Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELLO TORREBLANCA LAFRAYA CORNEADO EN TÓRAX Y MUSLO EL DÍA 12

"No sé cómo pude huir del callejón. Si me engancha por tercera vez, me mata"

"Corro solo. No me gusta el espectáculo que se ha montado alrededor del encierro. Y cuando se acaba, me voy a casa "

Actualizada Domingo, 2 de agosto de 2009 - 02:04 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

Es un hombre que ha mirado de frente a la muerte. Y de perfil. Desde el suelo y levantado en el aire. La muerte, reflexiona ahora, olía a toro, "resoplaba muy cerca de mí de una manera animal". Fue el aroma del final que él pensó vivir en el callejón el pasado 12 de julio, en los últimos coletazos de un dramático encierro de Miura, cuando un morlaco de 575 kilos se cebó con su cuerpo a su antojo.

"Le miré a los ojos y pensé que no se podía vivir después de sentir tanto dolor, que ahí terminaba todo", cuenta. Pero, como en la metáfora, también Torreblanca volvió al mundo de los vivos tras vislumbrar la luz al final del túnel. "No sé cómo pude levantarme de aquel callejón y huir. Si me vuelve a enganchar allí dentro, me mata". Así lo valoraron también en un primer momento los cirujanos de Urgencias del Hospital de Navarra, que creyeron que no llegaría con vida al centro sanitario. A las 8.04 del domingo de San Fermín, Ermitaño se cruzó en la carrera de este abogado pamplonés que cumplirá 44 años en diciembre. Le corneó en el muslo izquierdo y en el tórax. Pudo perforarle el corazón, pero tuvo suerte, "los médicos dicen que fue un milagro", y una costilla desvió la trayectoria del asta, salvándole, paradójicamente, la vida esta nueva herida. Esta semana, desde el domicilio familiar donde ahora descansa, en el barrio de Iturrama, revivía los que para él fueron los instantes más largos que puede tener uno en su existencia .

Después de esa vivencia, se habrá arrepentido en más de una ocasión de lanzarse a citar al toro a punta de periódico...

No le doy vueltas. Pasó y fue así. Y estoy vivo. Cuando corres, ya sabes que puede pasar.

Aún así, cuando salió de casa aquella mañana no se imaginaría que tardaría 17 días en volver, ¿qué recuerda de los momentos previos de aquel día?

Desde hace años, en Sanfermines sigo siempre la misma rutina. Todos los días me voy a dormir a la misma hora, sobre la medianoche. Estoy con mis hijos, que son pequeños (la mayor cumplirá 15 años en breve, y la pequeña tiene 6) y me los quedo los 9 días. Entonces lo que me toca es una vida de San Fermín de padre. Los llevo a los kilikis, a los gigantes, a las barracas, a los espectáculos de Carlos III, el break-dance, que les gusta mucho, el deporte rural de la Plaza de los Fueros... Mi única, digamos, escapada, que me permito estos días es la del encierro. Me levanto a las 6.20 de la mañana y me voy. Todos los días. Ese domingo lo hice igual que siempre. Me levanté, me duché, ni desayuné ni nada, dicen que es mejor tener el estómago vacío por si te coge el toro, y no llevé conmigo absolutamente nada. De hecho, en Urgencias les costó identificarme. Sólo llevaba un reloj antiguo porque alguna vez he llevado un reloj bueno y acabo con él destrozado. Entonces, me puse uno viejo de la empresa de mi hermana, que llevaba grabada la inscripción "Y. Torreblanca" (su hermana se llama Yolanda). Eso les despistó.

También llevaba un periódico enrollado, que perdió en la primera embestida de Ermitaño.

Sí, lo compro siempre en el kiosco que está junto al cine Carlos III, de camino a la Plaza del Castillo. De hecho, llevo dos años trabajando en Madrid y ando un poco descolocado con los precios. No me acordaba que era domingo y yo pensaba que llevaba el dinero justo para comprar el periódico. Pero, precisamente ese día que es más caro, por lo que me faltaban unos céntimos... Yo ya sé que hay mucha gente que no lo lleva, pero yo soy tradicional, no sé, me da cierta seguridad el llevarlo. Un chico que estaba esperando en el kiosco me lo dio. Dijo que él sólo iba a usarlo para leerlo y que si a mí me daba seguridad, me lo daba...

¿En qué tramo se colocó ese día?

Siempre corro en el mismo. Desde el final de Estafeta, un poco antes de llegar a Kukuxumusu, hasta el callejón. Y eso cuando llego, porque te llevas una cantidad de golpes, de gente que se te cae encima, delante... que a veces te impiden llegar hasta donde tenías previsto. Es muy complicado. Me he dado cuenta este año más que nunca de que no depende de ti. Yo este año había llegado en muy buena forma física. En Madrid había estado machacándome en el gimnasio, hago en general bastante ejercicio y también pesas, y la verdad es que estaba bastante fuerte. (Ríe) Me sirvió de parapeto para las cornadas, pero poco más... Ahora tengo que reiniciar de nuevo mi puesta en forma...

La imagen de su cogida la hemos visto en repetidas ocasiones, ¿cómo la vivió usted?

Este toro se había quedado rezagado y hubo varias veces en las que se le vió con intención de volverse hacia atrás, dirigiéndose desafiante a la gente y a los pastores. Entonces, yo, ya llegando a Telefónica intenté tirar de él hacia la plaza de toros , conseguí que se fijara en mí en esa dirección, pero se arrancó de repente con una velocidad increíble. Me enganchó del muslo izquierdo y me lanzó al aire, junto a la entrada, a la esquina derecha de la entrada del callejón. Caímos los dos. Recuerdo que tenía la cabeza del toro junto a mí. Al levantarse es cuando me pilló por el pecho y me clavó una cornada bestial (se toca el lugar de la herida, con una mueca de dolor). Me levantó a pulso. Ya en ese momento supe que la herida tenía que ser brutal. Los toros, y más los miuras, tienen una fuerza increíble. Yo mido 1,90 y ese día pesaba unos 85 kilos (durante la convalecencia, calcula, habrá perdido 7 u 8 kilos) y me sentía un pelele.

Se le detendría el tiempo...

Yo sólo me enteraba del toro y de mí. No tenía tiempo para más. Después he visto fotos y he comprobado cómo hubo gente que se arriesgó por intentar ayudarme, pero el toro también estaba a lo suyo. Ni se enteraba. Y es que no había terminado. Traté de escapar, y conseguí salir del callejón, di un par de pasos, pero caí desplomado me volvió a tirar al suelo, no lo sé muy bien, porque ya no me quedaban fuerzas, y trató de cornearme otra vez. Si me engancha por tercera vez allí dentro, me mata. Me destrozó los pantalones y me arrastró al vallado de la derecha. Me sentí atrapado, sin fuerza, me tapaba como podía con los brazos... Vino un chico, con un niki azul marino, que después me he enterado que se llama César y me arrastró. No le conozco de nada, ni me enteré en su momento de lo que había hecho, pero le estoy profundamente agradecido.

No le resultará difícil revivirlo todo, con la gran cantidad de imágenes y fotografías que hay de su cogida...

Es extraño. Yo viví un encierro muy distinto del que luego he visto en televisión o en las fotos de los periódicos.

¿En qué sentido?

Yo me sentía totalmente solo. Nunca me había sentido tan solo. Pensaba continuamente: "¿Pero, no va a venir nadie a ayudarme?". Cuando la realidad es que a mi alrededor debía de haber un montón de gente tratando de distraer al toro. Pero yo, en ese momento, abría los ojos y sólo veía al toro. El tiempo se me hizo eterno hasta que pudieron meterme bajo el vallado y llevarme a la ambulancia. En todo momento, hasta llegar al hospital, estuve consciente. Yo tengo mi vivencia personal de lo que pasó, pero en ella luego convergen lo que te cuentan amigos y familiares, lo que ves en los medios... Incluso he tenido pesadillas, y al final, es todo una mezcla de lo que realmente pasó y de lo que has imaginado tú que ocurrió...

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Torreblanca, con la portada de Diario de Navarra que recogía su cogida.

Con un gesto de dolor, Torreblanca toca su pecho, donde recibió la cornada en el tórax. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • muy sobrecogedora la foto con la mano en el pecho...se nota que es muy espontanea...Saioa
  • PELLO, espero que ese comentario desafortunado del hacerse hombre y tal y tal...en realidad no es lo que piensas, pq me daría pena que un sólo corredor creyera por un momento que eso es así y no por la emoción, el miedo, el toro en sí y la tensión del encierro sea el motivo principal. Si no, ójala mi hijo sea un niño siempre. Pasando de ésto, me alegro por tu recuperación.CArma
  • Si los comentarios se centran en su cuello de camisa o en la marca...que pena. Agradezco la entrevista, la sinceridad y la información. Peio creo que ha contestado a las preguntas del periodista con la naturalidad de un corredor de los de toda la vida...quizá es que los que critican, todavía no se han enterado de lo que significa el encierro. En mi casa no se corre por tradición; de la misma forma que por tradición en la de Peio se corre. En mi casa se come toro cada siete de julio, aunque sea toro de Burgos. Volví a Madrid tras ese fin de semana y he mirado el periódico diariamente esperando saber de Peio. Gracias Peio por correr en el encierro. Gracias y feliz recuperación en familia. MirenMiren
  • ¿Hacerte hombre por correr en el encierro? No sé... Esos cuellos levantados del Lacoste me recuerdan tanto a mis alumnos quinceañeros...Duda existencial
  • Yo creo que a estas alturas y dadas las circunstancias lo que hay que hacer es simplemente felicitarle por estar vivo y darle todo el ánimo del mundo en su recuperación. Parece mentira la mala baba y la poca categoría personal que tienen algunos con los comentarios que han hecho. Y que conste que ni me gusta el encierro ni los Sanfermines.Un navarro
  • Lo que no se es que a tu edad como se te ocurre citar al toro a esa distancia....INCONSCIENTE
  • Algunos comentarios mencionan la palabra "envidia”. Envidia ¿de qué?A este señor hay que desearle lo mejor, pero no creo que nadie quiera para sí lo que le ha pasado a él. Si así fuera, lo tiene muy fácil: Basta con que tenga 18 años -o los aparente- y se ponga ante un toro. No le faltarán oportunidades.- Es preocupante la nefasta influencia que los medios de comunicación tienen en una adolescencia absolutamente desorientada. Nos esforzamos en enseñar a nuestros hijos a decir que NO a las drogas, pero luego ven en su entorno más inmediato cómo el riesgo –incluso la muerte- ante los toros puede ser un mérito, un honor…Pueden pensar que las habilidades taurinas forman parte del camino hacia su desarrollo personal.- Parece que la Comunidad Europea tiende a prohibir los festejos con animales, incluidos los toros. Ello supondría no sólo caminar hacia una sociedad más humana, más civilizada, sino que gran número de madres navarras dormiríamos mucho más tranquilas… Otra madre navarra
  • Yolanda, esto no es una página de contactos ni de ligoteo, un poco mas y pides su teléfono.. victoria
  • Por septiembre en Segorbe (valencia) tambien hay encierros, entrada de toros,dicen allí.Sugiero a todos los navarros que vayan a Segorbe y vean otro tipo de encierros donde tambien puede haber accicentes Entrada de Segorbe
  • ¿Correr el encierro es un rito que te hace hombre? No sé que tipo de hombre te ha hecho correr el encierro, pero decir esa frase te hace niño. Hombre no: niño
  • Seamos serios y maduremos de una vez. El capotillo de San Fermín sólo libra del riesgo de muerte por asta al que no corre el encierro. No les libró en su día a los que ya murieron por este motivo. A este señor le han librado de la muerte la rapidez de los servicios sanitarios, la profesionalidad de los médicos que le atendieron y la aplicación por éstos de los avances científicos en cirugía y medicina.Todos mis respetos para el uso que cada quien hace de su libertad. Parece que todos podemos arruinar nuestra vida caprichosamente, pero no creo que padres de niños pequeños sea tan libres de poder hacerlo. Y son muchos los que lo hacen.Hace pocas décadas el encierro de Pamplona estaba destinado exclusivamente a los machos. Actualmente está permitido a todos y todas, pero las féminas navarras -en general y de momento- parece que no se arriesgan... Menos mal que en esta Navarra de nuestros amores y dolores, todavía quedan personas con la cabeza bien colocada sobre los hombros. Una madre navarra
  • Torreblanca, nos pusiste el corazón en un puño. Suerte y adelante con la recuperación. No des importancia a los que critican que si gimnasio...que si jersey de marca...¡¡¡QUE MALA ES LA ENVIDIA!!!, Cuídate y que te veamos pronto por Estafeta o tomando unos vinos por Pamplona. Has sido discreto corriendo. Me gustas.Yolanda
  • De Pamplona muy hombre y no he corrido un encierro. Si te ha pillao el toro ..............Eduardo
  • "…reiteraré cuán disparatado me resulta el espectáculo de los encierros. Lo más absurdo no es, para mí, que haya gente que se dedique a correr delante de una manada de toros bravos y de cabestros, desafiando la suerte y jugándose la vida (sobria o borracha, me da igual), sino que esa evidente imprudencia temeraria se efectúe como si fuera una hazaña de interés general, y que la retransmitan las radios y las televisiones, y que cuente con el respaldo material de todos los poderes públicos y, ya de paso, también con la bendición del obispo de la diócesis.Los primeros se gastan el dinero del erario dando cobertura y respaldando a los inconscientes que disfrutan poniendo en riesgo su existencia. ¿A cuento de qué tenemos los contribuyentes normales que financiar ese dislate?Y en cuanto al obispo, se tira el año entero perorando "en defensa de la vida" y luego protege, a medias con San Fermín, dándoles su bendición, a los atolondrados que se la juegan porque se les pone."Javier Ortiz, desde Jamaica.
  • Pues si que hay pocos hombres en España, yo practicamente a todos los que conozco nunca han corrido ni en San Fermines, ni delante de un toro......que bueno "para hacerte un hombre"...
  • Hola yo creo que cuando se queda un toro rezagado no se le guarda una distancia prudente. En los años 80 el mas cerca estaba a 5 metros ahora la gente se coloca a 2 metros y una arrankada mra quiza hay demasiada gente y es imposible guaradar distancia. Peio un gran abrazotxipiron
  • Una reflexión a la entrevista al Sr.Torreblanca. Primero felicitarse del feliz desenlace a tan escalofriante cogida.Dicho esto, manifestar la temeridad que supone, por el peligro al que se exponía, dejar solos a sus hijos, unos niños.Irresponsabilidad conociendo lo que es el encierro y sus circunstancias.Ni a esa edad ni a ninguna hay que demostrar la hombría y menos de esa forma. Parece persona cultivada, pero que no ha madurado suficientemente.Muchas llevan el correr el encierro ¿en la sangre?, o es una necesidad de compensar carencias y autoafirmarse,¿afán de protagonismo?.Esto es parte de la complejidad del ser humano.Asumir tanto riesgo, debe hacerse después de sensata reflexión. Reconocer que el encierro tiene un fuerte calado en la sociedad, que roza con el morbo, de visualizar la muerte en medio de la fiesta.No estoy contra del encierro.Las autoridades ponen muchos medios por la seguridad del mismo.Somos las personas, las que no ponemos todo lo que este evento requiere.Jesús Lozano
  • me alegro mucho que estes muy bien, que sigas recuperandote tan deprisa,y esto va para esta gente que critica,que critica por que vas al gimnasio,porque llevas una camisa de la marca tal,cuanta envidia y cuanta ignorancia si va al gimnasio es por que quiere tiene 44 años y fisicamente se tiene que cuidar,creo que ha dejado claro cuantos años lleva corriendo en el encierro,y lo de la marca de la camisa cada uno lleva lo que quiere enciema,ademas si se lo puede permitir que mala es la envidia ,venga torreblanca arecuperarse bienisabel
  • Este año los nombres de CAPUCHINO y ERMITAÑO pasaran a la historia por su comportamiento en la carrera matinal, pero ¿Acaso los toros son animales dociles y dominables ? , o pertenecen a esa especie que lucha por su vida que acometen con bravura y venden cara su derrota , UN RESPETO AL TORO emblema de bavura . Los corredores asumen este riesgo y a veces les va la vida en ello es el precio que se paga en este peaje , suerte a todos y si todavia algunco convalece una pronta recuperación.VERAGUA
  • Mi enhorabuena por tu recuperacion.Estoy de acuerdo en lo de que el encierro tiene que ser anonimo,lo demas es un circo que se esta montando entre los medios de comunicacion y el Ayto.Yo llevo corriendo 20 años en St Domingo y jamas he aceptado una entrevista ni ir a ningun programa de TV.Todas las mañanas nos juntamos los mismos te saludas,hablas y despues del encierro lo comentas un poco tomando un cafe y a casa.Lo demas es un circo que poco a poco acabara con el encierro hecho a medida para cuatro corredores(alguno cobrando por correr)y casi profesionalizado.Bueno Pello,que me pierdo,que te recuperes lo antes posible y vuelvas a hacer tu vida normal con tu famila. javi
  • pero que tonterias hablan los ignorantes que no han visto un toro ni en el plato, cada corredor corre el encierro para el no para los demas por sus emociones internas, peio enhorabuena por tu pronta recuperaciony si sigues corriendo adelante y si lo dejas tambien adelante ex corredor 42
  • Aupa Peio, no corras masalvaro
  • He corrido 17 años en los encierros y no se ha enterado más que el toro que tenía al lado. Basta ya de encierros mediáticos y de corredores esponsorizados. Por la recuperación de los encierros de hace 30 años, sin cámaras, pues se han convertido en un peligro añadido, lamentablemente.Corredor
  • ¿porque no callaran los que nunca han corrido el encierro y solo se dedican a criticar y menospreciar a los que los hacemos?RESPETO!...Gracias por volver a la vida Peio. El año que viene nos vemos por estafeta.JULEN M.
  • En relación con los encierros, hay una jota que recuerdo desde pequeño: “Aunque seas de Pamplona / si has de ser un buen navarro / has de correr el encierro / y así serás noble y bravo”.El toro es un animal pacífico que vive tranquilamente en la dehesa y que se ve obligado a defenderse de la jauría humana en que la llamada “Fiesta Nacional” lo envuelve. No puedo entender que los espectadores de una corrida taurina dediquen una solemne y generalizada pitada al toro que mata a un corredor, cuando el pobre animal lo único que ha hecho ha sido usar en defensa propia aquellas herramientas con que la Naturaleza le ha dotado para ello. Parece ser que al muerto de este año en el encierro pretenden dedicarle una calle en su ciudad. Teniendo en cuenta que ha dado su vida EN y POR la Fiesta Nacional, lo lógico sería que en la placa, además de su nombre, figurara la aclaración : “Muerto por la Patria”Un navarro que, según la "jotica", no es noble ni bravo.

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra