Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Destino Navarra

San Esteban de Deyo: un castillo con historia, cambios y conquistas

El castillo de Monjardín, conocido también como el castillo de San Esteban de Deyo, data del siglo X y está situado en lo alto de Villamayor de Monjardín, a 890 metros de altura

Una vista panorámica del castillo de Monjardín
Una vista panorámica del castillo de MonjardínArchivo
  • Alba Cidoncha Sádaba. Pamplona
Actualizado el 14/07/2021 a las 19:23
El castillo de Monjardín, conocido también como el castillo de San Esteban de Deyo, fue uno de los castillos más inexpugnables del Reino de Navarra. La fortificación data del siglo X y está situado en lo alto de Villamayor de Monjardín, en un altozano de 890 metros.
Fue una fortaleza mora con la dinastía de los Banu Qasi de Tudela y fue conquistada por el rey Sancho Garcés I en el año 908. La leyenda sitúa aquí los restos del monarca navarro. Esta fue una conquista importante, ya que era la puerta para poder introducir a los ejércitos navarros en el valle del Ebro.
Existen crónicas de que el castillo fue sitiado por las fuerzas de Carlomagno y meses después por el Emir Abd al-Rahman I de Córdoba.
Desde la conquista de Sancho Garcés I y hasta el siglo XIX, el castillo fue moneda de cambio entre la corona y la iglesia, y poco a poco se abandonó. Es cierto que recuperó su papel bélico durante las guerras civiles carlistas de los años 1836 a 1840 y de 1872 a 1876. Sobre todo, en la batalla de Montejurra.
SAN ESTEBAN DE DEYO
El antiguo nombre de Monjardín era Deyo. Cuando se construyó la ermita dedicada a San Esteban, se le puso el nombre de San Esteban de Deyo hasta los siglos XII y XIII. Hace más de mil cien años se reunieron en dicho castillo las más altas representaciones de Navarra para honrar la memoria del rey enterrado.
Del recinto medieval del castillo quedan los muros de piedra arenisca y el viejo aljibe. También hay restos de la torre del homenaje. El castillo mide unos setenta y dos metros de largo y en su parte más ancha alrededor de treinta metros.
También actúa de mirador por su ubicación. Desde él se pueden contemplar de los Pirineos a la sierra riojana de Cameros; del Moncayo al escarpado Aitzgorri guipuzcoano; desde la Higa de Monreal a Yoar. También de Andía a Lóquiz, pasando por Urbasa. Además de los estratos de Montejurra y los valles de Tierra Estella.
Además del castillo se puede visitar el propio pueblo de Villamayor de Monjardín, por el que transcurre el Camino de Santiago. Otra posible visita es la iglesia románica y protogótica de San Andrés o la fuente medieval de los Moros. Este aljibe medieval, construido hacia el año 1200, fue pensado para refrescar y permitir el lavado de los peregrinos que realizan la ruta jacobea.
¿SABÍAS QUE...?
Una donación al monasterio de Irache
En el año 1033 el castillo de Monjardín fue donado por Sancho III el Mayor al monasterio de Irache. Se han recogido documentos que dicen: “Protegen de la invasión castellana Pancorvo, Término y Lantarón pero cierran el paso en primer término Marañón, Punicastro y más atrás al norte Estella reforzado con el castillo de Monjardín, que está en manos de los monjes de Irache”. 
El mirador de Navarra desde el que se pueden ver más pueblos
Se han llegado a observar desde el mirador del castillo de Monjardín hasta 60 pueblos navarros. En la cumbre del monte, entre las ruinas y la maleza creciente, se sostiene todavía hoy la ermita de San Esteban de Deyo también conocida como la Santa Cruz de Monjardín, erigida a finales del siglo XVI y reformada con posterioridad.
volver arriba

Activar Notificaciones