.

¿Han visto juntos el encierro?

No, mi madre no ha visto nada. Yo, durante mi estancia en el hospital tampoco vi absolutamente nada. Ahora es cuando he empezado a mirar las fotos... En estos días he vivido en una burbuja. Mi familia me protegía mucho, apenas me hablaban del tema, restringían las visitas... Me sentía muy cansado, infinitamente cansado, con fuertes dolores. Ahora comienzo a ser consciente de todo. El encierro en la tele sólo lo he podido ver a trocitos...

¿No le resulta doloroso?

No. Lo veré, claro. Si fuera que lo que ahí aparece va a pasar mañana, me resultaría mucho más duro, pero como ya ha ocurrido...

Después de todo, ¿se ha interesado por conocer el destino de Ermitaño?

Sí, me lo contó un pastor del encierro, Chichipán (Vicente Martínez) creo que le llaman, que vino a verme mientras estaba en planta. Me comentó que era un toro tan encabritado que, a la tarde, el torero se lo despachó en dos pases, y, a matar. Por si acaso.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Mejórate de tus heridas, pero la frase da la hombría... Ahí la has metido hasta el fondo. Soy de Pamplona y nadie, repito, nadie de mi familia ni cercana ni lejana corre, algún conocido a lo sumo...¿Suficiente hombre?
  • Te deseo te recuperes pronto,pero esa tonteria que dices de la hombria sobra.Hay mucha gente que no corre el encierro y no deja de ser un hombre.Y tambien gente que corre en Pamplona por la cantidad de camaras y fotografos que hay.martintxo
  • ¿Y una mujer que corre el encierro también se convierte en más hombre?preocupado por mi hombría...

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra