Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Moda

Desirée Arellano, en la pasarela San Sebastián Moda Festival

La diseñadora navarra presentará treinta prendas en su primer desfile

La diseñadora Desirée Arellano Galarreta, natural de Corella y afincada en Pamplona desde hace veinte años.
La diseñadora Desirée Arellano Galarreta, natural de Corella y afincada en Pamplona desde hace veinte años.
CEDIDA
Actualizada 23/10/2020 a las 06:00

Cuando Desirée Arellano Galarreta (Corella, 1978) comenzó hace cinco años los estudios de Diseño de Moda lo hizo por una motivación personal. Su espíritu inquieto, las ganas de estudiar y su afición por la costura fueron motivos suficientes para que se marcara un nuevo desafío en el que se adentró tras más de veinte años dedicada a la restauración y la enfermería. Su primer paso fue crear el año pasado Matsu Studio, su propia galería de moda, mientras que mañana cumplirá otro de sus retos. No es otro que presentar su nueva colección en San Sebastián Moda Festival (22 al 24 de octubre), una de las pasarelas consolidadas en el mundo de la moda que en esta edición combinará las actividades online con los desfiles presenciales debido a las medidas de seguridad marcadas por la pandemia.

La iglesia del Museo de San Telmo extenderá mañana la alfombra roja para acoger siete desfiles, entre los que se encuentra el de Matsu Studio. La diseñadora navarra presentará su última colección, en una jornada en la que también desfilarán Aldabaldetreku, Inge Zubeldia (Tolosa), Álex Vallejo Joyeros, Sophie et Voilà (Bilbao) y los dos desfiles de Kutxa Kultur en los que se darán cita jóvenes diseñadores emergentes. Con los nervios previos a su primera pasarela y con el protocolo sanitario por la covid-19, Desirée Arellano afronta con ilusión este paso adelante en su faceta de diseñadora, un camino que quiere recorrer sin prisa, pero sin pausa. “Es mi primer desfile y estoy muy contenta. Voy poco a poco, pero siempre trabajo pensando en crecer y este desfile es importante para mí”.

 

ESTILO ATEMPORAL

Doce looks servirán mañana para presentar las treinta prendas que ha diseñado y con las que quiere mostrar su concepción de la moda, lo que ella denomina el “universo Matsu”. Se trata de un estilo que define como atemporal, lineal, incluso minimalista, con cierto aire retro o clásico, pero con unas señas de identidad en cuanto a los tejidos, patrones y mucho color. “Son prendas pensadas para que perduren, como un fondo de armario, con tejidos rompedores y, sobre todo, con diseños en los que prime la comodidad. Es como un fondo de armario, esa es la base”. Así lo mostrará mañana en su nueva colección que, inspirada en el Bosque de Quinto Real, llenará la pasarela de flores, abrigos en color tierra y otras prendas en la gama de tostados, azules, rosas, verde y piedra. A la colección le he dado un contexto que evoca al otoño, a la tierra. La tenía pensada desde el año pasado. Es como simular con los tejidos y colores esa estación, cuando las hojas van cambiando de color o hay musgo en el bosque. El verde está por todas partes”.

Desirée Arellano no tiene intención de hacer grandes colecciones, entre otras cosas, porque no se define con su forma de entender la moda. Por el momento, su firma gira en torno a colecciones cápsulas, exclusivas y atemporales que evocan una moda más artesanal. “He aprendido que las cosas bien hechas cuestan mucho tiempo y esfuerzo. Hago colecciones pequeñas porque me siento cómoda y me permiten jugar con la exclusividad, el cuidado de las prendas y la utilización de tejidos que tengan fuerza. No soy demasiado de tendencias, las tengo en mente, pero me fijo mucho en lo que veo en la calle, en la comodidad y en lo que pide el público. Por ello, vamos a seguir creando colecciones, trabajando con calma, haciéndonos un poco más grande. Y luego ya llegará el salto, mi objetivo es ir afianzando la firma, que se nos vea y se nos reconozca a nivel nacional”.

 

ENFERMERA Y DISEÑADORA

Detrás de Matsu Studio hay toda una historia de vida, la de una mujer que decidió hace veinte años convertirse en enfermera antes que diseñadora y que ahora, a sus 42 años, apuesta por hacer convivir sus dos vocaciones y trabaja como enfermera en el Hospital de Navarra y como diseñadora en su taller de costura de Pamplona. Su interés por la enfermería tiene su origen en su niñez cuando, con tan solo cuatro años, fue operada de corazón en la Clínica Universidad de Navarra. Y su pasión por la moda también se remonta a la infancia, pues vivió entre tejidos ya que su madre tenía un taller de confección de prendas de ropa en Corella al que acudía con frecuencia. “Desde pequeña quise ser enfermera. Pasé muchas horas en un hospital y aprendí el cariño y la dedicación de los sanitarios. Así nació mi vocación. En cuanto a la moda, lo llevo en la sangre. Mi madre se dedicaba a la costura, sobre todo en piel, y he crecido viéndola coser, ayudándole a cortar patrones”.

Cuando tuvo que decidir su futuro profesional, se decantó por estudiar Enfermería. “Quería estudiar Diseño de Moda, pero en aquellos años no era una carrera profesional, no estaba cualificada, se veía como algo complicado”, recuerda la diseñadora que, por cuestiones del destino, no comenzó a trabajar en ninguna de sus dos vocaciones. La vida le llegó al mundo de la restauración donde ha trabajado veinte años vinculada al Grupo Maher. Primero, en el restaurante de Cintruénigo. Después, durante once años, al frente de la restauración de Baluarte que regentaba dicho grupo.

Hasta que en 2015, decidió dar un nuevo giro a su tránsito vital y consideró que había llegado el momento de retomar los estudios y adentrarse en el mundo de la moda. “Soy de la generación del 78, un poco plural, que siempre me ha gustado hacer bastantes cosas a la vez. Soy muy inquieta, nunca paro y lo que quería era seguir estudiando, seguir formándome y hacer cosas nuevas. Lo de Baluarte terminó, llegó la crisis y nos cambió la vida a todos, así que me fui a Londres a perfeccionar el inglés. Hasta que decidí ponerme a estudiar Diseño de Moda, que compaginé con mi trabajo en el hospital”.

Desirée Arellano se ha formado como diseñadora en Pamplona en Creanavarra, así como en las escuelas Saint Martins o Bachelor of Fashion Design, ambas en Londres. Unos estudios que compaginó con su trabajo en el hospital, mientras que también participó en los Encuentros Jóvenes Diseñadores de 2017, certamen en el que resultó premiada junto a su compañera Elena Ruiz de Erenchun con la colección Earthy Bubbles. “Cuando se quiere, se pueden compaginar muchas cosas, hay tiempo para todo. Y a mi me gusta aprender, estudiar, seguir formándome. Es una de mis convicciones de vida. Sigo trabajando en el hospital y de dedico al diseño todo el tiempo que me queda disponible. Me encanta estar en el hospital, pero también en el taller. Cuando estoy diseñando, me siento muy bien, me reconforta mucho”.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE