x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Turismo

De turismo por Navarra: Recorre el románico

La ruta del románico en Navarra incluye 54 monumentos, diseminados por toda su geografía, que han sido declarados Bien de Interés Cultural y que deben su construcción al Camino de Santiago

Fotografía de Santa María de Ujué durante su tradicional romería.

Fotografía de Santa María de Ujué durante su tradicional romería.

02/08/2019 a las 06:00
Etiquetas
  • Iranzu Larrasoaña
A+ A-

Sí, Navarra le debe mucho al Camino de Santiago, empezando por el legado artístico y arquitectónico que ha dejado diseminado por toda su geografía. La Ruta Jacobea se convirtió durante el Medievo en una arteria espiritual, cultural y artística, contribuyendo así a que hoy se pueda visitar un nutrido número de iglesias, monasterios, catedrales y obras de arquitectura civil que deben su construcción al Camino de Santiago.


Por la Comunidad foral, la puerta de la Ruta Jacobea a la Península Ibérica, se cruzan dos vertientes del Camino de Santiago. Por un lado está la que entra por el Pirineo, atravesando Roncesvalles. Por el otro la que, procedente de Aragón, cruza Sangüesa, dentro del llamado Camino Francés. Las dos vías se juntan en Puente la Reina y han dejado un legado artístico y arquitectónico que no se puede dejar de visitar.


Desde el Pírineo hasta la Ribera, pasando por la Cuenca de Pamplona y la Zona Media. En cada rincón de Navarra es posible encontrarse con las huellas del románico. Se trata de un estilo que surgió en Europa y que estuvo vigente durante los siglos XI, XII y XIII. Los edificios enmarcados dentro de este estilo se caracterizan por la anchura y robustez de sus muros, el uso del arco de medio punto y la sobriedad de la ornamentación.


Desde el Gobierno de Navarra proponen una ruta que recorre los 54 monumentos más importantes del románico en la Comunidad foral. Todos ellos han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y están repartidos por toda la geografía del territorio.


La mayoría de las paradas de esta ruta se concentran en tres zonas; el Pirineo, la Zona Media y la Ribera. Lugares en los que podemos encontrar edificaciones tan atractivas como el Silo de Carlo Magno en Roncesvalles, el Palacio de los Reyes de Navarra de Estella, Santa María de Eunate, la iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué o el monasterio de La Oliva en Carcastillo.


SIN SALIR DE PAMPLONA


Sin embargo, las huellas del románico también se pueden visitar sin salir de la Cuenca de Pamplona. La catedral de la capital navarra todavía conserva elementos románicos pertenecientes a una primera catedral que fue derruida para ser sustituida por la actual, de origen gótico. La capilla de Jesucristo y la puerta de la cillería son de los pocos vestigios del románico que se pueden encontrar en el templo.


Otro de los elementos románicos con los que cuenta la ciudad es el puente de la Magdalena. Se trata de la puerta de entrada del Camino de Santiago a la capital navarra y llama la atención porque presenta el mismo estilo que el de Puente la Reina. Sus arcos iniciales, de medio punto, fueron sustituidos en el siglo XV por otros más apuntados. En uno de sus lados, un crucero con una imagen de Santiago recibe a los peregrinos.


Ya fuera de la ciudad, en Lete de Iza, se puede visitar el monasterio de Yarte, quizá el más desconocido de toda Navarra. Perteneció al monasterio de Iratxe hasta la Desamortización. Aunque han desaparecido muchos de los edificios originales, en la actualidad conserva la ermita románica de Santa María de Yarte y varias edificaciones en ruinas. La iglesia de San Esteban, en Eusa, es otro de los grandes desconocidos del románico en Navarra. Está considerada como una de las mejores iglesias porticadas de la Comunidad foral y llama la atención por los tres canecillos de la portada principal del pórtico.

 

Ruta 1: El Pirineo románico en Navarra

La influencia del Camino de Santiago en la zona norte de Navarra ha marcado profundamente la arquitectura del Pirineo, en el que a día de hoy se pueden encontrar una decena de edificios románicos. Uno de los más visitados es el santuario de San Miguel in Excelsis. Levantado en la sierra de Aralar permite disfrutar de una impresionante panorámica. En su interior alberga un tesoro románico, su retablo esta considerado cumbre de la esmaltería europea.


En la Colegiata de Roncesvalles también se puede perder el visitante en los encantos de este estilo artístico. El Silo de Carlomagno, también conocido como Capilla del Santo Spiritus, es el edificio más antiguo y está asentado sobre una cripta en la que, según la leyenda, un derrotado Roldán clavó su espada.


Entre las joyas del románico destaca también Nuestra Señora de Muskilda, en Ochagavía, una ermita rodeada de paisaje que emerge con tintes de arquitectura pirenaica. Los despoblados de Guerguitiaín y Vesolla siguen vivos gracias a sus tesoros románicos; la iglesia de San Martín y la de Vesolla respectivamente.

Recorre el románico en Navarra

 

Ruta 2: Los tesoros de la Zona Media

Para los apasionados por el arte románico la Zona Media de Navarra es el lugar perfecto para perderse con cerca de una treintena de edificaciones en las que se pueden encontrar, cuando menos vestigios de este estilo.


Al fijarse en sus monasterios, destacan el de Santa María de Iranzu, en Abárzuza, y el de San Salvador de Leyre, en Yesa. El primero está habitado en la actualidad por los padres teatinos mientras que el segundo lo habitan los monjes benedictinos.


En Estella se encuentra una de las iglesias románicas más visitadas de la zona, San Pedro de la Rúa, que encaramada en un alto de la ciudad conserva un claustro que está considerado como uno de los conjuntos de mayor riqueza escutórica del románico en Navarra. También llama la atención Santa María de Eunate, una de las iglesias más sugerentes del Camino de Santiago gracias a su planta octogonal. Otros de los monumentos que se recomienda visitar son el cerco de Artajona, el Palacio de los Reyes de Navarra, localizado en Estella, o la iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué.

Recorre el románico en Navarra

 

Ruta 3: Monasterios con encanto en la Ribera

La Ribera es sinónimo de tierra de monasterios. En su territorio se pueden encontrar algunos de los más visitados en Navarra. El monasterio de La Oliva, en Carcastillo, es uno de ellos. Su amplia iglesia románica es uno de los ejemplos más genuinos del arte cisterciense de España. En Fitero se encuentra el primer monasterio de la orden del Císter en la Península Ibérica y uno de los pocos integrados en un pueblo. Por su parte, el de Tulebras es el primer cenobio femenino que el Císter fundó en España.


Entre las construcciones románicas de la época destaca también la Catedral de Santa María de Tudela, que fue construida en el siglo XII sobre la mezquita mayor de la villa. Destaca en ella un claustro de grandes dimensiones que se levantó a finales de siglo.


El recinto amurallado de Rada, en Murillo el Cuende, es otro de los puntos de interés de esta ruta. Emplazado estratégicamente en lo alto, gozó de una gran importancia defensiva en el Medievo. En él se pueden localizar los restos de un castillo del siglo XII, un lienzo de la muralla, un torreón circular y la iglesia de San Nicolás.

Recorre el románico en Navarra

MAPA DEL VIAJERO

 

 

  • Monasterio de Santa María de Zamarce. Uharte Arakil. Se conserva la iglesia con su portada románica.
  • Ermita de Santa María de Arce. Arce. Coincide estéticamente con otros templos del románico navarro rural.
  • Iglesia de San Martin. Artáiz. Destaca su cuidada escultura.
  • Basílica de Santa Fe. Urraul Alto. Un ejemplo del tardo-románico.
  • Ermita de Santa María del Campo. Navascués. De influencia jaquesa.
  • Iglesia de San Nicolás. Pamplona. Conserva resquicios románicos.
  • Archivo Real y General de Navarra. Pamplona. Fue residencia de reyes.
  • Puente de San Pedro. Pamplona. Se cree que es el más antiguo de la ciudad.
  • Iglesia de Santa María. Gazólaz. Destaca el atrio porticado.
  • Iglesia Sanjuanista. Cizur Menor. Fue monasterio y hospital de peregrinos.
  • Iglesia de San Miguel. Estella. Se construyó sobre un cerro con vocación de fortaleza.
  • Iglesia Santa María Jus del Castillo. Estella. Está ligada al pasado judío de la localidad.
  • Iglesia del Santo Sepulcro. Estella. Su fachada es gótica pero el ábside de la nave del Evangelio es románico.
  • Monasterio de Iratxe. Ayegui. El primer hospital de peregrinos de Navarra.
  • Iglesia del Santo Sepulcro. Torres del Río. Posee una planta octogonal.
  • Iglesia de San Andrés de Learza. Etayo. Templo de tono rojizo.
  • Torre de Arellano. Arellano. Torre-atalaya construida en forma de prisma cerrado de planta cuadrada.
  • Iglesia de Santa María de Eguiarte. Lácar. Destaca su atrio con arcos de medio punto, vigas de madera y columnas rectangulares.
  • Puente románico. Puente la Reina. Fue uno de los puentes más importantes de Europa.
  • Iglesia del Crucifijo. Puente la Reina. Cuenta con dos naves, una románica y otra gótica.
  • Iglesia de Santiago el Mayor. Puente la Reina. Se conservan algunos muros exteriores y dos portadas.
  • Iglesia San Pedro ad Víncula de Echano. Olóriz. Tiene su portada orientada al norte en vez de al sur o al este, como era habitual.
  • Hórreo de Iracheta. Iracheta. Se utilizó para almacenar y cobrar el diezmo.
  • Iglesia Santo Cristo de Cataláin. Garinoain. Fue hospital de peregrinos y se ve en ella la influencia de Jaca.
  • Iglesia y cripta de San Martín. Orisoain. Es una de las cuatro iglesias con cripta que hay en Navarra.
  • Iglesia de la Asunción. Olleta. Perteneció a la orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén.
  • Iglesia de San Martín de Tours. San Martín de Unx. Es un excelente mirador del paisaje del entorno.
  • Iglesia de San Pedro. Olite. Es la iglesia más antigua de la localidad.
  • Iglesia San Adrián de Vadoluengo. Sangüesa. Pequeño templo de propiedad privada.
  • Iglesia de Santa María de la Real. Sangüesa. Su estilo corresponde a la transición del románico al gótico. Iglesia de Santiago. Sangüesa. La influencia de la Ruta Jacobea se hace visible en la ornamentación.
  • Iglesia de Santa María Magdalena. Tudela. Representa el estilo románico más puro que puede verse en Tudela.
  • Iglesia San Juan de Jerusalén. Cabanillas. Fue testigo de la misión de los monjes hospitalarios que atendieron a los peregrinos.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra