Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

Por qué es importante no hacer ejercicio a diario

Diversos estudios demuestran la conveniencia de dejar reposar al cuerpo para evitar lesiones y ciertos trastornos

Un hombre se ejercita sobre una cinta en el gimnasio
Un hombre se ejercita sobre una cinta en el gimnasio
CEDIDA
Actualizada 06/05/2020 a las 11:25

Cuidar de la salud física, y también de la mental, resulta fundamental para llevar una vida sana y practicar deporte es sin duda una de las mejores formas de contribuir a ello. Ejercitarse de forma constante siempre va a ser beneficioso para la salud, se trate de un entrenamiento de alto rendimiento o con el simple objetivo de mantenerse en forma. No obstante, que el deporte deba ser constante no significa necesariamente que debamos practicarlo todos los días.

Los entrenadores y preparadores físicos son los primeros que recomiendan dar reposo al cuerpo para poder ejercitarse mejor. Un estudio realizado en el año 2015 destacaba que descansar es un factor ineludible para poder aprovechar al máximo los beneficios del entrenamiento.

El Centro Nacional de Información Biotecnológica, uno de los departamentos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos en Bethesda (Maryland), explicó en su artículo 'Actividad física y mortalidad en el tiempo libre: un análisis agrupado detallado de la relación dosis-respuesta' la importancia de hacer rutinas y ciclos de ejercicio de diferente intensidad y descansos en relación a la tasa de mortalidad de deportistas, tanto de élite como aficionados.

Entre las múltiples conclusiones obtenidas del estudio, realizado sobre población estadounidense, observaron que el umbral de beneficio de realizar ejercicio físico en el tiempo libre aumentaba entre 3 y 5 veces si se hacía el mínimo recomendado por las autoridades, y ningún riesgo destacable si se multiplicaba por 10 ese mínimo. No así a partir de esa cifra, donde ya se empezaron a encontrar algunas pautas que podían derivar en problemas de salud en población no acostumbrada a la práctica deportiva.

DESCANSO POR GRUPOS MUSCULARES

Una alimentación equilibrada y una dosis de ejercicio son dos de los tres pilares clave para gozar de buena salud. El otro es el descanso.

Como norma básica y general, se recomienda hacer al menos media hora diaria de actividad física, bien sea aeróbica o anaeróbica. Si se establecen rutinas más amplias y específicas, tanto en tiempo como en grupos musculares, es recomendable introducir días de descanso. Si el ejercicio es por grupos musculares (tren superior, tren inferior, etc.), conviene hacerles descansar al menos dos días por semana. Si no, existe el peligro de atrofias musculares por exceso de tensión o lesiones en forma de roturas musculares, tendinitis, etc. Además, la relajación muscular tras el ejercicio favorece la quema de grasa y, por tanto, ayuda a adelgazar.

La regla básica es dejar descansar los músculos entre uno y dos días. Si la rutina de ejercicios es general (sin centrarse en ningún grupo), los especialistas recomiendan hacer descanso absoluto, por ejemplo, los fines de semana o al menos uno de los dos días.

DESCANSO FÍSICO Y MENTAL: EL PELIGRO DE LA VIGOREXIA

La obsesión por hacer ejercicio puede derivar en un trastorno mental: la vigorexia. La psicóloga Elena Guerola Pejenaute y la doctora de medicina primaria María Elena Pejenaute Labari definieron en la revista de 'Formación Médica Continuada en Atención Primaria' en 2018 la vigorexia o dismorfia muscular como "una alteración de la imagen corporal, caracterizada por la subestimación del tamaño y fuerza del cuerpo y el desarrollo de conductas compensatorias desadaptativas".

Con prevalencia entre hombres frente a mujeres (se estima que un 10% de los varones que practican culturismo, pesas y acuden al gimnasio por motivos estéticos podrían tener este trastorno) se detecta por la excesiva preocupación por la apariencia que puede provocarles desde un simple malestar hasta disfunciones sociales severas e incluso "comportamiento suicida".

Entre otras señales de alarma para el entorno de los afectados por la vigorexia, una de ellas es la falta de descanso. Algunos llegan a reducir sus horas de sueño al mínimo mediante el consumo de drogas estimulantes como las anfetaminas. Se requieren como mínimo unas 7 horas de sueño diario, algo que a los vigoréxicos les cuesta cumplir, y por supuesto rechazan descansar un día sin hacer ejercicio, algo que les genera una gran ansiedad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE