Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Destino Navarra

Real Fábrica de Armas de Orbaizeta

La Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaiceta fue construida en el siglo XVIII tras el agotamiento de recursos de la existente en Eugi

Ruinas de la antigua Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta.
Ruinas de la antigua Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta.
David Artigas Sánchez
  • Edurne Garde Eransus
Actualizada 16/07/2020 a las 06:00

Las ruinas de la Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta se encuentran en el valle de Aezkoa, a 11 km del sendero de Aribe y a 5 km de la frontera con Francia. La fábrica, que fue declarada Bien de Interés Cultural gracias a un proyecto de recuperación que se encuentra en marcha, se levantó en el siglo XVIII sobre la antigua ferrería del monte Aezkoa. En este momento, la Real Fábrica de Armas de Eugi había agotado los bosques de su entorno, por lo que Carlos III decidió levantar una nueva instalación. Este lugar se mostraba idóneo para la construcción de la fábrica por la cercanía de yacimientos de hierro, la abundancia de agua en los arroyos y la madera de los bosques cercanos.

Este lugar no solo albergó la fábrica de armas, sino que allí se construyó también un poblado, la iglesia, las viviendas de los obreros, así como un sistema que permitía conectar las carboneras y almacenes minerales con la boca de los hornos a través de unas plataformas aéreas. En el poblado, vivieron más de 150 trabajadores junto con sus familias y tropas de vigilancia.

Este complejo, en el que se llegaron a construir más de 3.600 bombas anuales, cerró en el siglo XIX. Este hecho se vio motivado por su aislamiento que encarecía la materia primera, los altos gastos de mantenimiento y los saqueos continuos que sufrió durante décadas.

LA FÁBRICA, EN RUINAS

El abandono del complejo tras su cierre condujo a la devastación de los edificios construidos hasta las ruinas que se pueden ver hoy en día en su visita.Sin embargo, todavía se pueden distinguir los hornos y la canalización del río Legartza.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE