Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada Camino de Santiago

Aragón abre el camino

A uno y otro lado del puerto de Somport, la relación entre Aragón y Francia fluye de forma natural e histórica. Por este puente de unión, transita la denominada Vía Tolosana del Camino de Santiago, una ruta milenaria que fue declarada Itinerario Cultural Europeo en 1987 y, seis años después, Patrimonio Mundial por la UNESCO

Dos peregrinos pasan por el término de Undués de Lerda, en la Comarca de Cinco Villas de la comunidad autónoma de Aragón.
Dos peregrinos pasan por el término de Undués de Lerda, en la Comarca de Cinco Villas de la comunidad autónoma de AragónTurismo de Aragón
Publicado el 03/10/2021 a las 06:00
Los ecos de la leyenda que situaba la tumba del apóstol Santiago en los confines del mundo y su hallazgo en la Península Ibérica trajo consigo el desarrollo de esta peregrinación, que supuso un intercambio cultural sin precedentes entre los nacientes reinos europeos. El camino, atraviesa los lugares donde nació Aragón, como condado dependiente del Imperio Carolingio en torno al año 800. Y además permitió la construcción de puentes, monumentos y edificios de enorme interés.
El que es conocido como Camino francés, prolongación de la Vía Tolosana, cruza los Pirineos procedente de Toulouse por el puerto de Somport, a 1.649 m de altitud, y su recorrido discurre por el valle del Aragón desde su cabecera hasta su entrada en Navarra, a la altura del embalse de Yesa. La construcción del hospital de Santa Cristina y el hecho de que Jaca se convirtiera en capital de Aragón y uno de los centros urbanos principales del Pirineo, hicieron que el camino se derivara por esta ruta desde el siglo XI.
El camino francés a su paso por Aragón vive su esplendor en los siglos medievales y cae en abandono a partir del siglo XVI. Hoy la rama aragonesa del camino francés o histórico sigue siendo la misma gracias al trabajo de estudiosos o el interés de ciertas instituciones y asociaciones de amigos del camino durante el siglo XX. La construcción de las impresionantes pasarelas que han facilitado la unión de Francia y España por Somport, ha convertido este punto en un lugar imprescindible a conocer para los amantes de la ruta jacobea.
PAISAJE Y PATRIMONIO DE LA MANO
El Camino de Santiago Francés que transita por Aragón une, a su carga histórica y belleza patrimonial, un paisaje de ensueño que da inicio en pleno Pirineo, donde las estaciones del año aportan una increíble variedad cromática.
Aquellos que se acerquen a conocer este primer tramo aragonés del Camino de Santiago, transitarán por lugares únicos como el hospital de Santa Cristina; la ermita de San Vicente en Aruej; la estación internacional de ferrocarril, la torreta de Fusileros, el puente de peregrinos y la iglesia de la Asunción en Canfranc; o el dolmen y la cueva de las Guixas en Villanúa.
Camino de Jaca el trazado y el río van perdiendo energía de relieve adentrándose primero en los dominios del Flysch y expandiéndose luego en un amplio fondo de valle. Desde allí, el caminante transita aguas abajo del río Aragón, donde encontraremos el bello puente de San Miguel. Parada obligada en Jaca para conocer su catedral y su recinto amurallado o Ciudadela. Desde aquí, y en dirección a Puente la Reina de Jaca, el camino lleva hasta Santa Cilia, cuya historia está unida al Real Monasterio de San Juan de la Peña, otro de los lugares mágicos que no debe perderse el peregrino.
Real Monasterio de San Juan de la Peña, situado en Botaya.
Real Monasterio de San Juan de la Peña, situado en BotayaTurismo de Aragón
El camino se aleja del río, adentrándose en el dominio de las sierras de conglomerados y areniscas y termina su recorrido por La Jacetania. Como elemento patrimonial destacable de este tramo, encontraremos el bello molino de Arrés.
Por último, los pasos del caminante se adentran en las Cinco Villas, en el dominio de las sierras de areniscas, lutitas y margas, separándose ya del valle del Aragón. Nos recibirá en este espacio la ermita románica de San Juan Bautista o los núcleos de Ruesta y Undués, desde donde se dirige ya hasta Navarra, donde los más valientes pueden seguir su peregrinar hacia Santiago.
volver arriba

Activar Notificaciones