Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Moda

Laura Corsini, una joven diseñadora que cambió los ladrillos por los tejidos

"Estoy contenta. En este año tan duro hemos crecido un quince por ciento", asegura

Una chaqueta de la marca Bimani
Una chaqueta de la marca Bimani
  • Efe. Madrid
Actualizada 07/02/2021 a las 11:39

Laura Corsini pertenece a una de las sagas inmobiliarias más ricas y grandes de España, pero ella prefirió cambiar los ladrillos por los tejidos para crear una firma de moda "solo de prendas básicas" que comenzó vendiendo camisas a amigos y familiares y ahora tiene una facturación que roza los cinco millones de euros.

"Estoy contenta. En este año tan duro hemos crecido un quince por ciento", asegura en una entrevista Laura Corsini, quien reconoce que la falta de actos sociales ha dañado al sector textil.

Antes de la llegada de la covid-19, la empresa Bimani (antes Bimbo 13) crecía a un ritmo de un 50 por ciento, una cifra que se aleja mucho de lo facturado en 2020. "Doy gracias, es un regalo haber crecido en plena pandemia", asegura Corsini, quien dice que está "muy expectante, a ver qué ocurre".

Aunque la situación económica es complicada en general y en el textil en particular, Laura Corsini, de 30 años, continúa su expansión a través de tiendas propias, ya cuenta con una en Madrid y otra en Valencia. "Con la pandemia no hemos podido abrir en Barcelona", reconoce.

Y entre los planes estratégicos de la compañía, se encuentra "la diversificación del producto con una línea de ropa para niños y otra de decoración para el hogar".

Su empresa de moda da trabajo a treinta personas, un negocio que comenzó con 22 años, en el verano de 2012, tras terminar sus estudios en Dirección y Administración de Empresas en ICADE y antes de empezar ese septiembre Diseño de Moda en Marangoni, París.

"No tenía nada claro, pero la moda me gusta mucho, más desde que hice prácticas con Ágatha Ruiz de la Prada", dice Corsini, quien reconoce que el trabajo de esta diseñadora le inspiró: "Somos grandes amigas, ha sido mi madrina en el mundo de la moda".

Mientras llegaba el momento de retomar sus estudios, Corsini aprovechó el tiempo para recorrer China con unos amigos. Y allí en el mercado de la seda de Shanghai, donde los hombres se hacen trajes a medida, encontró de casualidad un tejido "mágico" que no se arruga con el que comenzó a confeccionar prendas cómodas y atemporales que personalizaba con abalorios, pedrería o encajes antiguos.

Prendas que vendió a familiares y amigos antes de instalarse en París. Y así, sin apenas darse cuenta, su pasión por la moda se convirtió en un proyecto empresarial con la ayuda de su madre.

"Desfilar es una de mis ilusiones, pero voy a esperar el momento oportuno", dice esta joven emprendedora a quien no le interesan las tendencias porque prefiere "apostar por prendas que sientan bien".
Corsini reconoce que Bimani refleja su estilo y su personalidad: "Solo sale a la venta lo que a mí me gusta, Bimani soy yo misma, lleva mi ADN".

Está convencida de que el éxito de este proyecto es fruto del "trabajo en equipo", aunque reconoce que un motor importante han sido las redes sociales.

"Todo lo que subo a las redes se vende, el día que no pongo nada, las ventas disminuyen", dice esta joven que tiene más de 238 mil seguidores en Instagram y sueña con crear marca española.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE