Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo Navarra

Los cinco lugares más misteriosos de Navarra

¿Sabías que esta tierra también tiene un montón de misterios sin resolver? Desde leyendas increíbles con extrañas muertes cuya existencia nunca se ha podido probar hasta -incluso- avistamientos de ovnis

Ampliar Palacio de Amocain, con una puerta de entrada adovelada de medio punto, en el pueblo abandonado de Amocain
Palacio de Amocain, con una puerta de entrada adovelada de medio punto, en el pueblo abandonado de AmocainAndrea Incera
  • Andrea Incera
Actualizado el 15/02/2022 a las 15:09
Navarra es una tierra fantástica; un universo de contrastes y color. Desde los indómitos verdes hayedos de la Selva de Irati, a las bellas e impresionantes ermitas románicas; lechos de oraciones de peregrinos y viandantes, pasando por las ruinas de lo que un día fueron villas romanas, puentes medievales que atraen sugerentes la mirada de los más románticos pero…
¿Sabías que Navarra también tiene un montón de misterios sin resolver? Desde leyendas increíbles con extrañas muertes  cuya existencia nunca se ha podido probar hasta -incluso- avistamientos de ovnis. Miles de secretos en insólitos rincones están aguardando a ser descubiertos por atrevidos y temerarios viajeros
¿Serás tú uno de ellos?
Si lo tuyo es adentrarte -sin un atisbo de duda- en los enigmas más profundos y desvelar las historias más desconocidas, estás en el sitio adecuado.
Hoy, en Diario de Navarra, te proponemos cinco sitios totalmente alternativos para que disfrutes del turismo en invierno: los cinco lugares más misteriosos de Navarra.

El vecino que arrasó con toda la cosecha de un año en Gallipienzo Antiguo

Cuando cae la noche sobre este precioso pueblo atalaya a orillas del río Aragón que aún parece anclado en el medioevo, algunos aseguran oír las voces de Zacarra, el cabrero de Gallipienzo. Unos gritos que braman a lo lejos…
Cuenta la leyenda que Zacarías Esevarri, conocido como Zacarra, llegó a Gallipienzo junto a su perro Tolín a finales del siglo XIX. Este mozo de 30 años, parco en palabras y amante de los refranes, quedó prendado de Lucy, una de las mujeres del pueblo. Sin embargo, esta ya estaba prometida. 
Zacarra, desolado ante tal situación, no quiso saber nada más de muchachas y decidió dedicarse toda su vida al pastoreo. Su misión consistía en recoger las cabras que se encontraban por los alrededores de la villa y conducirlas hasta los corrales.
Un día, debido a la escasez de agua, un bando de Gallipienzo ordenó expresamente el traslado de las cabras al otro lado de la villa. Una salida que duraría "solo" tres meses. Entonces, Zacarra partió con ellas. 
Pasaban las semanas y nadie fue a hacerle una visita. Zacarra se encontraba anímicamente cada vez peor. Hasta que un día, llegó el momento del regreso a la villa de Gallipienzo. El cabrero decidió tomar el toro por los cuernos y hacer ver al pueblo lo mal que se había comportado. Cuentan que dijo: "No se acuerdan ni de sus cabras, ni mucho menos de sus cabreros. (...) Ya sabéis que amor con amor se paga".
Dicho esto y en venganza, llevó a las cabras a los viñedos cercanos y exclamó: "¡Devorad, arrasad! (...) Os premian así vuestros largos días de ausencia." Entonces, los animales arrasaron con toda la cosecha de un año.
Zacarra regresó al centro y todo el pueblo se enteró de la “zacarrada”. Cuentan que el alcalde habló con él y que nadie tomó represalias por su fechoría, entendiendo lo que había sucedido.
Gallipienzo Antiguo, la localidad donde se cuenta la leyenda de 'Zacarra, el cabrero de Gallipienzo'
Gallipienzo Antiguo, la localidad donde se cuenta la leyenda de 'Zacarra, el cabrero de Gallipienzo'J.C. Cordovilla

Felicia de Aquitania, la duquesa francesa que fue asesinada por su propio hermano en Amocain

Este pequeñito despoblado ubicado en el valle de Egüés tiene una leyenda la mar de curiosa que además, es una de las historias más famosas que se puedan contar en el Camino de Santiago. No es otra que la leyenda de Felicia, la hija de los duques de Aquitania.
Aunque no hay documentos oficiales que prueben la existencia real de esta historia y hay multitud de versiones, la esencia de todas ellas es prácticamente la misma. La leyenda narra las "aventuras" de Felicia, hija de los duques de Aquitania y hermana de Guillén.
La familia vivía en un palacio en Aquitania; rodeada de lujos y riqueza. Un día, los jóvenes muchachos decidieron peregrinar hacia Compostela. Mientras caminaban, Felicia quedó embelesada por la experiencia y las largas jornadas de charlas con los peregrinos, sintiendo la fe del Apóstol. Tras replantearse su existencia, decidió convertirse al cristianismo.
Los mozos partieron de vuelta hacia Francia y cuando estaban pasando por Amocain, la hija de los duqueses decidió quedarse allí a servir en el Señorío de Amocain. Por el contrario, su hermano Guillén siguió rumbo hacia Aquitania.
Se lo contó a su madre, la duquesa y esta, montando en cólera, le mandó volver a por Felicia. Su hermano regresó a Amocain para transmitirle el mensaje de su madre. Sin embargo, su hermana estaba totalmente convencida con su nueva vida. 
Entonces... cuentan que sucedió algo aterrador
Guillén, frustrado por haber fallado en el mandado, sacó un cuchillo. Su hermana apenas tuvo opción de defenderse y el hombre, loco de ira, se lo clavó; matándola en el acto. Después, la enterró.
Se arrepintió de haber cometido tal crimen y marchó hasta Roma, para confesárselo al Papa. El Papa le ordenó que desenterrara a Felicia, dejara los restos sobre una mula y que allá donde se detuviera el animal, el joven levantaría una ermita. El aquitano así lo hizo. 
Regresó a Amocain y posó los restos de Felicia sobre el animal.
La mula cruzó el valle de Egüés y se adentró en el de Aranguren. La leyenda narra que, justo en la villa navarra de Labiano, la mula se detuvo y se desplomó. Fue allá donde Guillén levantó una ermita donde hoy día, se dice, se encuentra el cuerpo de Felicia
Dicen que en Obanos fue donde el hijo de los duques de Aquitania decidió retirarse como ermitaño hasta sus últimos días.
Iglesia de la aparición de San Miguel, en el pueblo abandonado de Amocain
Iglesia de la aparición de San Miguel, en el pueblo abandonado de AmocainAndrea Incera

D.C.B. Walker, el aviador británico que cayó en Peña

Este pueblecito perteneciente a la merindad de Sangüesa era antiguamente una villa con bastante movimiento puesto que servía como ‘bastión’ defensivo de la frontera de Aragón (incluso llegó a contar con un castillo). Sin embargo, hoy está prácticamente deshabitado y muchas de sus casas ya se han venido abajo, convirtiéndose en una hilera de piedras que albergan multitud de extraños secretos.
Uno de ellos tuvo lugar el 11 de noviembre de 1943. Entonces, el mundo estaba sumido en la II Guerra Mundial y Peña se encontraba al margen. Cuentan que ese día, los aldeanos celebraban su propia procesión dedicada a su patrón, San Martín. Pero lo que no sabían es que estaban a punto de presenciar algo inédito
El piloto británico D. C. B. Walker, de 28 años, sobrevolaba los cielos junto a su copiloto, A. M. Crow. Sin embargo, las tropas nazis que estaban en el suroeste francés los detectaron en pleno vuelo y trataron de derrocarlos. El vuelo de los británicos se convirtió entonces en una agónica travesía
El copiloto A. M. Crow pudo saltar en paracaídas, aterrizando en el vecino Sos del Rey Católico. Sin embargo, Walker murió dentro del aparato.
Al caer el artefacto del cielo, los vecinos de Peña acudieron a ver qué había sucedido. Desconociendo quién era aquel joven, lo enterraron en un pequeño arbolado.
En 1956, el hermano del capitán Walker fue hasta el poblado para colocar la lápida que conmemorase a su familiar y, por tanto, al fatídico accidente.
A día de hoy, aunque algo escondida entre la vegetación, se puede visitar en el cementerio de la localidad donde se encuentran los restos del aviador.
Despoblado de Peña, la villa en la que cayó un aviador británico
Despoblado de Peña, la villa en la que cayó un aviador británico en 1943J.C. Cordovilla

La mayor fuga de presos de la historia en el Fuerte de Alfonso XII

También conocida como Fuerte de San Cristóbal, esta es la fortaleza militar más famosa de Navarra. A finales del siglo XIX, el rey Alfonso la mandó construir como fortín defensivo. Sin embargo, con el estallido de la Guerra Civil española, el Fuerte pasó a ser una cárcel de presos políticos.
La noche del 22 de mayo de 1938, 2.487 personas que estaban detenidas se fugaron de la prisión, convirtiéndose en la mayor fuga de presos de la historia. Sin embargo, solo tres llegaron a Francia. 207 fueron asesinados y el resto, volvieron al centro penitenciario.
En 1941, el Fuerte de San Cristóbal pasó a ser un sanatorio para presos tuberculosos y el 6 de julio de 1945, el penal cerró sus puertas para convertirse en un almacén para municiones.
El fuerte Alfonso XII del monte San Cristóbal, de puertas abiertas
El fuerte Alfonso XII del monte San Cristóbal, de puertas abiertasJosé Antonio Goñi

Un avistamiento OVNI en la base militar americana de Gorramendi

¿Sabías que los americanos estuvieron en Navarra? 
Allá por el año 1953 en Elizondo, se alcanzó un acuerdo hispano-americano que consistía en la instalación de una base militar de alerta y control, perteneciente a las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos de Norteamérica.
Se levantó una estación de radar y una estación de comunicaciones. Esta última pertenecía a la red 486L y estaba conectada con Inglaterra y Madrid. En 1964, en plena Guerra Fría, se puso en servicio y pasó a convertirse en la red de microondas más larga de la OTAN.
En 1968, cuatro años más tarde de su puesta en servicio, los vecinos y militares del valle de Baztan cuentan que presenciaron algo insólito: una luz suspendida en el aire se aproximaba hacia ellos. El objeto volador no emitía ruido y proyectaba luces de distintos colores
Minutos más tarde, se elevó hacia lo más alto, hasta desvanecerse.
Como si nada.
De hecho, en el programa de Cuarto Milenio, el periodista Lander Santamaría narraba cómo lo había vivido puesto que aquella noche, se encontraba en el lugar del suceso: "Cuando iba en coche con cinco amigos de camino a Pamplona, en torno a las 11.30h de la noche, presenciamos una explosión luminosa, sin ruido alguno. De repente, se hizo de día; era como una chispa eléctrica que iluminaba todo. Después, desapareció." 
Esta estación se desmanteló en 1974 pero hoy día, se pueden ver algunas de sus ruinas y escombros en lo alto del monte.
Como dato curioso, Gorramendi no es el único sitio en Navarra donde se han avistado objetos voladores no identificados
Según los documentos confidenciales desclasificados de Defensa del Gobierno de España, también ha habido avistamientos en Burlada y en las Bardenas Reales en los años 1975, 1980 y 1988.
Nunca se ha llegado a averiguar la procedencia de estos extraños fenómenos.
Vistas de Gorramendi y sus antenas, el monte donde los americanos establecieron una base militar en 1964
Vistas de Gorramendi y sus antenas, el monte donde los americanos establecieron una base militar en 1964J.C. Cordovilla
volver arriba

Activar Notificaciones